SALUD

El VIH y la importancia de la detección a tiempo

Cuanto antes se detecte, más fácil es controlar la infección que provoca.

Hay 36,9 millones de personas que tienen VIH en el mundo y, de ellas, 21,7 millones vive bajo tratamiento antirretrovírico. Foto: AFP
Hay 36,9 millones de personas que tienen VIH en el mundo y, de ellas, 21,7 millones vive bajo tratamiento antirretrovírico. Foto: AFP

En Uruguay hay unas 12.700 personas infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), de las cuales 10.400 conocen su diagnóstico, según los últimos datos que maneja el Ministerio de Salud Pública (MSP) y que fueron divulgados en diciembre del año pasado. Con motivo del Día Nacional del VIH/Sida que se conmemora este lunes 29 de julio, la cartera actualizará en las próximas horas la información sobre el tema.

A nivel mundial, un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que desde el año 2010 a la fecha se registraron “preocupantes incrementos” de las infecciones por VIH en varias zonas, entre ellas Latinoamérica: hubo un aumento en Europa Oriental y Asia Central (29%), el Oriente Medio y el Norte de África (10%), así como en América Latina (7%).

Al dar a conocer estos datos, ONUSIDA exhortó a tomar medidas urgentes contra la ralentización de las ganancias mundiales y los resultados dispares de los países para lograr los objetivos de VIH en el año 2020.

Los profesionales de la salud sostienen que ante esta situación es esencial que la población esté informada y sea consciente de la importancia que es hacerse las pruebas y cuidarse. La infectóloga uruguaya Susana Pereira destacó que hay que saber que “si uno se detecta un VIH a tiempo es mucho más fácil controlar la infección y disminuye la chance de enfermar”.

La experta señaló que en el Sistema Nacional de Salud cualquier persona se puede hacer el test VIH, así sea que tenga servicio de una mutualista privada o en un centro de salud público. Resaltó que en varias oportunidades se realizan campañas y propagandas para concientizar sobre el hecho de que “no existe solo una población de riesgo, sino que cualquiera puede contagiarse con VIH manteniendo relaciones sexuales (sin protección), que el aumento de infecciones por VIH en Uruguay no es solo en los hombres que mantienen sexo con hombres o en los trabajadores sexuales, sino también entre los heterosexuales”.

VIH
Cada 29 de julio se conmemora el Día Nacional del VIH/sida. Foto: Archivo El País

Pereira agregó que el concepto más importante a tener en cuenta para quienes tienen el virus del VIH es que “si yo me cuido y tomo la medicación, no me enfermo. Si me cuido y tengo una carga viral indetectable, es decir, que el virus como no se puede matar pero esta guardadito en los rincones ya ni siquiera se transmite, me cuido a mí y cuido a los demás, disminuyo la chance de contagiar a alguien”.

La infectóloga señaló que “con el tratamiento bien hecho la expectativa de vida de las personas con VIH es casi similar a la de las que no tienen el virus”.

En relación a la prevención, la doctora opinó que es un tema en el que en Uruguay “siempre estamos un poquito atrasados en todo nivel”, y puso el ejemplo de que hay mucha gente con hipertensión arterial, pero cuesta tomar medidas al respecto “y a la gente le cuesta comer sin sal”. Por eso, señaló, “tenemos que pensar que uno debe educar a los más jóvenes y los más viejos y todos los que están en el medio para usar todas las medidas que existen en este momento y que se suman para cuidarse”. Añadió que “usar preservativo, tomar la medicación, tener la carga indetectable si tengo el VIH para no transmitir y no enfermar, todo eso serían medidas de prevención, y en eso siempre hay que trabajar”.

Latinoamérica.

El informe publicado por la ONU este mes alertó que el progreso en la lucha contra el sida se está ralentizando en el mundo y que a pesar de que avanzó mucho en algunos países, desde el año 2010 se registraron “preocupantes incrementos” de las infecciones por VIH en varias zonas, entre ellas Latinoamérica.

“Necesitamos urgentemente un aumento del liderazgo político para poner fin al sida”, dijo Gunilla Carlsson, directora ejecutiva interina de ONUSIDA en la presentación del informe, que se realizó en Sudáfrica.

Según los datos divulgados, en 2018 se registraron aproximadamente 37,9 millones de personas contagiadas y solo dos de cada tres tenían acceso a los antirretrovirales.

