LA CULTURA Y EL ARTE COMO DEFENSA NACIONAL

El ejército en el papel de extra

Contratan a cientos de soldados para participar en películas de cine y avisos de televisión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las productoras los reclaman para filmar escenas con armas de fuego. Foto: Youtube

En el escritorio de un alto jerarca del Ejército hay un sobre con una propuesta de una importante productora audiovisual. Quiere filmar un comercial utilizando una plaza de grandes dimensiones, como las que hay en todos los cuarteles, y necesita cierta cantidad de extras.

Se trata de una buena oportunidad para que la fuerza de tierra brinde sus espacios como locaciones a cambio de algunos bienes o servicios que necesita. Para los soldados, que actuarían como extras, será una oportunidad para ganar algún dinero. Las negociaciones comienzan la semana próxima.

El Ministerio de Defensa no puede recibir dinero pero puede acordar intercambios de servicios. Para los soldados este tipo de trabajos es voluntario y por lo general las productoras les pagan como a cualquier extra que contratan.

Una coproducción francesa, argentina y uruguaya está terminando de filmar una película en base al libro "Memorias del calabozo" sobre los Tupamaros. En ella actúa un grupo de 150 soldados como extras.

No es la primera vez que los soldados uruguayos posan ante las cámaras de cine o televisión de distintos países.

Durante el año 1994 se rodó en Uruguay gran parte de la serie española "Curro Jiménez, regreso de una leyenda", protagonizada por Sancho Gracia.

Los campos de Maldonado y Lavalleja se volvieron serranías andaluzas por el arte del cine. Fue una de las producciones cinematográficas con más extras que se recuerden en Uruguay.

En la ocasión un grupo de soldados uruguayos se volvieron andaluces para las cámaras y los caballos del Ejército aparecieron en la pantalla grande. La Fuerza Aérea colaboró con aeronaves para la filmación de algunas escenas, según recordó el entonces ministro de Educación y Cultura, Antonio Mercader.

Además, el Ejército Nacional aportó a la producción armas de época, entre ellas un pesado cañón. La costosa serie española requirió la instalación de un set en los alrededores de Piriápolis, cerca del Palacio de Piria. Pasaron los años y la estructura se mantuvo como recuerdo y se ha utilizado para filmar otros audiovisuales. Uno de ellos tuvo lugar en el verano del año 2011 cuando una productora europea grabó un comercial espectacular. El aviso buscaba promover el uso de la fibra óptica en el hogar.

La creatividad publicitaria pensó en un ejército derrotado que volvía a casa y los productores lo llevaron a la práctica.

En la escena principal había varias decenas de soldados desarrapados que cargaban antenas parabólicas y por lo menos 30 vehículos militares, entre ellos tanques de guerra, helicópteros y lanchones de desembarque en la costa.

"Para mí, fue una misión más, pero terminó siendo una actividad muy interesante. En determinado momento filmaban desde los tanques, un camarógrafo perdió pie y le agarré la cámara. Me agradeció mucho y me dijo que el equipo costaba US$ 200.000", contó un oficial que participó de aquel comercial para Europa.

Los vestuaristas y maquilladores trabajaron sobre todos y cada uno de los actores, incluidos los extras. "Nos pusieron un mameluco azul y una remera blanca, después lo ensuciaron bastante y luego rompieron todo. Estábamos derrotados", dijo el oficial a El País.

Aquella filmación reportó unos US$ 50 por día para los extras. El rodaje llevó tres jornadas completas. "Grabaron como cincuenta veces la misma escena. No es fácil ser actor de cine", bromeó el militar.

Apoyo.

Por estos días hay armas militares en la escena teatral. En la obra de teatro "El Liberaij" de El Tinglado todo el antiguo armamento que se utiliza proviene de los depósitos castrenses, según confirmó a El País el vocero del Ejército, coronel Wilfredo Paiva.

Un oficial de Blandengues recordó a El País que los actores de "La Redota" perfeccionaron su condición de jinetes en las instalaciones de esa repartición emblemática.

En "El Viaje hacia el mar", (2003) una de las películas más premiadas del cine uruguayo, una de sus primeras escenas incluye el desfile de una banda militar. Ninguna ficción. Es la banda del Batallón Florida haciendo de sí misma.

