vea la fotogalería

Informe advierte por fisuras y abandono del Centenario

En breve el Estadio Centenario cumplirá 85 años y la Asociación Uruguaya de Fútbol deberá negociar la ampliación de su contrato de explotación.

El Estadio Centenario cumplirá 80 años en julio. Foto: Leonardo Carreño.
El Estadio Centenario cumplirá 80 años en julio. Foto: Leonardo Carreño.
También se señala que las tribunas "tienen hierros a la vista" y que "hay filtración de agua".
También se señala que las tribunas "tienen hierros a la vista" y que "hay filtración de agua".
Informe indica que las tribunas están "en mal estado con desprendimientos".
Informe indica que las tribunas están "en mal estado con desprendimientos".
Relevamiento constata "fisuras en paredes y patologías en el hormigón de la estructura".
Relevamiento constata "fisuras en paredes y patologías en el hormigón de la estructura".

En setiembre del año pasado, la Unidad de Concesiones de la Intendencia de Montevideo elaboró un informe técnico —firmado por un arquitecto y un ingeniero— en el que se advierte que el Centenario presenta "severas patologías en el hormigón de la estructura y de las gradas, fisuras en paredes y techos, una falta total de higiene en sus instalaciones y perímetro exterior y carencia total de mantenimiento en la fachada".

Este documento, en poder de El País, agrega que el frontispicio tiene un estado "regular", con vidrios rotos y filtraciones de agua y que los interiores están "en mal estado", con "estructuras de las tribunas con hierros a la vista y filtración de agua de pluviales".

Advierte, asimismo, que "no se cumple" con el mantenimiento interior y exterior, y que "las tribunas están en mal estado con desprendimientos y roturas", los baños son "regulares", hay "agujeros en las losas", "escaleras rotas y falta de pasamanos y barandas".

La situación derivó en el envío de un cedulón desde la Intendencia hacia la AUF y la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), esta última integrada por dos miembros de la comuna y tres del organismo rector del fútbol uruguayo.

Algunas reparaciones ya se concretaron —como el acondicionamiento de los baños de la platea América— y otras deberían hacerse en los próximos meses, según explicó a El País el director de Deportes de la Intendencia de Montevideo, Daniel Zarrillo.

"Si bien el último informe mostró problemas que había que encarar, en un proceso de reparación y mantenimiento, no había mostrado patologías graves estructurales, ni del estadio en sí ni de las columnas. La Intendencia tiene dos representantes en CAFO y si bien es minoría cumple un rol fiscalizador de la gestión. En base a este informe se elaborará un proceso de mantenimiento y de abordar las cosas que sean necesarias abordar", indicó el jerarca.

Según Zarrillo, los problemas se han ido encarando con un "calendario de prioridades".

"Dentro de CAFO se está estableciendo un proyecto de intervenciones con un cronograma de acciones. Es un programa a mediano plazo, que trasciende esta administración. Es algo que nunca se termina, uno va haciendo una cosa y siempre hay que ir retocando otra. Es como un círculo en el que se abordan algunos temas que llevan tiempo resolver, e inmediatamente hay que ir abordando situaciones nuevas", añadió.

Ampliación de contrato.

En pocos meses será necesario hacer una renovación del convenio de concesión del Estadio Centenario, y según el director de Deportes de la IMM, "hay algunos temas que van a quedar para la negociación de este nuevo convenio".

El contrato que está caducando tiene 30 años y la renovación será por otros diez, prorrogables por idéntico período en caso de acuerdo entre las partes. La negociación deberá ser encarada por la administración del próximo intendente de Montevideo, Daniel Martínez. Y según Zarrillo, en el correr de este año debería quedar elaborado el documento definitivo.

La Intendencia pidió un relevamiento sobre estado edilicio del Estadio en el marco de la renovación del convenio, para "dejar documentadas las cosas que no fueron realizadas de manera correcta y que queden establecidas en el nuevo convenio como algo que necesariamente hay que abordar", explicó el jerarca.

