investigan

La pareja acribillada había llegado de Buenos Aires hacía cuatro días

La Policía reforzó la seguridad sobre el niño paraguayo cuyos padres fueron acribillados el sábado a la noche en Canelones. El pequeño espera a una tía que lo vendrá a buscar. Datos conocidos en las últimas horas indican que la familia había llegado a Uruguay hacía cuatro días.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ramón Agustín Quevedo Arce y Claudia Rossana Guerrero Camacho. Foto: Gentileza ABC Color Paraguay

El cónsul de Paraguay en Montevideo, Alcides Alvariño Barrios, informó al medio ultimahora.com que reforzaron la seguridad para cuidar al hijo de la pareja que el sábado fue acribillada en Solymar.

Alvariño confirmó que quien vendrá a buscar al niño a Uruguay es su tía, hermana de la mujer fallecida. Deberá primero hacer los trámites correspondientes para poder llevárselo a su país. El menor ya está siendo asistido por psicólogos.

Lilí Guerrero, la tía del niño, dijo a Subrayado que aún se encuentra coordinando los detalles del viaje y que cuando vuelva a Paraguay el pequeño vivirá con ella o con otra tía, también hermana de la mujer fallecida.

Guerrero señaló también que según lo que ella sabía, la familia tenía previsto regresar el domingo a Paraguay, y que cuando fueron asesinados ya estaban en ese viaje.

La mujer dijo no conocer los motivos por los que alguien hubiera querido asesinarlos y dijo que lo único que les preocupa es el bienestar de su sobrino.

El cónsul de Paraguay señaló que según datos proporcionados por la Policía, la familia ingresó a Uruguay por el Puerto Montevideo a través de Buquebus desde Buenos Aires, con su camioneta, hacía tan solo cuatro días.

Y en contradicción con lo supuesto por la tía del niño, que creía que estaban volviendo a Paraguay, dijo que dentro del vehículo, luego del ataque, los efectivos no encontraron equipaje. Eso hace suponer que no volvían a su país en ese momento. También se hallaron varios alimentos que habrían comprado momentos antes de la balacera.

En las últimas horas hubo varias personas indagadas, pero aún no hay detenidos ni pistas claras sobre lo sucedido, aunque la principal hipótesis vincula el hecho con el tráfico de drogas. El hombre había sido detenido en Brasil en el año 2002, junto a otras siete personas con un cargamento de 235 kilos de marihuana en el municipio de Criciúma, hacia el sur del estado de Santa Catarina, informó el diario ABC Colón de Paraguay.

La pareja compuesta por los abogados Ramón Agustín Quevedo Arce y Claudia Rossana Guerrero Camacho circulaba a bordo de su camioneta Toyota por la avenida Giannattasio a la altura del kilómetro 24,100, cuando fue alcanzada por otro vehículo desde donde se efectuaron varios disparos que acabaron con la vida de ambos. El niño iba en la parte trasera del vehículo y resultó ileso. 

Luego de la balacera, el vehículo siguió su marcha fuera de control y salió de la ruta chocando una columna de hormigón y atropellando a una adolescente de 16 años que perdió la vida en el momento. Según testigos, la joven esperaba a unas amigas en esa esquina para ir a un baile.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)