UN CASO QUE CONMOVIÓ A URUGUAY

Jueza archiva el caso del crimen de Felipe Romero

El abogado del padre aseguró que hubo abusos sexuales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alexandra Pérez, madre de Felipe Romero, en el juzgado. Foto: Ricardo Figueredo

Culminada la audiencia que tuvo lugar ayer en el juzgado penal de 4° turno de Maldonado, la fiscal Sabrina Flores se preparaba a pedir el archivo del caso del niño Felipe Romero, ultimado en la noche del jueves 20 de abril pasado por su entrenador de baby fútbol Federico Sierra, quien se quitó la vida en el acto.

Una vez formulado el pedido de la representante del ministerio publico, la jueza Adriana Morosini decretará el archivo del expediente que sustancia la causa iniciada el mismo día que fue denunciada la desaparición del niño.

De la audiencia participaron los padres de Felipe, Alexandra Pérez y Luis "Lucho" Romero, acompañados de sus respectivos abogados Edison Villizio y Gumer Pérez, respectivamente.

El doctor Gumer Pérez explicó a El País que tanto la madre como el padre fueron citados por la jueza a los efectos de dar su testimonio en el expediente.

Luego de responder al interrogatorio, la jueza franqueó tanto a los padres como a los abogados el acceso al expediente.

En el mismo se encuentra el resultado final de los exámenes practicados por los técnicos del Instituto Técnico Forense en Montevideo.

"Lamentablemente se confirmó el abuso sufrido por el niño. El abuso no fue reciente sino que era de larga data. Fue un horror", indicó Pérez.

"Esto significa el fin de la causa. La propia fiscal nos adelantó que solicitará el archivo. No hay individualizado ningún otro responsable. Las pruebas a las que accedimos, como el informe de la Policía Técnica y las demás, nos deja en claro lo que ocurrió", agregó.

"Son cosas que suceden absolutamente impredecibles. Nadie pudo ver que este sujeto tenía una conducta como la que luego se comprobó", indicó Pérez.

"El cambio de conducta de Felipe y el hecho de que él empezaba a concurrir a la terapia constituyeron el disparador. Queda claro que en cualquier momento Felipe iba a contar lo que estaba pasando", explicó el abogado que representa al padre del niño.

Muestras negativas.

Por su parte, el forense de Maldonado que intervino desde el primer momento en el caso, y cuyo informe primario constataba indicios de abuso del niño, dijo ayer a El País que las dos muestras que remitió al ITF en Montevideo dieron resultados negativos.

Sergio Mozzo, el forense, admitió que no se encontraron fluidos corporales que confirmaran una presunta violación. La presunción de abusos sexuales surge de la pericia clínica que él mismo había realizado en primera instancia.

La otra muestra que envió a Montevideo, para corroborar si se había suministrado psicofármacos a Felipe previo a su muerte, también resultó negativa.

Mozzo entiende que ello no desdice que el niño haya ingerido un tranquilizante a base de hierbas naturales, como lo indicaba el blíster hallado en el lugar del crimen, en Villa Serrana.

La madre.

Alexandra Pérez, al salir del juzgado, habló brevemente con la prensa y confirmó que fue informada por la jueza sobre las circunstancias de la muerte de su hijo Felipe.

Sobre la conducta del entrenador, a quien calificó como "un hombre enfermo", y los posibles abusos a los que sometía a su hijo, dijo que en el caso "persisten muchas dudas", porque Felipe "no era el único niño con el que tenía contacto Fernando (Sierra). Otros niños solían ir a su casa en La Barra", recordó, y algunos también llegaron a viajar con él al exterior".

Una relación enfermiza que terminó en tragedia.

Fernando Adrián Sierra López (32), entrenador de baby fútbol, ultimó a Felipe Romero de un disparo en la sien y luego se quitó la vida en un campo de Villa Serrana, el 20 de abril pasado. La madre del niño, a instancias de una psicóloga, le había ordenado terminar su obsesiva relación con el niño, a lo cual Sierra se rehusó. Consideraba a Felipe como "su hijo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)