CRISIS DEL MERCOSUR: EL RUMBO DE LA POLÍTICA EXTERIOR

Nin Novoa reivindicó derecho a criticar la marcha del Mercosur

El canciller envió una nota a los grupos del Frente Amplio que cuestionaron su gestión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Debate por la política exterior en el Frente Amplio. Foto: Ariel Colmegna

En una nota a los sectores del Frente Amplio que lo cuestionaron, el canciller Rodolfo Nin Novoa reafirmó el rumbo de la política exterior y aseguró que el hecho de priorizar el Mercosur "de ninguna manera" implica no asumir la responsabilidad de "remarcar lo que se hace mal", según la carta a la que accedió El País.

La respuesta del canciller está dirigida al Movimiento de Participación Popular (MPP), el Partido Comunista, la lista 711 del vicepresidente Raúl Sendic, el sector Casa Grande de la senadora Constanza Moreira, y el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), sectores que el pasado 5 de mayo le habían entregado por escrito un planteo donde afirmaban que la flexibilización del Mercosur "se da de bruces" contra la política de integración postulada por el Frente Amplio históricamente y con el programa de gobierno vigente.

El rumbo de la política exterior ha generado fuertes choques dentro del oficialismo, a tal punto que varios diputados han sostenido que el canciller estaba por fuera del programa del Frente Amplio, lo que él se ha empeñado en desmentir.

Nin Novoa comienza la nota afirmando que responderá algunas "inquietudes" o "discrepancias" en relación a la estrategia de inserción internacional del gobierno.

A su vez aclara que la política seguida por el Ministerio de Relaciones Exteriores, recomendada por el presidente Tabaré Vázquez, "hace hincapié en el objetivo de inserción internacional en materia comercial", pero no descuida "los demás aspectos vinculados al relacionamiento externo del país".

Nin Novoa afirma que la cuestionada idea de que "la integración no es un fin en sí mismo, sino un instrumento comercial", no fue inventada por él, sino que hace parte del Tratado de Asunción que dio nacimiento al Mercosur.

El canciller reafirma que la política exterior uruguaya otorga prioridad al Mercosur y como ejemplo señala que en el tiempo que se ha desempeñado en el cargo, se aprobó el ingreso de Bolivia al bloque y el otorgamiento del carácter de asociado a Guyana y a Surinam.

Para Nin Novoa, la expansión de la membresía del bloque "es un reconocimiento a la gravitación geopolítica del proyecto del Mercosur, que busca consolidarse como un actor regional con legitimidad para hacer valer sus posiciones en el concierto internacional".

De todos modos, aclara que mantener una política internacional que priorice las relaciones dentro del Mercosur, puede significar "no tener la responsabilidad de remarcar las cosas que están mal y los aspectos que no avanzan como se esperaba".

En ese marco, Nin Novoa aprovecha para contestar el punto referido a su intención de flexibilizar el Mercosur por la vía de habilitar negociaciones unilaterales a sus miembros, que es vista con mucha preocupación en algunos sectores del Frente.

Según el MPP, el PCU y la lista 711, entre otros, la modificación de la decisión 32/00 impulsada por Uruguay habilita a la negociación unilateral de acuerdos comerciales a los socios del Mercosur.

Con respecto a esto, el canciller fue tajante al firmar que "nunca se manejó la posibilidad de negociar unilateralmente preferencias arancelarias con terceros países". Además explicó que se manejan dos opciones: negociar acuerdos en bloque al mismo ritmo (por ejemplo entre Mercosur y Unión Europea) y negociar en bloque con un tercer país (a diferentes ritmos entre los integrantes del Mercosur).

Estos sectores del Frente Amplio habían fustigado a la Cancillería ante lo que se entendió como un intento de "cortarse solo", a lo que aconsejaban "fortalecer alianzas (dentro del Mercosur) necesarias para ganar poder de negociación". Este punto también motivó una respuesta del canciller, quien afirmó que "la estrategia nunca fue relanzar a Uruguay a negociar en solitario a nivel global como se afirma en la nota en cuestión".

Luego de citar al programa del Frente Amplio, y a lo que se denomina las relacio-nes "Sur-Sur", el canciller explicó que la política aplicada por el gobierno de Vázquez apunta a "consolidar la integración regional, sin perder de vista el relacionamiento con las demás regiones".

Nota a grupos del FA.

La política exterior del gobierno de Vázquez generó un debate dentro del partido de gobierno. Los planteos del Frente Amplio están resaltados en color oscuro y en cursiva las respuestas que brindó el canciller.

La integración regional "no es un fin en sí mismo", sino un instrumento comercial.

"La idea de que la integración no es un fin en sí mismo sino un instrumento comercial no la inventé yo, la establece el propio Tratado de Asunción, el cual manifiesta de manera expresa la integración de los mercados nacionales", afirmó Nin Novoa.

La política exterior de Uruguay debe trascender los aspectos comerciales.

El canciller asegura que la política exterior da prioridad al Mercosur, pero advierte que esto "de ninguna manera implica que no tengamos la responsabilidad de marcar los aspectos que están mal y que no han avanzado como se esperaba".

La flexibilización del Mercosur "se da de bruces" con la política de integración.

"Hay que discutir seriamente" sobre la flexibilización del Mercosur, señala Nin Novoa, quien manifestó las dificultades para la aplicación de una zona de libre comercio dentro del bloque "sin trabas o medidas distorsivas".

La resolución 32/00 habilita la negociación de acuerdos por fuera del bloque

El canciller asegura que "la estrategia nunca fue relanzar a Uruguay a negociar en solitario a nivel global, como se afirma en la nota en cuestión". Además, "nunca se manejó la posibilidad de negociar unilateralmente cuestiones arancelarias".

Bajo dinamismo económico en la exportación de bienes primarios.

Es justo reconocer que las dos terceras partes de ventas de bienes al exterior son alimentos, pero según el canciller no se puede catalogar a esos bienes como "productos primarios". Para Nin Novoa ese tipo de razonamiento es "obsoleto".

Los principales socios comerciales de Uruguay son de la región, por eso hay que darle prioridad.

Según afirma Nin Novoa, la preponderancia de Brasil "es indiscutible", y Argentina es un "socio natural" pero hoy es el cuarto destino de las ventas al exterior, muy por debajo de Estados Unidos que es el tercer mercado.

Uruguay no puede salir en solidario a buscar nuevos mercados para sus productos.

"No puedo dejar de manifestar mi sorpresa cuando se dice que planteamos una parte del problema (conseguir nuevos mercados) sin abordar otros temas, como es el caso de la producción. Porque esta afirmación es una falacia", dice Nin Novoa.

No se pueden demostrar ventajas de tratados bilaterales que firmó Uruguay.

El canciller señala que las cifras que manejan en la nota los sectores sobre el comercio con México son "inexactas" y por eso se arriba "a conclusiones equívocas". Además se omite el flujo comercial que existe con Israel mediante acuerdo preferencial.

Señalan como "poco probable" poder cumplir con exigencias del transpacífico.

"Me resulta imposible compartir su idea de que Uruguay no es idóneo para cumplir con regulaciones y normativas internacionales. Muy por el contrario, estoy seguro de nuestras capacidades y condiciones", afirmó el canciller.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)