CAMBIO NELSON

Sanabria renunció a sus cargos en el Parlamento y el Partido Colorado

El propietario de Camvirey S.A. viajó a Miami horas antes de que la Justicia decretara el cierre de fronteras.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Francisco Sanabria junto a Pedro Bordaberry y Germán Cardoso. Foto: Ricardo Figueredo.

El Partido Colorado informó hoy a través de un comunicado que el diputado suplente Francisco Sanabria, propietario de la sociedad anónima Camvirey que el pasado miércoles cerró todas sus casas de cambio, acordó su renuncia a los cargos políticos que ocupaba, tanto dentro del partido como a nivel nacional.

Sanabria, además de ser suplente en la Cámara de Representantes de su excuñado Germán Cardoso, era el secretario general del Partido Colorado en Maldonado.

Fue el propio Cardoso, secretario general del partido, quien se comunicó con Sanabria para explicarle que se vuelve "incompatible la permanencia del involucrado en cargos de responsabilidad y representatividad política".

El ahora exdirigente colorado salió del país con rumbo a Miami el pasado jueves, antes de que el juez Marcelo Souto resolviera el cierre de fronteras a raíz de una denuncia por la emisión de un cheque sin fondo con valor de US$ 90.000. Los inspectores de la Superintendencia del Banco Central del Uruguay (BCU) indagan si en el cambio se tomaron depósitos en dólares, remunerándolos con un 12% anual.

La cadena de cambios Nelson, que son parte de Camvirey, cerró sus puertas en las últimas horas y causó sorpresa en varios de sus clientes, que se enteraron al encontrarse con un cartel con la frase “cerrado por reorganización empresarial”, que fue colocado en las sucursales del país.

Los carteles aparecieron en la terminal de Punta del Este, en otras tres de Maldonado, dos en Nueva Palmira, y en cada una de las que operaban en San Carlos, Rocha, La Paloma, Chuy, Fray Bentos y Montevideo.

El cierre del Cambio Nelson generó preocupación en la avenida Gorlero de Punta del Este, donde existe una gran cantidad de casas de cambio. Sucede que una casa cambiaria no sobrevive si se dedica solo a la compra y venta de moneda, según explicó un cambista de Gorlero a El País. "Las casas de cambio dan servicio a muchísimas personas que no pueden operar con bancos. Son más prácticas y el trato es muy humano", explicó el financista.

Ahora en este ámbito se teme que al desembarco en Cambio Nelson de los inspectores del BCU se sumen otras reparticiones del Estado como la Secretaría Antilavado y la propia Dirección General Impositiva. El temor se hizo sentir desde el mismo momento en que se conoció el cierre de Cambio Nelson el miércoles.

El BCU emitió ayer un comunicado en el que recuerda que "las casas de cambio no tienen permitida la captación de depósitos, la intermediación en valores ni el otorgamiento de préstamos"

"Debido a la operativa autorizada a desarrollar, el enfoque de supervisión aplicado a estas empresas está dirigido a monitorear los sistemas de prevención del uso de las entidades para el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo", agrega el comunicado.

Por último, señalan que "la Superintendencia de Servicios Financieros del BCU atiende las consultas y denuncias por parte de los usuarios de todas las instituciones del sistema financiero, incluidas las casas de cambio".

Nelson forma parte de la red de cobranzas RedPagos, de Western Union y era recaudador de impuestos nacionales y locales. Operaba también con la red UTS y RedBrou. En ese sentido RedPagos emitió un comunicado en el que aclara que todos los locales de la red poseen garantías por la operativa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)