Hoy podrían dejar de cobrar en todos los puestos del país

Suben barrera de peaje porque no hay policías

Una asamblea de trabajadores del Sunca resolverá esta mañana si extiende las medidas de protesta de no cobro al resto del sistema de peajes de todo el territorio nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trabajadores sindicalizados del peaje de Solís no trabajarán hasta que haya guardia policial nocturna.

Desde ayer, los puestos de peajes del kilómetro 81 de la Ruta Interbalnearia y el del kilometro 97,500 de la Ruta 9 permanecen con las barreras levantadas. Los sindicalizados anunciaron que estarán en asamblea permanente y mantendrán la medida "hasta nuevo aviso".

"Mañana (por hoy jueves) se reúne en el peaje Solís la dirección de la rama peaje con la dirección nacional del Sunca. Ahí definiremos qué medidas vamos a tomar a nivel nacional. Los peajes de Solís y Capilla de Cella ya están en asamblea permanente y no se cobra. Mañana se definirá cómo se suma el resto de los peajes", informó la vocera sindical Leticia Vitureira.

El lunes pasado, se realizó una reunión tripartita entre el Ministerio de Transporte, el Ministerio de Interior, el Ministerio de Trabajo, los trabajadores de los peajes y las empresas Ciemsa, Cruz del Sur, Hernández y González, y Collier.

Allí el Ministerio del Interior se comprometió a enviar custodia policial a los peajes de Solís y Capilla de Cella en el ingreso oeste del departamento de Maldonado.

Como la custodia policial no se presentó, los trabajadores reunidos en asamblea en la tarde de la víspera resolvieron levantar las barreras.

"La reunión fue el pasado lunes 4 de mayo. Ese día se negoció que en el correr de la tarde se instalaría guardia policial en los dos peajes de Capilla de Cella y Solís. Ellos nos habían pedido quince días para resolver este tema. Nosotros accedimos al plazo solicitado, pero les pedimos que nos garantizaran la presencia de la guardia policial en estos dos peajes", dijo la vocera del Sunca.

"Les dimos los quince días de plazo, pero ni siquiera pudieron resolver la guardia de esa misma noche. Por eso, resolvimos declararnos en asamblea permanente. Nosotros pedimos policías porque guardia de seguridad privada tenemos. Queremos efectivos policiales", indicó Vitureira a El País.

La Policía cumple tareas de custodia entre las 06:00 y las 22:00. En el resto de la jornada hay custodia privada.

"La idea es que el Ministerio de Transporte se haga cargo de la parte que le toca en conjunto con la empresa. Hasta ahora las dos se vienen lavando las manos. La empresa nos contestó que hiciéramos lo que tenemos que hacer porque ellos no pueden hacer nada", dijo Vitureira.

Reclamos.

Los trabajadores habían tomado una medida similar luego del asalto que fue víctima el peaje Solís en la madrugada del pasado sábado.

Los funcionarios de los peajes reclaman desde hace tiempo mejores condiciones de trabajo, tanto en materia de seguridad como de salud laboral. En tal sentido, reclaman la implementación de cabinas blindadas, cámaras y guardia policial.

Una fuente policial manifestó sorpresa por el pedido sindical de cámaras, ya que en el peaje de Solís el asalto quedó registrado en video.

El Sunca también ha exigido que se asuman medidas que garanticen su salud, en particular los efectos adversos producidos por la continua polución generada por los vehículos.

Los dos puestos del departamento de Maldonado donde no se cobra el peaje hasta nuevo aviso son gestionados por la empresa Ciemsa, concesionaria de la Corporación Víal del Uruguay, una firma propiedad de la Corporación Nacional para el Desarrollo.

La Policía sigue buscando a los autores de dos asaltos a peajes.

Hasta ayer, la Policía seguía buscando a los cinco individuos que asaltaron en la madrugada del sábado y se robaron a punta de revólver toda la recaudación (estimada por los funcionarios del lugar en algo menos de $ 1 millón) del peaje Solís en Maldonado.

Sobre las dos y media de la madrugada los delincuentes llegaron al peaje en donde se encontraban dos cajeras, la supervisora y dos funcionarios de la empresa de seguridad. Con el rostro cubierto con pañuelos y con armas de fuego los redujeron y les exigieron la recaudación. Ningún trabajador resultó lesionado.

Los delincuentes utilizaron un automóvil Renault Clio rojo matrícula SBZ4374 que había sido reportado como robado el 18 de abril en Montevideo. Los asaltantes volvieron hacia Montevideo y pasando el puente sobre el arroyo Solís, ingresaron por una calle adyacente dejando el vehículo usado para el asalto con las luces encendidas y las puertas abiertas en el kilómetro 80 cerca de Jaureguiberry.

Se trata de un asalto parecido al ocurrido el 2 de febrero contra el peaje de Pando. A las 2:50 de la madrugada de aquel día, dos autos pararon, uno de un lado (viniendo hacia Montevideo) y otro del otro (yendo rumbo a Pando) en el peaje del kilómetro 34,200 de la Ruta Interbalnearia, y a los tiros se hicieron una suma cercana a los $ 2 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)