Escándalo FIFA

Entraron a la sede de Conmebol y quemaron archivos

Acusan a Villar, que Figueredo nombró en la declaración.

Gorka Villar junto a Juan Ángel Napout. Foto: Conmebol

  •  
30 dic 2015

Gorka Villar, director general de la Conmebol, y otros tres funcionarios administrativos de la Confederación "ingresaron a la sede de la Conmebol a altas horas de la noche, y en actitud sumamente sospechosa" quemaron archivos. Por otro lado, se advierte que Villar se habría llevado US$ 525.000 de la organización. Este, además, fue nombrado por Eugenio Figueredo en su declaración a la Justicia uruguaya.

Eso habría pasado dos fines de semanas atrás y según explica el diario ABC de Paraguay, Villar "tomó al jefe de seguridad y lo amenazó diciéndole: estoy seguro de que usted no vio absolutamente nada el día de hoy".

"Villar y su equipo estaban realizando una limpieza de evidencias de las numerosas y graves irregularidades que están siendo investigadas tanto por el FBI y la Justicia de los Estados Unidos como por la Justicia de Uruguay", asegura el artículo.

Además, agrega: "Luego de la presunta quema de archivos, corrió por dependencias administrativas una factura de Gorka Villar por nada menos que US$ 525.000 en concepto de supuestos servicios prestados. El salario mensual de Villar es de US$ 50.000, por lo que debería estar bien justificada la facturación del español".

"Se presume que Villar, pese a haberlo negado en su momento, formó parte del staff de abogados que asesoró al expresidente de la Conmebol, Eugenio Figueredo, de manera totalmente irregular, pues ya era pagado por la Conmebol y por ende no podía estar defendiendo a quien supuestamente perjudicó a la institución".

En la vista fiscal, el cual fue escrito por el fiscal especializado en Crimen Organizado, Juan Gómez, el expresidente de la Conmebol menciona a Villar.

"El indagado F, reconoce que al ser evidente los manejos indebidos de dinero en la Confederación, y por los contratos que ésta firmaba, al asumir como presidente, procuró legalizar la plata dulce que se repartían, en ejemplo sin parangón, en una red de corrupción, que lamentablemente azotó al fútbol sudamericano, en impunidad que se ha mantenido durante décadas", señala el documento.

Y continúa: "Es dable señalar, cuando utilizamos el término de impunidad, que la misma se evidenció en las presiones admitidas que el Comité Ejecutivo de la Conmebol realizó a los clubes uruguayos firmantes de la denuncia, con verdaderos comportamientos extorsivos, señalando como autor de tal proceder a GV (Gorka Villar), amparado por su relación con su padre, miembro de FIFA, quien lograba el respaldo de ésta a las medidas extorsivas que el indagado pone de manifiesto en su relato de los hechos, y a los que la Fiscalía, por razón de brevedad, se remite. Naturalmente tales comportamientos ameritan sean investigados".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.