Pidió a la oposición compromiso para estar en el gobierno

Vázquez: El FA será al siglo XXI lo que el Batllismo en el XX

El presidente electo Tabaré Vázquez, al describir cómo será su segundo mandato, hizo un paralelismo con las reformas de José Batlle y Ordóñez, que marcaron al Uruguay del siglo XX.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vázquez junto a Darío Pérez, Pablo Pérez y Horacio Díaz. Foto: R. Figueredo

"Trazaremos las líneas de larga duración del Uruguay del siglo XXI en términos institucionales, políticos, productivos, económicos, sociales y culturales. Que a nadie le llame la atención porque esto no es inédito. En el siglo XX el primer Batllismo matrizó la marcha de ese siglo. En el siglo XXI matrizará la marca de este siglo nuestro Frente Amplio", anunció Vázquez, que anoche en Maldonado, en el marco del 44 aniversario del Frente Amplio, tuvo su último acto antes de asumir el próximo 1° de marzo.

"Eso supone una visión estratégica que abarque varias décadas hacia delante y que parta de respuestas a preguntas tan básicas e ineludibles como: ¿cuántos vamos a ser los uruguayos en el 2050? ¿Qué edades vamos a tener? ¿Dónde residiremos? ¿Cuál será la expectativa de vida que tengamos entonces? Y las condiciones en que trabajaremos, cómo estudiaremos, qué salud tendremos, en qué regiones y en qué mundo viviremos", explicó.

"Esto no es, créanme queridas compañeras y compañeros, futurología barata. Es prospectiva con base y metodología científica. También con valores, con principios porque no se trata de cambiar por cambiar y correr para cualquier lado en nombre del progreso. Se trata de sustanciar estos cambios en los principios y valores que hacen a la vida y a la historia de nuestro Frente Amplio", agregó.

Transición.

Vázquez también dedicó parte de su discurso a hablar del armado de su gobierno, y a hacer alguna referencia a la interna del oficialismo y a las negociaciones con la oposición. Dijo que el proceso de transición no es "un desfile de currículum que estamos considerando, ni una repartija de cargos, ni un festival de zancadillas, ni una competencia de rumores. Es la preparación de un gobierno en términos de compromisos programáticos".

"No limitamos la participación de nadie. Pero, eso sí, eso sí: requerimos respeto y compromiso, no con nosotros, sino con la voluntad de la ciudadanía que nos dio su mandato", afirmó.

Vázquez sostuvo también que durante su gestión se producirá el relevo generacional de la coalición de izquierda. "¿Alguien piensa que el Uruguay puede existir sin el Frente Amplio? Imposible. Por eso y por lo que significa en términos de proyecto estratégico de país, no solamente hay que preservarlo, no solamente hay que cuidarlo, también, y sobre todo, hay que mejorarlo. Los proyectos políticos son procesos históricos cuya sustentabilidad por venir también radica en su capacidad de renovarse. De adaptarse a la realidad sin perder el compromiso de transformarla según los valores, principios y líneas programáticas que nos identifican. Hay que gobernar en el presente pero también hay que gobernar el futuro", enfatizó.

Anuncios.

El presidente electo adelantó que las medidas de su futura gestión serán anunciadas el 1º de marzo ante la Asamblea General y luego en una cadena de radio y televisión.

El discurso de Vázquez duró media hora. Luego abandonó el escenario de la explanada de la Intendencia de Maldonado no sin antes recibir a la presidenta del Frente Amplio, Mónica Xavier, y a los tres candidatos locales en ese departamento para las elecciones de mayo: Darío Pérez, Pablo Pérez y Horacio Díaz.

La senadora y candidata a la Intendencia de Montevideo por el Frente Amplio, Lucía Topolansky, lanzó lo que fue casi un grito de guerra: "¡Vamos por todo!".

Topolansky se refería a que en las elecciones departamentales de mayo el Frente Amplio pretende ganar en las 19 intendencias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)