aguerre dijo que la salida a la crisis del sector está en el cooperativismo

Gobierno carga contra grupos lácteos extranjeros que se van

Tras el cierre de dos empresas lácteas internacionales (Schreiber Foods y Ecolat), el gobierno apunta a la responsabilidad de empresas extranjeras que no son cooperativas y "de un día para el otro" se van del país. Hoy se reunirá un grupo interministerial que definirá medidas, entre ellas un fideicomiso, para la asistencia de productores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente Vázquez se reunió ayer con los electos. Foto: A. Colmegna

El tema estuvo sobre la mesa ayer, en una reunión que mantuvo el presidente Tabaré Vázquez con el Congreso de Intendentes en la Intendencia de Montevideo. En el encuentro que duró más de dos horas y media se abordó la crisis lechera que afrontan los departamentos de Colonia, San José y Florida, principalmente.

En el diálogo con los intendentes, el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, reconoció que "hay un problema en el componente de estas industrias que al ser extranjeras, no tienen el componente cooperativo, y el día que su ecuación económica no les cierra se van", informaron a El País fuentes que participaron en la reunión.

Al finalizar el encuentro, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cuestionó a Schreiber Foods por haber decidido su cierre sin otorgar "ningún plazo para prever alternativas". "Lo que es claro es que este tipo de empresas internacionales deberían tener, como reciben determinados beneficios para hacer sus inversiones, ciertas contemplaciones para cuando decidan tomar estas decisiones, para permitirle al país hacer procesos de transición que por ahora no se han podido hacer", declaró.

En la misma línea, el intendente electo de Rocha, Aníbal Pereyra (MPP), dijo ayer que no se puede hablar de una crisis láctea porque "no se fundieron empresas. Acá lo que hay son decisiones comerciales de la empresa que se retira".

Medidas.

Para asistir al sector lechero, el gobierno analiza una serie de medidas como el envío de un proyecto de ley al Parlamento para la creación de un fideicomiso a los productores.

Por otra parte, en una reunión extraordinaria celebrada ayer en Montevideo las gremiales lecheras de todo el país reclaman líneas de crédito especiales para pequeños productores, asistencia financiera especial para los tamberos de mayor porte y la puesta en marcha de un nuevo fideicomiso (Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera) como se hizo en 2008, pero con variantes.

Los tamberos de mayor porte consideran que la salida puede ser un crédito especial del Banco de la República —dado que la mayoría de los créditos de BROU Microfinanzas ya están tomados— con un año de gracia y libre disponibilidad para seguir produciendo.

A la vez, creen necesaria la puesta en marcha de un nuevo Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera, fideicomiso que ya funcionó en 2008 ante una crisis de precios y clima muy similar a la actual.

La lechería uruguaya exporta casi US$ 100 millones anuales, maneja 15.000 puestos de trabajo en la fase primaria y más de 500 puestos de trabajo en la fase industrial. Con la misma cantidad de vacas en ordeñe (entre 400.000 y 450.000 cabezas) la lechería uruguaya creció a un ritmo de 7% anual en los últimos ocho años. Sin embargo, los precios internacionales de los lácteos cayeron 50% en un año.

Vázquez.

Durante la reunión con los intendentes, Vázquez se diferenció una vez más de su antecesor José Mujica. Dejó a los jefes comunales esa imagen de presidente ordenado, con una agenda clara y una forma de comunicación precisa. Atrás quedaron los interminables almuerzos en Anchorena y la comunicación directa con el prosecretario Diego Cánepa. Ahora, los interlocutores válidos son la mesa del Congreso de Intendentes (integrada por el presidente y los dos vices) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

Al principio de la reunión, Vázquez dejó en claro que se siente "un intendente más", por haber sido el jefe comunal de Montevideo (entre 1990 y 1994) y presidente del Congreso de Intendentes en 1993. Además, prometió igualdad de condiciones para todos los intenden- tes independiente de su color político.

En la reunión de ayer en Montevideo no se abordaron temas ríspidos como la situación financiera de las intendencias. Pese a ello, el director de la OPP, Álvaro García, dijo que "sería deseable" una mayor recaudación de las comunas para evitar grandes transferencias de parte del Ejecutivo. Sin embargo, señaló que "no se pidió específicamente cuidar el gasto", como sí se hizo con ministerios y empresas públicas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)