"Algunas tienen que ver con el mantenimiento y otras con modernización y mejoras", anotó Zarrillo, quien ni bien cambien las autoridades de la Intendencia pasará a ocupar un cargo en el Ministerio de Deportes.

Nuevo escenario.

La modificación del Centenario es imperiosa para adecuar este histórico escenario a los estándares internacionales y por la necesidad de tener un estadio de mejor calidad, tomando en cuenta la ampliación del Parque Central, la inauguración el Estadio de Peñarol y el anunciado Antel Arena que ocuparía un lugar importante en la grilla de espectáculos artísticos.

"Eso cambia un poco la ecuación, el Centenario va a tener pocos partidos por año. Quizás sea un buen momento para establecer un proyecto de mejora de unos cuantos años", opinó Zarrillo.

Según el director de Deportes de la IMM, "hay que rever todo el proceso de gestión para que el Centenario también sea sustentable en su mantenimiento y en la inversión necesaria para su mejora. Eso es lo que hemos estado discutiendo estos últimos meses".

"El abordaje definitivo para el nuevo convenio entre la AUF y la Intendencia será a partir de julio, cuando asuman las nuevas autoridades departamentales", concluyó el director de la Secretaría de Deportes de la Intendencia.

IMM-AUF.

La fiscalización que hace la Intendencia sobre el funcionamiento de los escenarios deportivos ha tenido en el pasado otros pasajes de tensión entre la administración municipal y la Asociación Uruguaya de Fútbol.

En 2010, la Intendencia anunció un juicio a la AUF y a CAFO, por las deudas de luz del estadio Charrúa acumuladas entre los años 2004 y 2006, que finalmente fueron cubiertas por la comuna. El monto de la reclamación era de $ 565.516, más intereses.

La deuda se originó en el pago de consumos realizados por las concesionarias AUF y la administradora CAFO, en circunstancias en que la Intendencia de Montevideo seguía figurando ante UTE como titular del Charrúa.

Un coloso que cumplirá 85 años en el mes de julio.

El Centenario fue inaugurado el 18 de julio de 1930, en el partido de la Copa Mundial de ese año que enfrentó a Uruguay y Perú, obteniendo la victoria el equipo local por 1-0, con gol del recordado "Manco" Castro. El nombre del estadio tiene origen en la celebración de los 100 años de la jura de la primera Constitución.

Fue construido para la Copa del Mundo, en un tiempo récord de 9 meses. En un principio, en él se realizarían todos los partidos del Mundial, sin embargo, las fuertes lluvias que se registraron en Montevideo tiempo antes impidieron el fin de la construcción del coloso, por lo que algunos encuentros tuvieron lugar en el desaparecido Estadio de los Pocitos y en el Parque Central.

INSPECCIÓN MUNICIPAL.

Fisuras en el hormigón.

Una inspección al Centenario realizada en setiembre del año pasado determinó la existencia de "patologías en el hormigón de la estructura y de las gradas, fisuras en paredes y techos y carencia total de mantenimiento a la fachada".

Basura acumulada.

Según un documento firmado por un arquitecto de la Unidad de Concesiones de la Intendencia, hay una "falta total de higiene en las instalaciones y perímetro exterior" del Estadio Centenario, monumento al fútbol mundial.

Hierros a la vista.

En la descripción de los interiores realizada por los inspectores municipales se señala que las tribunas tienen "hierros a la vista" y que hay "filtraciones de agua". Advierte que "no se cumple" con el mantenimiento del interior del edificio, ni de los exteriores del mismo.

Estado de las tribunas.

El relevamiento indica que las tribunas del Centenario están "en mal estado con desprendimientos" y que "las tribunas prefabricadas están rotas en todos los sectores". Agrega que hay "escaleras rotas" y "falta de pasamanos y barandas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)