naciones ricas no aprovechan la fuga de cerebros que sufren países de origen

Los migrantes cualificados aumentaron 72% en una década

Durante la primera década de este siglo han aumentado los flujos migratorios de personas cualificadas de manera vertiginosa: un 72% más hacia los países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Personas en aeropuerto. Foto: Archivo El País

Lo que puede ser una gran oportunidad de desarrollo es, sin embargo, desaprovechado en gran parte. Mientras algunas regiones del mundo sufren una preocupante fuga de cerebros, los países de destino tienden a ofrecerles ocupaciones muy por debajo de su preparación. Es el caso, por ejemplo, de la mitad de emigrantes latinoamericanos. Estos son algunos de los datos que arroja el informe Conectar con los emigrantes: un perfil global de las diásporas 2015, elaborado por OCDE y la Agencia Francesa de Desarrollo.

El informe analiza datos de 140 países relativos a las migraciones, sus características y su impacto en el mercado laboral. El anterior informe de la OCDE sobre este mismo asunto indicó en septiembre pasado que el actual flujo de personas es el más heterogéneo y mejor formado de la historia. India encabeza el puesto de mayor número de migrantes preparados hacia países de la OCDE con 2,2 millones de personas. Le siguen Filipinas (1,5 millones), China (1,5) y Reino Unido (1,4).

Asia es el continente que ha registrado el mayor aumento de flujo migratorio entre 2000 y 2010. Se duplicó el número de personas cualificadas que han abandonado su país. Las diásporas de China e India no paran de crecer, alerta el informe.

El África subsahariana y América Latina son las regiones de mayor riesgo de fuga de talentos: el 13% de las personas altamente cualificadas de África viven ya en un país de la OCDE. En los países de destino, sin embargo, no se utiliza todo su potencial. En este momento hay casi 18 millones de latinoamericanos viviendo fuera de sus países. La mayoría de ellos (10,3 millones) han emigrado a Estados Unidos. El segundo país elegido es España (1,9 millones).

Casi la mitad de los más cualificados obtienen, sin embargo, empleos muy por debajo de su preparación. En general, los migrantes han ido mejorando sus condiciones laborales en los países de destino de la OCDE, pero la crisis revirtió la tendencia.

Dos fenómenos son relativamente nuevos respecto a las migraciones: cada vez hay más mujeres entre los flujos migratorios de personas cualificadas (son ya la mitad) y aumenta exponencialmente el número de estudiantes internacionales. En 2008 eran 2,2 millones mientras que en 2010 eran ya 2,7 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)