Ciencia

El zika no es el único que afecta a los fetos, el virus del Nilo también lo hace

El virus del Nilo Occidental, que se transmite por la picadura de un mosquito, puede causar daño cerebral e incluso la muerte del feto, al igual que el zika, según un estudio publicado en la revista Science Translational Medicine.

Mosquito tigre. Foto: Pixabay
Mosquito tigre. Foto: Pixabay

Una investigación llevada a cabo con ratones y tejidos humanos concluyó que este virus puede transmitirse durante el embarazo y provocar abortos inesperados, lo que sugiere que el zika puede no ser el único virus con esta capacidad.

No obstante, los investigadores de la Universidad de Washington en San Luis (Misuri, EE.UU.) reconocieron que "aún no hay certeza" de lo que sucede exactamente cuando las mujeres embarazadas están infectadas con el virus del Nilo Occidental.

"Nuestros hallazgos sugieren que es posible que los virus relacionados con el Zika, como el Nilo Occidental, presenten el mismo riesgo para los fetos en desarrollo que el Zika", apuntó en su artículo el autor principal del estudio, Jonathan Miner.

El virus del Zika atrajo la atención mundial a partir de 2015, cuando surgieron informes de un brote en Brasil y la alarma aumentó cuando se determinó que este virus podía provocar que los bebés nacieran con microcefalia o cabezas anormalmente pequeñas.

Durante una investigación paralela sobre el zika, Miner descubrió algunos informes que sugerían que el virus del Nilo también podría transmitirse de madre a hijo durante la gestación, causando defectos de nacimiento, algo que nadie había probado rigurosamente hasta ahora.

Así, el científico y su colega Derek Platt decidieron averiguar si el del Nilo Occidental y otros virus relacionados, como el Powassan, podrían causar daño cerebral y muerte fetal similares.

El equipo inyectó uno de los cuatro virus analizados a ratones hembras recientemente embarazadas y luego examinó las placentas y los fetos.

Los niveles de virus del Nilo occidental eran de 23 a 1.500 veces más altos que los de los otros tres virus en las placentas, y de 3.000 a 16.000 veces más altos en las cabezas de los ratones recién nacidos.

Los investigadores también encontraron que aproximadamente la mitad de los fetos cuyas madres estaban infectadas con el virus del Nilo Occidental o del Powassan, que transmiten las garrapatas, murieron en los primeros 12 días de la infección, mientras que no murieron fetos de madres infectadas con Chikungunya o Mayaro.

Con la ayuda de científicos de la Universidad de Pittsburgh (EE.UU.), los investigadores luego infectaron placentas humanas con uno de los cuatro virus o virus Zika.

"No quiero que la gente piense que estamos diciendo que el virus del Nilo es definitivamente una amenaza para las mujeres embarazadas y sus bebés, estamos diciendo que es posible", puntualizó Miner.

El virus del Nilo Occidental afecta a miles de personas cada año en EE.UU. y alrededor de 1.000 desarrollan cada año infecciones cerebrales potencialmente mortales que pueden causar problemas neurológicos persistentes, según el informe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)