PARA INICIAL Y PRIMARIA

Guía de sexualidad concitó consenso

Demandó tres años de discusiones y redacción, una alianza entre organizaciones, Primaria y la cooperación internacional, y lidiar con visiones aparentemente opuestas. Pero, finalmente, salió el humo blanco: habemus una propuesta didáctica de educación sexual para las escuelas y los jardines.

El texto de 91 páginas que el Consejo de Educación Inicial y Primaria presentó el viernes vino a completar un vacío en la enseñanza uruguaya. Tras la censura hace dos años y medio de la guía de diversidad sexual, aquella redactada por el colectivo Ovejas Negras y que la Iglesia Católica calificó de "promiscua", se llega a una versión didáctica que, a priori, conforma a todas las partes. De este modo, dicen las autoridades, se pone fin a una seguidilla de mensajes contradictorios y confusos sobre sexualidad que ha sido la tónica durante décadas.

"Esta propuesta salda posibles obstáculos porque no viene desde afuera, impuesta, sino que se desarrolla en conjunto", explicó Gonzalo Salles, director de Gurises Unidos, una de las organizaciones que, junto a Primaria y el Fondo de Población de Naciones Unidas dieron a luz esta iniciativa.

La publicación no anula el Programa de Educación Sexual (PES) que desembarcó en las aulas en 2008. En todo caso, explicaron los autores, es una "orientación para los docentes".

Tanto es así que uno de los capítulos se dedica exclusivamente a la propuesta de actividades que el maestro puede hacer en clase.

Estas actividades son, a juicio del director del colegio Jesús María y de la Asociación Uruguaya de Educación Católica, Rafael Ibarzabal, el punto en que puede haber más debate. "Las ocho primeras propuestas están muy basadas en la idea de género", explicó, como esa que plantea que los escolares den cuenta de quién sufre y es humillado en la mayoría de los cuentos tradicionales.

"Si bien comparto el planteo conceptual, las definiciones, el enfoque didáctico, el papel de la escuela y del docente", dijo Ibarzabal, "a las actividades falta darles estructura por edades".

Según Salles, "fue con intención" que no se haya estructurado por edades, para quitar aquella vieja mirada científica de que a tal edad el alumno debe conocer tal cuestión. "Los diferentes temas pueden abordarse con diferente profundidad, en las distintas clases".

La propuesta, coincidieron Ibarzabal y Salles, llega en el momento justo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)