Ministro del Interior pidió ser interpelado en secreto, irritando a la oposición

Robo al jefe de Policía: Bonomi insiste con razones electorales

Fue la primera interpelación en sesión secreta que se recuerde en el Parlamento. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, pidió mantener en reserva el contenido del informe que leyó ayer ante la Comisión Permanente sobre la investigación del robo en la casa del jefe de Policía de Montevideo, Mario Layera, el 8 de noviembre de 2014, y que tres meses después aún no se ha aclarado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro acompañado por Carrera, Guarteche, Layera y Gil. Foto: M. Bonjour

Aunque sorprendidos por el pedido, la oposición no tuvo más remedio que acceder porque de lo contrario no habría interpelación. La sesión secreta fue votada por los seis legisladores del Frente Amplio; en contra se manifestaron los cinco de la oposición.

La convocatoria del diputado nacionalista Pablo Iturralde fue por el robo a Layera ocurrido el sábado 8 de noviembre, entre la elección nacional y el balotaje, y las declaraciones posteriores del ministro en las que adjudicaba la autoría a "personas disgustadas con el resultado electoral" del 26 de octubre.

Bonomi, que ya presentó renuncia a su cargo pero que se hará efectiva el sábado 14, respondió a Iturralde que no se refería a organizaciones políticas concretas sino a gente "con alguna influencia" que habló el caso entre las dos elecciones.

Días después del robo a Layera, Bonomi responsabilizó en radio Monte Carlo por esa acción a "gente a la que no le gustó el resultado electoral" de la primera vuelta, donde el Frente Amplio obtuvo el 47,9% de los votos, confirmando la mayoría parlamentaria en ambascámaras.

Esas declaraciones fue lo que más irritó ayer a blancos y colorados, según le trasmitieron al ministro en sala.

Como sus explicaciones sobre por qué dijo que el robo era responsabilidad de gente molesta por el resultado electoral no conformaron a la oposición, en el curso de la sesión secreta se le reprochó por parte de legisladores blancos y colorados que no hubiese tenido la "compostura ética" como ministro del Interior, evitando opiniones en los medios que pudieran "incidir" en el electorado, teniendo en cuenta que el balotaje estaba a pocas semanas, dijeron a El País participantes de la Comisión Permanente.

Es más, el diputado Iturralde, que fue el convocante, le recordó que en 2009 el entonces ministro del Interior, Jorge Bruni, también del Frente Amplio, tuvo "respeto" por el Parlamento porque "llamó a todos los partidos y dio las garantías" para las elecciones de ese año, al contrario de lo que piensan de Bonomi que tuvo una "indebida injerencia en el proceso electoral" actual.

También criticó a Bonomi porque explica el aumento de los homicidios por casos de violencia doméstica o ajuste de cuentas. "Nunca tiene responsabilidad el ministro", subrayó.

Reservado.

Blancos y colorados intentaron que el debate fuera hecho público tras la sesión, pero el Frente Amplio impuso su mayoría y se opuso.

El nacionalista Jaime Trobo pidió tener "respeto por las normas" sobre la convivencia política, y dijo que Bonomi "faltó a la norma esencial de comportarse como un ministro del Interior en época de elecciones". Y compartió con Iturralde la comparación con la actitud de Bruni.

Bonomi replicó diciendo que el tema de la seguridad se impulsó para discutir durante la campaña electoral, a lo que se le respondió que si se produce un hecho tan relevante como el robo al domicilio del jefe de Policía de Montevideo es un tema que "está en la opinión pública" y por eso "se usa en la campaña".

Bonomi se defendió diciendo que los turistas extranjeros afirman que Uruguay "es uno de los países más seguros de la región", a lo cual se le respondió que "en vez de hablar de los turistas preferimos que se escuche lo que dicen los uruguayos sobre la seguridad de nuestro país", dijeron los informantes.

Desde la oposición también se afirmó que noviembre, diciembre, enero, febrero "fueron meses horribles" porque ha habido "más muertos, más rapiñas" en el país.

Más allá de lo secreto de la interpelación, a Iturralde le molestó que el ministro demorara tres meses en concurrir al Parlamento. "El Parlamento merece otro respeto, (dejar pasar tres meses) es carecer de espíritu republicano. Venir faltando dos días para terminar la Legislatura no sabemos si tomarlo como una tomadura de pelo o qué. Parece un desprecio a la oposición", protestó el legislador.

El robo.

La casa de Layera fue robada el sábado 8 de noviembre por tres delincuentes que lograron burlar la vigilancia del lugar. El jerarca policial no se encontraba en su domicilio ya que en esos días estaba con licencia.

Eran las 22 horas de ese día cuando la guardia personal del jefe de Policía notó movimientos extraños en el interior de la residencia, ubicada en el barrio Carrasco. Cuando llegaron al fondo de la vivienda, advirtieron que tres individuos salían corriendo. Les dieron la voz de alto, pero ninguno de ellos acató. Según establecieron en esos días fuentes policiales que investigaban el caso, los desconocidos ingresaron a la casa del jerarca luego de forzar una de las ventanas situada en los fondos de la misma, y luego fugaron por el mismo lugar.

El jerarca policial tiene en su domicilio de Carrasco una guardia personal que vigila el lugar para evitar este tipo de situaciones. No obstante, en esta situación no pudieron evitar el ingreso de los desconocidos. Se pensó entonces que los delincuentes no sabían que estaban ingresando a la casa del jefe de Policía.

Ayer, en el ámbito de la Comisión Permanente, Bonomi sostuvo que la investigación aún no concluyó.

El ministro vino a tirar "bolazo tras bolazo"


El diputado de Alianza Nacional Pablo Iturralde estaba bastante molesto tras la interpelación, básicamente por dos razones. Una es que el ministro Eduardo Bonomi haya dejado pasar tres meses antes de comparecer ante el Poder Legislativo, cuando la norma —no escrita pero generalmente respetada— es que la concurrencia se acuerde dentro de las dos semanas de la citación. La otra es que "no haya aportado ningún detalle relevante" cuando se le pidió que explicara por qué atribuyó a sectores políticos de la oposición disconformes con el resultado electoral el robo al jefe de Policía.

El ministro "vino a bolacear, a tirar bolazo tras bolazo", protestó Iturralde tras la reunión de la Comisión Permanente. Pocos días después del robo, blancos y colorados firmaron una moción para convocar a Bonomi a dar explicaciones. "Hay que respetar la casa de los representantes de la gente", sostuvo Iturralde, que dijo en sala que "como el Frente Amplio tiene mayorías, hace lo que quiere y desprecia a la oposición". Bonomi estará nuevamente en el cargo desde el lunes 2 de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)