DESALOJO EN SALTO

Once familias quedan sin techo en Termas del Arapey

Serán desalojadas por instalarse en un predio municipal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
uno de los "ocupas" vive en el predio hace 52 años, está ciego y no tiene recursos. Foto: L. Pérez

Once familias que se alojan en viviendas municipales del predio de Termas del Arapey serán desalojadas por la Intendencia de Salto, por ser la propietaria de esos bienes.

Los de menor tiempo de radicación en el principal centro turístico llevan tres años allí, pero el mas antiguo se instaló hace 52 años, está ciego y enfermo y, según su familia, su situación económica no le permite pagar un alquiler.

El caso ha tomado estado público en los últimos días ante la preocupación de una de las personas notificadas por la Justicia, a la que el próximo miércoles 22 se le vence el plazo para desalojar.

El encargado del sector Termas del Arapey de la Intendencia de Salto, Mario Berriel, dijo a El País que este proceso no es otro que "un acto de justicia" porque las personas ya no pertenecen mas a la plantilla de municipales.

"Son jubilados, hay dos que fueron cesados cuando asumió la actual administración y no tienen razón para seguir ocupando viviendas destinadas a trabajadores municipales cuando hay tantos esperando o pidiendo traslados para este sector", acotó el jerarca.

Actualmente son 83 los funcionarios trabajando en Arapey y solo la mitad reside en el lugar que dispone de 54 viviendas para su personal.

Pero para los incluidos en este proceso de desalojo, el tema es mas bien una persecución política de la administración frenteamplista por no haberse identificado y trabajado en la campaña política y no concurrir a reuniones a las que ha asistido el intendente.

"Estoy seguro de que si nos hubiéramos embanderado con (Andrés) Lima y sacado una foto, hoy el tema no estaría en un juzgado. Estarían apoyándonos con algún plan de vivienda o dándonos una mano para conseguir un terreno en la ciudad", dijo un familiar de quien deberá pasar por el Juzgado.

Neber Dos Santos, esposa de Carlos Cardozo (el vecino más antiguo del centro turístico) no encuentra explicaciones de la manera con que fue tratado su marido. "Una total falta de consideración para un hombre enfermo y que hoy está ciego e indefenso; no merece este trato", manifestó.

Cardozo, que llegó con el nacimiento de Termas del Arapey y está a punto de cumplir 70 años, se descompensó y sufrió un quebranto de salud cuando fue informado de que debía retirarse. "Para calmarlo, cada vez que nos pregunta le decimos que se arregló todo aunque él desconfía", apuntó Dos Santos. El tema se dirimirá en los próximos días.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)