LA ENTREVISTA DEL DOMINGO - EDGARDO NOVICK, FUNDADOR DEL PARTIDO DE LA GENTE

"Nos sentimos cada vez más lejos de los partidos tradicionales"

El empresario devenido político reafirma su perfil opositor e insiste en que el Frente Amplio no ha sabido designar personas capaces, que sigue mandando el expresidente José Mujica y que el crecimiento no ha resultado en una mejora social.

Edgardo Novick por Arotxa
Edgardo Novick por Arotxa

Pero también carga contra los partidos de la oposición y una cúpula sindical a la que ve poco representativa. Le preocupa el nivel de empleo y no percibe avances importantes en educación y seguridad.

—Se habla mucho de la falta de agenda del gobierno pero, ¿cómo ve a la oposición?

—Nosotros en el Partido de la Gente somos cada vez más opositores del gobierno, pero también cada vez nos sentimos más lejos de los partidos tradicionales. Hoy vemos que los nuevos desafíos que va a enfrentar Uruguay en el mundo que se viene no se pueden solucionar con la forma tradicional de hacer política. Una manera diferente de hacer política es este llamado a intendentes. Es poner a las personas más capaces en los lugares más importantes, no importa a quién hayan votado. Hay que terminar con el clientelismo, hay que terminar con el amiguismo, hay que terminar con la corrupción. Y poner a la gente más capaz.

—La propuesta de recurrir a consultoras para buscar candidatos es cuestionada porque podría abrir el camino a un gobierno tecnocrático, sin "calle".

—La primera cosa que digo es que las críticas vinieron de los políticos, no de la gente. La mayoría de la gente está a favor. Las críticas vinieron de los políticos, y sobre todo de los políticos incapaces que están atornillados a su sillón y tienen miedo que ingrese gente diferente a la política. Para nosotros esto es la oportunidad para que jóvenes, mujeres, hombres, que nunca estuvieron en política no tengan que estar diez, veinte años en un comité de base y puedan ingresar a la política. Personas que siendo empleados públicos o privados y tengan vocación de servir, que hayan administrado bien y que quieran ayudar a la sociedad. Puede ser el presidente de un club deportivo, de una ONG, de una agropecuaria. Les pedimos que administren bien, que cuiden la plata del pueblo como si fuera de ellos y, de esa forma, ayudar a la gente que más lo necesita.

—Se dice cada vez más opositor; ¿eso es porque cree que Uruguay está peor?

—Totalmente. ¿Cuáles son las cosas que tiene que hacer un gobierno? ¿Cuáles son las cosas más importantes para un país? La seguridad. Hoy tenemos mucha inseguridad, mucha rapiña. Muchos asesinatos, muchísima violencia doméstica. ¿Qué se está haciendo en materia de seguridad? Cada vez se gasta más, entonces lo que hay es una mala gestión. Cuando empezó el Frente Amplio el presupuesto del Ministerio del Interior era de US$ 180 millones. Ahora son casi US$ 900 millones y cada vez la seguridad está peor. Además, la gente votó a Váz-quez y manda Mujica. Hay gente que está preocupada por quién va a ser el candidato del Frente Amplio. No importa quién va a ser. Sea quien sea, si ganara el Frente Amplio, cosa que veo muy difícil, el que manda va a ser Mujica. Así que se presente quien va a mandar.

—¿Pero no hay ninguna mejora en materia de seguridad?

—Cuando entró el ministro Eduardo Bonomi había 12.000 rapiñas por año, ahora hay más de 20.000. Y la gente vive insegura. Segundo tema, trabajo. Recorremos todo el país. Están cerrando fábricas, industrias, comercios. ¿Alguien se está preocupando por dónde van a ir a trabajar las mujeres, que cerró la fábrica y me dicen "Novick, ya nadie pide una persona mayor de 40 o 45 años"? Antes nos jactábamos de que teníamos una de las mejores educaciones de América Latina y ahora es una de las peores. Hoy el 30% de los niños de la educación pública tiene dificultades para leer y escribir y uno solo de cada diez de los hogares más humildes termina Secundaria. No puede ser que el barrio en el que nace un niño sea determinante del futuro de su vida.

—Sus ataques a los partidos tradicionales, ¿no lo posicionan mal para un eventual gobierno "multicolor" como el que ha propuesto el senador Luis Lacalle Pou?

—Nosotros pensamos que los gobiernos deben ser lo más amplio posible. Tenemos grandes chances de ser gobierno porque nosotros sentimos que estamos representando a ese 35, 40% de gente que no sabe a quién va a votar. Esos indecisos no van a votar ni extrema izquierda ni extrema derecha. Es gente que no se siente representada por esos partidos. Entonces nosotros vamos a ir en busca de eso. Vamos a ir por el gobierno en el 2019 y vamos a ir por las 19 intendencias en el 2020.

—Pero las encuestas dan como principal opción opositora al Partido Nacional. Le repito, ¿qué haría si la suya no es la primera opción opositora?.

—Cuando faltaban 45 días para la elección departamental teníamos el 5% y en 45 días sacamos el 24%. Sacamos todos los votos de los indecisos. Entonces estamos pensando en que tenemos grandes posibilidades de captar todos los indecisos, que hoy son la mayoría. Si no pasa eso, nosotros vamos siempre a hacer lo que sea bueno para el país.

—¿Qué opina del acuerdo con UPM?

