EMERGENCIA CLIMÁTICA: TESTIMONIO DEL DRAMA

Desesperante situación del hospital

La casa del cantante Gastón Ciarlo “Dino” destruida; directora de hospital narró su drama.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Roturas en los techos y salas inundadas exigieron la evacuación. Foto: D. Rojas

El popular cantante y compositor uruguayo Gastón Ciarlo "Dino" se quedó sin casa luego del tornado que devastó Dolores. Fue uno de los centenares de afectados, pero su nombre figuraba ayer entre los más mencionados en la ciudad de Soriano.

El autor de "Vientos del Sur" y la clásica canción "Milonga de pelo largo", quien durante años vivió fuera del país, retornó a Uruguay en 1995 y se afincó en la ciudad de Dolores, donde residía con su familia. No solo se le voló la casa, sino que su hijo, además, fue uno de los heridos a consecuencia del vendaval, según testimonios de varios ciudadanos de Dolores.

"Lo perdió todo", dijeron amigos del cantante.

Hospital.

Malvina Blanco es la directora del Hospital de Dolores, institución que tuvo que lidiar con un desastre natural sin precedentes en la ciudad, El tornado destruyó parte de los techos del centro, dejando la emergencia inutilizada.

"Estuvimos prácticamente desde que comenzaron a llegar los heridos en medio de una situación desesperante. Por suerte tuvimos el apoyo de todo el personal que se incorporó a trabajar y de equipos de toda la región que llegaron con recursos humanos, ambulancias y materiales", relató a El País.

En pleno caos llegaron a tener quince ambulancias, "algo inusual, porque se usaron todas al mismo tiempo".

Los primeros minutos fueron realmente difíciles de sobrellevar. "Llegaron personas de todas las edades ingresando en mal estado y demandando una valoración urgente. Fue una situación caótica de ver porque tuvimos que poner personal en los pasillos. La emergencia no dio abasto".

A dedo.

Andrea Luna vio por televisión lo que había pasado en Dolores. Quedó "shockeada" con la situación y a pesar de vivir en Fray Bentos, no dudó en que era momento "de brindar una mano".

"Le pregunté a mi padre si me cuidaba a mis dos hijos, apronté el bolso y salí a hacer dedo a la ruta. Sentía que tenía que apoyar aunque más no fuera limpiando o cocinando. El hospital estaba desbordado y había que canalizar la angustia en algo positivo, como ayudar a quienes más lo necesitaban", contó Luna, quien llegó al centro hospitalario cerca de la una de la madrugada de ayer y se puso a la orden.

Sus hijos la entendieron. La ayudaron a preparar un bolso con ropas y mantas.

El de Andrea, es uno de los tantos casos de solidaridad espontánea de gente que de inmediato empezó a movilizarse para dar una mano. Instituciones educativas y de servicio comenzaron a recepcionar donaciones en todo el país.

Desde la cárcel.

Junto a los vecinos de Dolores y funcionarios del gobierno departamental y nacional, siete internos de la cárcel de Soriano colaboran en los trabajos para recuperar a una ciudad asolada por la naturaleza, informó ayer el Ministerio del Interior

Los hombres privados de libertad están acompañados de custodia policial.

Hace algunos meses en Salto hubo un operativo en donde personas privadas de libertad trabajaron en el barrido de las calles después de las inundaciones.

"Es el antecedente más cercano y tuvo resultados positivos y replicarlo ahora en Soriano es lo más lógico", manifestó Gustavo Belarra, subdirector nacional técnico del Instituto Nacional de Rehabilitación en un comunicado emitido por el Ministerio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)