ENSEÑANZA CUESTIONADA

Mitad cree que educación empeoró en última década

Opinan que la mala calidad de los docentes causa el deterioro.

En la enseñanza media solamente el 67% de los docentes están recibidos. Foto: AFP
Foto: AFP

Primero asumió Tabaré Vázquez y dijo, en 2005, que la educación "es un derecho". Luego vino José Mujica y repitió: "Educación, educación y educación". Otra vez regresó Vázquez y se refirió al tema al pedir un "cambio del ADN". Pero en los últimos diez años, la educación en Uruguay no ha hecho otra cosa que "empeorar"; al menos eso es lo que sostiene la mitad de los ciudadanos según una encuesta que publicó ayer el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed).

La visión negativa sobre la evolución de la enseñanza escapa a colores políticos o cualquier otra variable. Eso sí: las mujeres ven un poco peor este proceso que los hombres. Lo mismo sucede entre los más ricos frente a los más pobres, o entre quienes acudieron a escuelas privadas versus quienes asistieron a públicas.

La "calidad y cantidad" de los docentes es la causa de deterioro más mencionada, y aparece en la quinta parte de las respuestas. Apenas por debajo, con el 19% de las menciones, figuran los resultados educativos.

La aptitud de los maestros y profesores vuelve a figurar como el principal problema del sistema educativo y lo siguen los paros, las medidas sindicales y el ausentismo docente. Vale aclarar que la encuesta que se publicó ayer fue realizada a fines de 2015, justo uno de los años de mayor conflictividad laboral en la enseñanza.

Elizabeth Ivaldi, consejera del Codicen en representación de los trabajadores, defiende la calidad de los docentes: "Son los que están en primera línea ante contextos adversos y los que bancan en una profesión que no es atrayente".

Para la consejera "no resulta novedoso" el resultado de la encuesta "proviniendo del Ineed". Como docente, cuestionó, esta encuesta no le aporta nada y "solo se apuntan a categorías de favorable o desfavorable".

Pablo Cayota, integrante de la comisión directiva del Ineed, lamenta que Ivaldi tenga tal postura y le recomienda a la consejera "una lectura desapasionada de los documentos que ha venido publicando el Instituto". Lo único que hace el Ineed, agregó, "es cumplir con el mandato legal, guste o no a los actores educativos".

Pero no todas son pálidas. El Plan Ceibal, la incorporación de la tecnología en el aula, la universalización de la educación y la mejora de la infraestructura han sido señalados como los principales aciertos de la última década, según la encuesta del Ineed. Y para uno de cada cinco uruguayos (21%) la educación "ha mejorado".

Las falencias educativas son el tercer problema del país, solo superado por la delincuencia y el desempleo —así lo reflejó la última edición del Latinobarómetro. Sin embargo, la encuesta del Ineed revela que en un comparativo entre el funcionamiento de la salud, la Policía, la vivienda, la educación y la Justicia, estas dos últimas son las peor evaluadas.

Otra vez son las mujeres quienes ven peor a la educación. Los hombres, en cambio, puntúan peor a la Justicia. Independientemente del sexo, cuanto mayor es el encuestado, más negativa es su postura frente a la educación. Tan es así que uno de cada tres mayores de 65 años piensa que la educación funciona "mal" o "muy mal". Y ante mayor nivel socioeconómico, también peor es la visión sobre el estado de la enseñanza (entre los más ricos, el 37% opina que está "mal" o "muy mal").

La educación privada es vista con mejores ojos. Más de la mitad de los encuestados (55%) tiene una opinión favorable de este tipo de sistema.

Lo curioso es que en Uruguay los docentes de liceos públicos y privados se forman en el mismo lugar; el programa de estudio es el mismo (al menos en los colegios habilitados), y los resultados educativos, por ejemplo medidos en PISA, no muestran una diferencia significativa entre públicos y privados si se contempla el contexto económico. "Hay una percepción de que la enseñanza privada es más ordenada, tiene más continuidad, tiene más acompañamiento y orientación", explicó Cayota, quien fue designado por los institutos privados para incorporarse al Ineed.

Como diferencial objetivo, dijo Cayota, "los niveles de culminación de toda la enseñanza obligatoria (los 14 años) es mayor en el privado que en el público (incluso si se compara entre los mismos contextos económicos)".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)