FUMIGACIONES

Fumigan en el Prado contra los mosquitos

Intendencia advierte que el efecto residual dura una hora.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El producto es una sustancia sintética que ataca larvas y mosquitos adultos. Foto: IMM

La Intendencia de Montevideo continuará en la jornada de hoy fumigando para combatir la presencia de los mosquitos conocidos como "de las inundaciones".

Las cuadrillas municipales estuvieron el miércoles en el Parque Rodó y en el Teatro de Verano Ramón Collazo, y ayer en los parques Villa Biarritz y Batlle. Hoy estarán fumigando a partir de las 7 de la mañana en el Prado.

El mosquito "de las inundaciones", cuyo nombre científico es Ochlerotatus albifasciatus, es una especie resistente al frío, que vive unos 10 días en su estado adulto y prolifera luego de la ocurrencia de lluvias copiosas. Es diferente al Aedes aegypti y no genera mayores riesgos para la salud humana.

De todos modos, la direc- tora de la División Salud de la Intendencia de Montevideo, Analice Berón, explicó a El País que las fumigaciones se hacen bien temprano para eludir la presencia de personas en los espacios públicos, ya que el producto que se utiliza, llamado comercialmente Dragon Max, es un adulticida y larvicida que tiene un efecto residual que perdura una hora y puede afectar las vías respiratorias.

"Si hay contacto puede generar alguna alergia también. Una hora después de la aplicación es plazo suficiente para que sea inocuo para el ser humano. Se hace a las 7 de la mañana por el mosquito mismo y para molestar menos a la población", indicó.

Fumigación tardía.

El año pasado, las fumigaciones se hicieron antes por las alertas de cólera.

"Era necesario bajar la población adulta a como diera lugar, porque teníamos muchas larvas y había mosquitos aedes aegypti adultos infectados, porque estábamos con el virus circulando. Había casos de dengue. Este año por suerte no hubo infección de los mosquitos, el virus no estuvo circulando y no hubo personas enfermas", explicó Berón.

Aunque los últimos días han sido cálidos, también hubo jornadas de frío, que no lograron frenar la reproducción del mosquito.

"Nosotros evitamos la fumigación, porque con los tratamientos de descacharrización y la prevención con larvicidas biológicos logramos controlar y bajar la población del aedes. Este año no fumigamos y el resto de las especies de mosquitos que morían cuando hacíamos la fumigación proliferaron. Había muchos huevos (que son resistentes a cualquier temperatura y hasta pueden atravesar todo el invierno), hubo lluvias y estos eclosionaron", agregó la directora de la División Salud de la Intendencia.

EL PRODUCTO.

El Dragon Max es un concentrado emulsionable que contiene 10% de Permetrina y 2% de Piriproxifen.

La Permetrina es una sustancia sintética que se utiliza como insecticida y acaricida, así también como repelente de insectos y piojos.

El Piriproxifen se considera un análogo de la hormona juvenil de los insectos y por tanto afecta el desarrollo, interfiriendo en la reproducción y esterilizando a los insectos adultos.

El producto, aplicado con equipos apropiados, produce una niebla que satura los ambientes tratados rápidamente. Los ingredientes activos son transportados y depositados en todos los rincones y grietas, llegando a todos los sitios de cría de larvas de mosquitos de difícil acceso y sitios de reposo de mosquitos adultos. Su acción es inmediata y combate tanto mosquitos como moscas, tábanos, avispas, polillas y jejenes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)