EMPRENDEDORES

El "ciruja" que inspira a emprender

El cordobés Néstor Días pasó de tejer escarpines para sobrevivir a tener un negocio en expansión

El emprendedor argentino disertó en una charla organizada por ACDE.
El emprendedor argentino disertó en una charla organizada por ACDE.

Parece una historia de ficción, como esas que cuenta Hollywood en la gran pantalla, pero los hechos son reales. Néstor Días, un joven cordobés de 20 años, se había quedado sin trabajo en plena crisis argentina justo cuando su novia, «la colorada», estaba embarazada. Ante tantas penurias —no tenía dinero ni casa (se tuvo que ir a vivir a un garaje de prestado)— se decidió a tejer escarpines junto a su esposa con los sobrantes de tela que descartaba una fábrica textil. Cuando Días cuenta su historia, de aquellos tiempos en que buscaba materiales entre la basura, su voz se entrecorta y no puede evitar las lágrimas. «La pobreza trasciende las carencias, la pobreza duele», dice.

Quince años después y luego de mucho esfuerzo y ganas de superarse, Días tiene su empresa (con las marcas Mis Caruchas y Chavitos) que produce 4.000 prendas de bebé al mes y proyecta salir de su Córdoba natal para ser líder de la categoría a nivel nacional.

Por su increíble historia y potencial de expansión, el emprendedor ha recibido distintos premios y financiamiento; entretanto hoy reparte el tiempo entre la empresa, sus participaciones como conferencista y coach motivacional, y su familia (su esposa y cuatro hijos).

Días contó cómo pasó de «ciruja» (hurgador) a emprendedor en su visita a Montevideo el jueves 5 en una conferencia organizada por la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), la Fundación Konrad Adenauer y Fundación Telefónica. Además, llevó su testimonio a los alumnos de los institutos educativos de contexto crítico Providencia y Jubilar.

Con su relato demuestra que su historia es la de la tenacidad frente a la disyuntiva de «desistir o persistir». La vida lo ha puesto en esa encrucijada en varias ocasiones. Recordó, por ejemplo, que a poco de comenzar a vender en la vereda del Hospital Neonatal de Córdoba, el subdirector de la institución le ordenó que se retirara. Pese a todo, él siguió yendo a vender todos los días hasta que logró explicar su situación al funcionario. Al final, no solo le permitió quedarse, sino que le ofreció un lugar que hasta hoy es el principal punto de venta de Días. Además, coloca sus productos en tiendas de Córdoba a las que vende a granel.

«Un emprendedor tiene que tener un mix de cualidades, como paciencia, motivación, tolerancia al fracaso, estar enamorado de su idea. Otra característica es la búsqueda de la excelencia. Los pequeños detalles son donde la gente puede percibir una diferencia entre lo que hacés y lo que hacen los otros. El emprendedor tiene que ser alguien con la suficiente inteligencia como para, a pesar de tener en muchos casos pocos recursos, pueda competirle a alguien que los tiene todos», dijo a El Empresario.

Días inspira con sus palabras pero también busca hacerlo a través de sus acciones. Participa de distintas iniciativas para promover el emprendedurismo entre los jóvenes y los sectores más humildes de la sociedad cordobesa. Y se explica: «El emprender es una forma genuina de dignificar a las personas a través del trabajo. Y es una forma genuina de combatir a la pobreza y a la delincuencia».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)