LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

De morales

El diputado Gonzalo Mujica anunció ha-ce una semana que evalúa dejar su banca de diputado una vez que se haya votado la Rendición de Cuentas y la reforma de la Caja Militar.

Su alejamiento del Frente Amplio (FA) dejó a la coalición, por primera vez en doce años, sin mayoría propia en Diputados. Algo no menor para un partido empeñado en no escuchar al que piensa diferente y en utilizar las mayorías parlamentarias para sostener ministros indefendibles, alabar gestiones impresentables y barrer bajo la alfombra lo que no le conviene.

Gonzalo Mujica fue excomulgado del FA el año pasado, cuando tuvo la osadía de anunciar que apoyaría con su voto la conformación de una comisión investigadora que husmeara en los poco transparentes negocios con Venezuela y determinara si el dinero pagado en comisiones a la empresa Aire Fresco había o no terminado, en un todo o en parte, financiando campañas políticas de sectores próximos al expresidente José Mujica.

No se lo perdonaron. Y aún no se perdonan. Le han pegado, desde entonces, de todos lados. Le han presionado de todas las formas posibles para que devuelva su banca. Le han acusado de haberse "apropiado" de ella. Le han dicho desde "oportunista" hasta "inmoral".

Pero este Mujica, a diferencia del otro, no ha dicho una cosa y hecho la otra. Por el contrario, sus actos han sido coherentes con sus dichos. Tanto que hace algunos días fue uno de los denunciantes ante la Justicia del Crimen Organizado de los dichosos negocios con Venezuela, esos de los que el FA, y en especial el MPP, no quieren revolver demasiado. ¿O por qué piensa usted que Uruguay da tantas vueltas para condenar lo que está sucediendo en el narcoestado represor de Madurolandia? ¿Por qué cree que hay tanto silencio de tanta gente mientras se reprime a estudiantes, se mata o encarcela a quienes piensan diferente, y a los presos políticos no se les permite ni ver a sus familiares?

Ahora Gonzalo Mujica abre la puerta para abandonar la banca por la que fue electo. Si lo hace, le devolverá al FA la mayoría propia en Diputados. Pero la razón por la que analiza dejar su sitio y perder sus fueros va más allá. Ocurre que este hombre fue electo por una lista del MPP. Y ahora él, como tantos uruguayos, se ha venido a enterar que ese grupo político cometía robos y asaltos en democracia para financiar actividades y campañas políticas. Quizá la campaña que lo llevó a él a conquistar la banca que obtuvo por el MPP.

"Hasta que no se aclare la situación sobre el financiamiento de la campaña no me siento cómodo ocupando esa banca", ha dicho Gonzalo Mujica.

¿Y el resto? ¿Y los senadores y diputados que ocuparon y ocupan escaños y que resultaron electos en campañas que, ahora se sabe, fueron financiadas robando a mano armada en plena democracia, desde los años noventa hasta ya iniciado este siglo? ¿Esa gente no tiene nada para decir?

Los que le dicen inmoral a Gonzalo Mujica, como el senador Ernesto Agazzi, ¿no sienten que deben alguna explicación a la ciudadanía? ¿Y al resto del Frente Amplio? ¿Y a los demás sectores de la coalición a los que, con campañas financiadas con dinero mal habido, arrebataron bancas en elecciones?

Hay que tener cara. Y vaya que la tienen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)