Abogados denunciantes fueron agredidos y analizan presentar la denuncia

Directora del Sirpa está con custodia

Cuando el viernes en el juzgado de Juan Carlos Gómez se conoció el procesamiento de los 26 funcionarios del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (Sirpa), sus familias y compañeros reaccionaron con indignación. Y una de las principales destinataria de insultos y acusaciones fue la directora del Sirpa, Gabriela Fulco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Anoche un grupo de funcionarios comenzó la huelga y se concretó afuera del centro. Foto: F.Ponzetto.

"Tiene a todos los funcionarios de rehenes". "¿Dónde está la señora Fulco cuando la llaman para que vaya a ver a todos los funcionarios lastimados?". "El día de los incidentes se la llamó y no estuvo, no estuvo". "Fulco no tiene vergüenza". "La va a pagar, la va a pagar". Estas fueron algunas de las encendidas afirmaciones contra la directora del Sirpa en la puerta del juzgado.

Desde ese día Fulco tiene custodia policial por temor a un eventual atentado en su contra, informaron a El País fuentes del Ministerio del Interior.

En la decisión pesaron los incidentes en el juzgado además de insultos y amenazas que recibió la abogada Verónica Carneiro, defensora de los menores que fueron agredidos el pasado 24 de julio en el Centro de Privación de Libertad (Ceprili), y destrozos del auto de otro abogado de menores, Daniel Scioli, que presentó en varias ocasiones denuncias por maltrato a internos del Sirpa.

Carneiro, que fue la primeras en salir de la sede el viernes y la que dio la noticia a los medios que estaban en la puerta, dijo a El País que si los hechos vuelven a repetirse hará la denuncia penal y también solicitará custodia.

"Voy a esperar. Por ahora se lo atribuyo a que estaban procesando a los familiares y los ánimos estaban muy caldeados", indicó la doctora.

Años atrás, la presidenta de la Mesa Sindical de la Colonia Berro, Claudia Montenegro, denunció la existencia de "mafias" de trabajadores, "consumo de drogas" y robos en el INAU, y acusó a funcionarios de los hogares Puertas y Desafío de "golpear a internos" y fue víctima de represalias.

Consultada por El País, Fulco prefirió no hacer declaraciones. La psicóloga había dicho a pocos días de asumir en entrevista con El País que sería estricta con el maltrato.

"Yo quiero una gestión en el marco de los derechos humanos. Vamos a tener muchas instancias de diálogo con el sindicato, van a ser espacios abiertos de intercambio porque tanto a ellos como a nosotros nos importa muchísimo el trabajador", afirmó.

Los funcionarios, en tanto, realizarán un paro de 24 horas el próximo jueves y realizarán una marcha hasta el Sirpa donde reclamarán la renuncia de la directora.

Los centros.

El día en los centros del sistema transcurrió con "mucha tensión", falta de personal aunque con "normalidad", según relataron a El País fuentes ministeriales. Sin embargo, en la tarde los trabajadores efectivizaron la resolución adoptada en la asamblea de la mañana de iniciar la huelga y abandonaron sus puestos de trabajo.

En el Ceprili se generó un incidente y sobre las 20 horas ingresó al centro la Policía y Bomberos. Unos 80 trabajadores de ese centro se agrupaban ayer en una plazoleta denominada "Héctor Rodríguez". Allí informaron que trabajadores del SER habían iniciado también la huelga.

Al cierre de esta edición las autoridades decretaron la esencialidad del servicio, algo que ya tramitaban desde el jueves, cuando el sindicato aún no había tomado medidas.

"Ayer (el jueves) me llamó la directora del INAU para decirme que se iba a decretar la esencialidad del servicio cuando nosotros no estamos tomando medidas sindicales en el Sirpa por lo tanto es claro el objetivo del Poder Ejecutivo, que además quiere destruir nuestra organización", dijo el secretario general del sindicato del INAU, Carlos Salaberry.

Fulco había recorrido ayer el Ceprili, Ciedd y ex Ser, este último en compañía de la directora de la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH), Mirtha Guianze, quien fue porque estaba la versión de que podría haber problemas en la visita, que se retomaron desde ayer.

"Nosotros a veces vamos a las visitas. Hablamos con los gurises y sus familias. Hoy por suerte estuvo todo tranquilo, se desarrolló todo con normalidad", aseguró Guianze a El País.

En el Ceprili, ex Ser y Ciedd se trabajó durante todo el día con la Guardia Republicana que hace la custodia externa. "Estamos en estado de alerta permanente", agregó la fuente.

Desde el miércoles 19, una dotación de policías de choque se encuentra apostada frente a los tres centros.

Alrededor de 20 efectivos de la Guardia Republicana integraban las dotaciones en forma permanente. Los uniformados, que realizan vigilancia perimetral, fueron apoyados por patrullas.

El 25 de julio pasado, cuando se abrió el exhogar SER para alojar a internos adultos que cometieron delitos como menores, se dividió el personal del Ceprili. Es decir, un grupo de educadores se quedó en el Ceprili y otro pasó al ex SER.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)