Julio Preve Folle

La Conferencia de Nairobi de la OMC

El 10 de diciembre del año pasado el Consejo General de la Organización Mundial de Comercio (OMC) resolvió realizar en diciembre de este año en Nairobi, Kenia, la décima Conferencia Ministerial de la institución que celebra sus 20 años de vida.

La Conferencia, que habitualmente se reúne cada dos años, es el órgano de adopción de decisiones más importante de la OMC. En ella están representados todos los miembros, sean países o uniones aduaneras. La Conferencia Ministerial puede adoptar decisiones sobre todos los asuntos comprendidos en el ámbito de cualquiera de los Acuerdos Comerciales Multilaterales. Ello a pesar de que las expectativas acerca del alcance de soluciones para favorecer el comercio son aunque algo crecientes, limitadas. Son crecientes porque algunas de las razones que hacían languidecer las instancias multilaterales de negociación parecen amainar. Pero son limitadas porque no se esperan acuerdos en temas sustanciales de interés para países exportadores de alimentos; sí en cambio para otras naciones. El Director General de la OMC, el brasileño Azevedo ha estimado que lo importante, si no hay avances sustantivos, será seguir negociando. O en otras palabras, si no se resuelven los grandes temas, continuar.

Todo paralizado.

Hasta ahora no ha sido posible avanzar en acuerdos multilaterales en agricultura, como siempre la más importante piedra en el zapato de todos los procesos. Por ello, desde el lanzamiento de la Ronda de Doha en 2001 se han ido postergando todas las fechas de su finalización. La verdad es que la inmensa combinación de países con intereses opuestos constituye una importante dificultad que se vio agravada por varias circunstancias.

En mi opinión, son esencialmente dos las razones que han perjudicado el cierre de la Ronda, una de naturaleza política y otra de naturaleza económica. La primera de ellas, de naturaleza política, tiene que ver con el debilitamiento conceptual que ha tenido la idea de libre comercio agrícola en los países que definen. Entre ellos incluyo fundamentalmente a Estados Unidos y la Unión Europea, menos proclives que antes a recíprocas concesiones. A ellos se suman otros países grandes de intereses defensivos en agricultura como Japón o India. Y finalmente cabe consignar, aunque con mucha menor relevancia, la pérdida de peso del Grupo de Cairns de países exportadores de alimentos, entre los que había desarrollados, por la transformación ideológica experimentada en varios de ellos. Precisamente el primero fue el Brasil de Lula, fundador de un nuevo grupo de negociación llamado el G20, formado solo por países subdesarrollados, manteniendo una posición ofensiva en materia de subsidios a la exportación, pero con limitaciones en las exigencias para los países en desarrollo en materia de acceso a mercados y ayuda interna. En definitiva pelean por el fin de los subsidios a la exportación, pero en materia de ayuda interna y aranceles, reclaman lo que se llama un Trato Especial y Diferenciado para países en desarrollo, planteando poder seguir protegiendo sus propios mercados. Entre sus miembros están, además, Uruguay y Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, México, Paraguay, Venezuela, China, India, Tailandia, Egipto, Nigeria, Tanzania y Zimbabue, entre otros. La lista ya supone para un lector avezado un menor compromiso con el libre comercio, el cual se demanda para los otros, pero manteniendo posiciones más defensivas por ejemplo en bienes industriales, algo típico de Brasil. En la administración del Dr. Batlle, Uruguay no había ingresado a este ámbito, pero luego entramos de modo entusiasta a este grupo ambiguo con exigencias de apertura pero para otros. Todo esto no ha cambiado sustancialmente, y el ciclo político sigue su curso sin cambios hacia un mayor compromiso con el comercio multilateral.

La segunda razón, de naturaleza económica, que creo ayudó al desinterés en el cierre de la Ronda, fue el fenomenal movimiento ascendente de los precios de los commodities liderado por China. Esta razón ha desaparecido, lo que debería relanzar la voluntad de llegar a acuerdos, en particular porque con estos precios empiezan a volver los subsidios a la producción y a las exportaciones.

Hay otro punto que me parece muy difícil imaginar cómo puede repercutir en el cierre de la Ronda, y es la proliferación de acuerdos de libre comercio mediante los cuales muchos países logran preferencias que pueden no estar estimulados a multilateralizar. Si Chile por ejemplo, tiene accesos preferenciales en países que se pueden considerar en la práctica como todo el mundo, no veo la razón de debilitar esas preferencias si se ampliaran al ámbito multilateral.

Reglas.

La imposibilidad de cerrar la Ronda, en la que veo responsabilidades fuertes entre otros en Brasil, está impidiendo que el mundo libre de subsidios que se preveía para 2013 hoy no lo tengamos como regla. Lo hemos tenido como realidad, pero en razón de los precios altos. Ahora vuelve a ser más que necesario discutir sobre los llamados "tres pilares" de la negociación agrícola: subsidios a las exportaciones, ayuda interna y acceso. Y quizás, más importante que lograr demasiados avances materiales, es recuperar un sistema de reglas comerciales.

En verdad mucho más importante es el establecimiento de reglas para un comercio agrícola ojalá más libre y abierto, pero sobre todo disciplinado. Está bien que se regulen las ayudas alimentarias, los temas de trámites comerciales. Pero sobre todo habrá que llegar pronto a disciplinas en los tres pilares, que aunque no sean demasiado ambiciosas, recuperen el sistema de reglas y en especial el control multilateral de su cumplimiento, uno de los principales beneficios de la pertenencia a la OMC.

Precisamente cuando se conmemoren los 20 años de la OMC el festejo mayor puede estar en haber incluido la agricultura que no lo estaba, en una materia a disciplinar; pero sobre todo en la construcción de una institucionalidad multilateral en la que aunque con restricciones, los países más chicos encuentran una fortaleza ampliada gracias a las reglas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)