—Nosotros estamos a favor de que vengan inversiones porque dan más trabajo. A pesar de que quiero ver si son US$ 4.000 millones, ahora dicen que es la mitad. De todas formas, nosotros estamos a favor de que vengan inversiones porque hacen progresar al país y dan más trabajo. ¿Por qué el gobierno no quiere decir cómo fue el acuerdo? Porque le puso condiciones especiales, porque a UPM le tiene que poner condiciones especiales porque si no no puede invertir. Lo mismo hizo el Pit-Cnt que hizo acuerdos especiales, porque se lo exige UPM para venir a invertir. Entonces está bien que se los den y estamos de acuerdo. ¿Por qué no hacemos lo mismo con los pequeños comerciantes, los pequeños productores que hoy se están fundiendo en todo el país y que son la base y el motor? El interior es el motor de la economía del Uruguay. El 80% de lo que se exporta en Uruguay proviene del agro y estos pequeños productores lecheros, vitivinicultores, los comerciantes... están asfixiados por los altos impuestos.

—El gobierno le dirá que el crecimiento económico ha sido ininterrumpido durante una década, que se atrae inversión y que crecen las exportaciones.

—El crecimiento económico no va de la mano del crecimiento social. Tenemos crecimiento económico y cada vez vivimos más intranquilos. Tenemos crecimiento económico y cada vez los niños y los jóvenes están peor educados. Tenemos crecimiento económico y no hay buena asistencia social y no se traduce en el trabajo. En el último año se perdieron 40.000 puestos de trabajo.

—Pero es un tema mundial el asunto del crecimiento económico que no siempre trae más empleo.

—Sí, es mundial. Hay que pensar en esas cosas. Una de las cosas que tiene que hacer un líder es pensar en el futuro, en lo que pasa. Pero una de las cosas más indignas para una familia es perder el trabajo. Tenemos que tener una estrategia para ver qué hacemos con eso. Y la estrategia es educar mejor. Educar a nuestros hijos para el trabajo, educar a los empleados que pierden su trabajo y lo que se está haciendo hoy no es nada de eso. Entonces el gobierno económicamente está mejorando y está mejorando porque no cumplió lo que dijo de que no iba a pagar la deuda externa; por suerte está cumpliendo. Económicamente está haciendo las cosas de una forma prolija. Pero en lo social, no.

—¿Qué opina de la postura de las gremiales empresariales de que las negociaciones salariales deben ser bipartitas?

— Yo creo que si la negociación salarial es entre los sindicatos y las empresas está bien. No tiene por qué haber una tercera pata.

—¿Qué piensa del sindicalismo uruguayo?

—En el Partido de la Gente creemos en los sindicatos. Tiene que haber sindicatos. Pero tiene que haber sindicatos que defiendan a los trabajadores y hoy los trabajadores cada vez se sienten menos representados por la cúpula sindical. Hoy en la cúpula sindical se preocupan por ser diputados, senadores, y no se ocupan realmente de que la gente tenga más trabajo de calidad.

—El Pit-Cnt cuestiona las condiciones de trabajo en sus empresas.

—Yo les he dicho, vengan a revisar mis empresas. Pagamos un 20% por encima del laudo. Y lo puedo probar. Tengo gente hace veinte, treinta años, que está gestionando y le puedo decir que si yo me puedo dedicar a la política es por esa gente que hace muchos años que está, que está conforme con nosotros. En mi empresa tengo siete gerencias y las siete son ocupadas por mujeres que se lo han ganado por su capacidad. El Pit-Cnt no le ha dado oportunidad a las mujeres. Cobra mucho dinero y no tiene las cuentas claras. Sigue sin dejar a los trabajadores democráticamente votar con voto secreto.

—¿Haría como el expresidente Sebastián Piñera que se desvinculó de sus empresas cuando ganó?

—Sí, totalmente. Yo estoy pensando que tengo dos posibilidades. O puedo mañana vender mis empresas o hacer un fideicomiso. Pero quisiera estar totalmente desvinculado. Por suerte mis empresas no tienen vínculo con el Estado. Pero aun así, me gustaría desvincularme totalmente. Yo ya dedico el 90% de mi tiempo a la política. Yo digo que más importante que el dinero, voy a dejar mi vida. Yo ya tengo 60 años y lo más importante que tiene uno a esta edad es el tiempo que le queda por vivir. Y yo he decidido tratar de hacer cosas para mejorar el país, siempre y cuando la gente lo crea necesario.

—¿Por qué está tan enojado con la ley que modificó la financiación de las campañas?

—Creemos en la transparencia. Todo el mundo tiene que saber quiénes son los que ponen en cada partido. ¡Qué casualidad que ahora que aparece el Partido de la Gente quieren topear la posibilidad de cada uno! Hasta que no aparecimos nosotros, todo el mundo podía aportar. Yo, todo lo que gané fue trabajando. ¿No puedo aportar lo que yo gané trabajando?

—¿Es una ley contra ustedes?

—Dirigida contra el Partido de la Gente y contra Novick. Hacen una cuotificación de publicidad electoral y nos dejan afuera de eso. O sea que están contra que venga gente nueva a la política y otra vez están atornillados a su silla. Viene un partido nuevo y tiene pocos minutos para salir. Eso es lo más injusto que hay.

El "invento" de mujica y el cannabis.

¿Usted es masón?

— No. Eso es otro invento de (José) Mujica que dijo "este viejo masón". No integro la masonería pero tampoco me parece nada malo.

¿Hay alguna ley de los gobiernos del Frente Amplio que quisiera dejar sin efecto?

—El tema de la marihua-na lo pondría a consideración de nuevo de la gente. Para nosotros el autocultivo o los clubes era algo necesario. Pero otra vez esto es el autobombo de Mujica, a él le preocupaba más que saliera la marihuana que la educación. Ojalá Mujica se hubiera preocupado de la educación como se preocupó de la marihua-na. Yo le preguntaría al presidente Vázquez si está de acuerdo con la marihuana. Sí le daría mucho valor a la marihuana medicinal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)