negocios

Pese a escándalos, marca de Ivanka Trump cuadriplica sus ventas

Durante enero y febrero, las ventas de la colección de ropa, accesorios y calzado fueron un éxito

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Familia. La hija de Donald Trump fue una de las figuras más mediáticas de la campaña electoral. (Fuente: EFE)

El nombre Ivanka Trump aparece casi todos los días en los principales medios del mundo. Desde los inicios de la campaña presidencial de su padre, fue una de las figuras públicas favoritas de la prensa, ya sea por sus apariciones en la Casa Blanca, por su matrimonio con el millonario Jared Kushner, quien es el consejero superior de Donald Trump, o por sus negocios.

Y son estos últimos los que ahora acaparan las portadas. Ivanka Trump Collection, su marca de ropa, accesorios y calzado femenino -que se vende en internet y en más de 800 comercios estadounidenses- registró niveles de venta históricos en febrero.

"Para un gran número de plataformas de venta online , la colección fue una de las más exitosas en varias categorías de productos", declaró Abigail Klem, quien es presidenta de la firma, desde la renuncia de Trump a comienzos de enero.

En los dos primeros meses de 2017, sus ventas aumentaron un 346%, casi dos tercios del crecimiento total del año, que alcanzó un 557%. ¿Los productos más populares? Los tacones y vestidos, según datos de Lyst, una plataforma que controla los datos de compra de miles de minoristas.

El anuncio llega un mes después de que tiendas como T.J. Maxx, Marshalls, Neiman Marcus y Nordstrom dejaran de comercializar la marca. La campaña #GrabYourWallet (agarren su billetera), llamaba a boicotear las empresas que vendieran la colección.

Intervención presidencial

Tal fue su repercusión, que el propio presidente de Estados Unidos expresó su enojo en Twitter. "Mi hija Ivanka ha sido tratada injustamente por Nordstrom", escribió.

Aunque el portavoz de la Casa Blanca defendió su derecho de apoyar a su hija, miembros de la Administración de Barack Obama declararon que el mensaje violaba los estándares éticos. Dos días antes del tuit de Trump, Kellyanne Conway, una de sus asesoras, había publicitado los productos, lo que también generó controversia. Sin embargo, tras una investigación del comité ético de la Casa Blanca, se concluyó que Conway actúo "involuntariamente" y "sin intenciones malvadas".

Ahora, Abigail Klem, la presidenta de la firma de Trump, dice que busca forjar su propia identidad y separarse de la imagen de Ivanka y Donald.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)