POLÉMICA POR LA IDENTIFICACIÓN DE PERROS

Chips para perros: una obligación legal que no tendrá quién la fiscalice

Presentaron plan pero no se sabe cómo se aplicará la ley.

Mascotas: por ley deberán tener un microchip en su cuerpo. Foto: F. Flores

Un microchip tendrá que ser alojado en cada perro uruguayo. La ley dice que su instalación es obligatoria pero su uso será fiscalizado por un organismo sin presupuesto que no tiene, ni tendrá, inspectores.

El dispositivo y su instalación costará $ 500. Será colocado bajo la piel de los perros por veterinarios especialmente entrenados por el Registro de Animales de Compañía (Renac).

Hay 1.742.000 perros en todo el país pero no se sabe cuántos de ellos tienen un dueño que se haga cargo. Tampoco hay constancia de la cantidad de animales que andan sueltos por calles y campos.

Ayer la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), responsable del Renac, anunció que al 1º de enero todos los perros deberán tener instalado el microchip.

El equipo tiene el tamaño de un grano de arroz y servirá para identificar al animal. En el sistema constará el nombre del propietario, su dirección y estado sanitario. No tiene una aplicación de GPS por lo que no servirá en caso de extravío o secuestro del perro.

La Cotryba está facultada por ley para aplicar distintas sanciones, entre ellas se encuentran las multas. Las más bajas son de cinco Unidades Reajustables ($ 5.061,87) y las más altas de 500 unidades, $ 506.187. En casos gravísimos se le puede prohibir al sancionado tener perros de por vida.

Ayer la plana mayor de la Cotryba, integrada por representantes de los ministerios de Ganadería, Interior, Salud, Congreso de Intendentes y el Parlamento, ofreció una conferencia de prensa para informar sobre la decisión de aplicar la normativa. Enzo Benech, subsecretario de Ganadería y presidente de la Cotryba, ofició de vocero.

"La operativa de registro comienza el 1º de octubre, después tendremos un tiempo prudencial, luego evaluaremos y saldremos a fiscalizar", dijo.

Tras recibir cuatro preguntas concretas sobre la aplicación del Renac, Benech sorprendió a los presentes diciendo que no tenía "todas las respuestas"; aclaró que tiene "voluntad política para trabajar juntos". También mencionó que "será un proceso largo" que no sabe "cómo acelerarlo más".

El jerarca afirmó ayer en varias ocasiones que "el primer objetivo es cumplir con la ley". Se refería a la ley 18.471 de Tenencia Responsable de Mascotas, aprobada en el mes de mayo del año 2009.

Preguntas.

Las consultas del auditorio no se hicieron esperar. ¿Quién pagará los microchip de los perros vagabundos? No se sabe. Benech cree que podrían ser las intendencias departamentales las que se hicieran cargo pero eso todavía no está resuelto, según explicó.

"No puedo hablar por las intendencias, la Constitución indica que tienen independencia. Creo en la voluntad política. Los perros que no tienen dueño serán identificados. Estamos trabajando con las intendencias, algunas de ellas ya están colocando los microchip y con otras venimos trabajando en forma articulada", expresó el presidente de Cotryba.

En tanto, Juan Canessa, representante del Congreso de Intendentes en la Cotryba, mencionó que las comunas son independientes y que "hay unanimidad en el Congreso para contribuir en este proceso".

Recordó que las comisiones departamentales de Bienestar Animal juegan "un papel importante en todo este proceso porque hay un compromiso de colaborar para solucionar un problema que es de todos".

Obligación.

¿Qué sucede en caso que una persona resuelva no colocar el chip porque su perro no sale de su casa? El subsecretario Benech aclaró que "esto es una obligatoriedad, no se está preguntando si se quiere". Además, señaló que "si no se cumple con la ley se es responsable frente al resto (de la sociedad) y hay organismos responsables de fiscalizar eso, en este caso es Cotryba".

El organismo no tiene presupuesto ni personal asignado. Tampoco tiene un cuerpo inspectivo ni está previsto crearlo, según subrayó Benech.

Hasta el momento, en las ocasiones en que intervino la Cotryba tuvo que apostar a personal policial o municipal. La ley de Rendición de Cuentas le asignó un porcentaje de la recaudación de la Comisión de Zoonosis por concepto de patente de perro.

¿Cómo se hará para concretar la instalación del microchip en zonas carenciadas? Ese aspecto tampoco está claro. "Si no tienen recursos es como si fueran perros sin dueño, estamos trabajando para encontrar una solución", dijo Benech.

Sacrificio.

La solución que maneja Cotryba para los perros vagabundos es llevarlos a refugios de las ONG. ¿Qué sucede si las organizaciones que ofrecen alojamiento a los perros se ven desbordadas ante el aumento de la demanda? ¿En este caso se piensa en sacrificar perros?

"No estamos hablando de sacrificio, lo que hay está en la ley. Sí estamos hablando del control de la natalidad y de la población. Las castraciones son una herramienta. Hay que bajar la población animal pero la solución no es matándolos, hay que hacer responsable a los tenedores", señaló el jerarca.

Una representante de los refugios que reciben perros consultó al jerarca sobre la situación de los animales que se encuentran en esos servicios.

"Me consta el esfuerzo que hacen los refugios y todo lo que hacen para mantenerlos. Vamos a tener que chipear esos perros, lo importante es que esos animales sean adoptados y para eso tienen que estar chipeados. Tenemos que trabajar para tratar de encontrar caminos para que lo podamos hacer", respondió Benech.

Reclamos.

El médico veterinario Gastón Cossia, diputado suplente del Partido Nacional, propuso que se desarrolle "una política pública que considere e incluya a las poblaciones vulnerables de forma gratuita y un programa exonerado destinado a refugios y proteccionistas".

Además, el legislador y veterinario reclamó que se unifiquen la tasa de patente de perros y el Renac. "Uruguay no admite dos registros caninos. Basta de burocracia, debemos exigir el trabajo conjunto y coordinado de Comisión de Zoonosis, MSP y Cotryba", dijo.

Anunció que buscará realizar contactos para frenar la prometida fiscalización.

UNA BATALLA POR LOS PERROS.

Benech

"Esto es una obligación, es una ley".

"El primer objetivo es cumplir con la ley. La operativa de registro comienza el 1º de octubre, después tendremos un tiempo prudencial, luego evaluaremos y saldremos a fiscalizar. Esto es una obligatoriedad, no se está preguntando si se quiere. Si no se cumple con la ley somos responsables frente al resto (de la sociedad)".

COSSIA

"El país no resiste dos registros caninos".

"Proponemos que se desarrolle una política pública que considere e incluya a las poblaciones vulnerables de forma gratuita y un programa exonerado destinado a refugios y proteccionistas. Uruguay no admite dos registros caninos. Basta de burocracia, tienen que trabajar la Comisión de Zoonosis, el MSP y la Cotryba".

JUAN CANESSA

"Apoyo unánime de intendentes".

"Hay unanimidad en el Congreso de Intendentes para contribuir en este proceso. Las comisiones departamentales de Bienestar Animal juegan un papel importante en todo este proceso porque hay un compromiso de colaborar para solucionar un problema de todos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)