Detrás de los efectivos aparece el actor Diego Delgrossi con un carro de basura, encarnando a Rataplán, el barrendero del pueblo, un personaje muy querido por el público.

En septiembre de 2011 la grabación de un aviso publicitario conmovió Montevideo. Un automóvil a gran velocidad huía de la policía. Cruzó varias avenidas y en el Puente de las Américas fue capturado gracias al apoyo de un helicóptero.

La aeronave era una de las unidades de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) y apareció con los colores azul y blanco. Habitualmente luce los colores naranja y blanco puesto que es una de las que se utiliza para rescates. En su interior iban pilotos militares uruguayos, según confirmó el vocero de la FAU, mayor Gerardo Tajes.

Hace cuatro años efectivos de la FAU participaron del rodaje de una publicidad para pantallas led, destinada al público de Estados Unidos.

En los cuarteles uruguayos la historia más cinematográfica que se cuenta ocurrió en la República del Congo. Fue en marzo del año 2013 y los ojos del mundo estaban sobre la actriz Angelina Jolie que se encontraba visitando el país en el marco de una campaña solidaria. La custodia de la actriz estuvo a cargo de efectivos uruguayos.

Reciente.

Los soldados uruguayos también han trabajado como extras en por lo menos dos películas sobre el pasado reciente. Una de ellas, "Polvo nuestro que estás en los cielos", presentada en el año 2008, incluyó tanques de guerra.

El próximo martes 30 culmina la filmación de "Memorias del calabozo", una película basada en el libro homónimo de 1989 de Mauricio Rosencof y Eleuterio Fernández Huidobro sobre la historia de los Tupamaros, según dijo Mariana Secco, productora de Salado Media.

Allí también hay "figurantes" militares, un término que se usa en la jerga del cine para nombrar a los extras.

"Pedimos permiso al Ejército. Ellos emitieron un comunicado interno para que se presentaran los interesados en trabajar con nosotros y les dieron permiso a los soldados", explicó Secco a El País.

La productora señaló que cuando los directores necesitan filmar escenas que requieren de un componente bélico llaman a los soldados "figurantes" porque se obtiene una credibilidad mayor para los roles militares que si se contrata extras civiles.

"Saben formarse, pararse, agarrar las armas y subirse a un camión como hacen los militares. No es necesario que traigan su uniforme habitual. Nosotros los vestimos y los maquillamos", explicó.

Para este trabajo la productora dispuso que cada soldado perciba $ 2.000 por día de filmación, el doble de lo que cobra un "figurante" normal ya que así lo acordó el propio Ejército, según informaron a El País fuentes de la producción de la película y de la fuerza.

Los protagonistas de esta película son el argentino "Chino" Darín, hijo del multipremiado Ricardo Darín, y el español Antonio de la Torre que harán de Fernández Huidobro y José Mujica respectivamente.

La producción incluye el aporte de fondos y técnicos uruguayos, franceses y argentinos. Una parte de la película se rodó en Pamplona y otra en escenarios de Montevideo.

En el año 2008 la directora Beatriz Flores Silva filmó la película "Polvo nuestro que estás en los cielos", una historia basada en los años anteriores al golpe de Estado de 1973.

Para cumplir con el guión necesitaba tener varios tanques de guerra. La producción los pidió al Ministerio de Defensa Nacional y tuvo algunas diferencias con la entonces ministra Azucena Berrutti.

Al parecer, la escena requería de una decena de carros de combate pero aparecieron dos. Sin embargo, en la película hay una imagen donde aparecen los tanques sobre avenida Libertad, desde el Parlamento hacia el centro. La magia del cine multiplicó los bilndados, según técnicos de la película.

Una historia de amor en misión.

Una de las últimas filmaciones realizadas en locaciones militares es el video clip de la cantante de música tropical Valeria Gau. Se trata de la canción "Dónde estás" en la que la intérprete se pregunta por un amor que está muy lejos y al que extraña mucho.

En este caso, un soldado de la unidad tiene un papel estelar en una historia de amor normal.

Se lo ve entrenar en una pista de guerra, vestirse con el uniforme militar y hasta cortarse el cabello con el peluquero del cuartel. El video finaliza con la imagen del soldado colocándose la boina y el pañuelo celeste al cuello que distingue a los militares que salen en misión de paz al exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)