En relación a la financiación para la lucha contra esta enfermedad, el informe señala que la brecha entre los recursos necesarios y su disponibilidad es cada vez mayor: por primera vez, los recursos mundiales disponibles para responder al sida han caído de forma significativa. En 2018, por ejemplo, se disponía de US$ 19.000 millones, que son US$ 7.200 millones por debajo de los US$ 26.200 millones necesarios en 2020.

La cantidad de nuevos contagios en 2018 bajó un 16% en relación a la de 2010. Y también el año pasado, las cifras de muertes relacionadas con el sida cayeron un 33%. De todas maneras, la ONU señaló que “se progresa, pero cada año menos” y llamó a seguir trabajando.

Los expertos señalaron que la desaceleración mencionada pone en riesgo de hecho los objetivos que tienen para el año 2020. A este ritmo, no se lograrían.

Se espera que para ese año el 90% de las personas que viven con VIH conozcan su estado, que el 90% de los diagnosticados reciban terapia antirretrovírica continuada y que el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica tengan supresión viral, es decir, reducir significativamente la presencia del virus en sangre para conservar la salud.

De todas maneras, la buena noticia es que según este informe de la ONU, las muertes relacionadas con el sida siguen disminuyendo, debido a que el acceso al tratamiento sigue creciendo y hay avances en la mejora de la prestación de servicios.

“Improbable lograr los objetivos al año 2020”

La directora de ONUSIDA, Gunilla Carlsson, advirtió que no se podrá acabar con el sida si no se pone fin a la estigmatización y la discriminación asociadas a esta enfermedad, según recoge la agencia EFE.

“No podemos acabar con el sida si no terminamos con la estigmatización y la discriminación asociadas al VIH”, dijo Carlsson en una rueda de prensa celebra en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

En su comparecencia, la directora de ONUSIDA subrayó que el informe presentado por su agencia a mediados de mes muestra que “es improbable que se logren los objetivos globales clave sobre el sida para el año 2020, incluso en aquellos países y regiones donde se están logrando avances”.

Carlsson apuntó que para lograr el objetivo de solo 500.000 contagios al año “en los próximos 18 meses deberíamos reducir la infección un 70%, algo que nunca ha ocurrido antes”.

Tres preguntas sobre el VIH y el sida
Tubos con sangre que serán analizados por VIH. Foto: Archivo El País

¿Qué diferencia hay entre la infección por VIH y el Sida?

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) infecta las células del sistema inmunitario y las destruye o trastorna su funcionamiento, lo que acarrea el deterioro progresivo de dicho sistema y acaba produciendo una deficiencia inmunitaria.

El sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) representa las etapas más avanzadas de la infección por el VIH. La OMS señala que el sida se define por la aparición de alguna de más de 20 infecciones oportunistas o cánceres vinculados con el VIH.

¿Cómo se transmite el virus del VIH?

La infección por el VIH se puede transmitir a través de relaciones sexuales (vaginales, anales o bucales) sin protección con una persona infectada.

También puede transmitirse por la transfusión de sangre contaminada, por compartir agujas, jeringas, material quirúrgico u otros objetos punzocortantes, como por ejemplos equipos para tatuar que estén contaminados. Además, la madre también puede transmitirle la infección al hijo durante el periodo en el que está embarazada, así como en el parto o la lactancia.

¿Cuánto tarda en aparecer el Sida?

El tiempo que tarda en aparecer el sida varía de una persona a otra. Si no se recibe tratamiento, la mayoría de los infectados por el VIH presentan signos de la enfermedad al cabo de cinco a 10 años, aunque el periodo puede llegar a ser más corto.

En algunos casos, el tiempo que transcurre entre la infección por el VIH y el diagnóstico de sida puede variar entre 10 y 15 años. El tratamiento con antirretrovíricos puede hacer más lenta la evolución: si se detiene la reproducción del virus, las células del sistema inmunitario pueden vivir más tiempo.

Sin cura, pero con tratamiento que avanza

No hay cura para la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, pero el tratamiento con antirretrovíricos (TAR) aminora la evolución de la infección hasta casi detenerla, motivo por el que cada vez más personas infectadas por el VIH pueden vivir en buenas condiciones por periodos prolongados.

El tratamiento antirretrovírico estándar se basa en combinar al menos tres antirretrovirales (ARV) para suprimir al máximo el virus y frenar la progresión de la enfermedad. La OMS destaca que gracias a este tratamiento en los últimos años se logró reducir las tasas de mortalidad y sufrimiento de los pacientes, sobre todo en las primeras fases de la enfermedad.

Los médicos destacan que es importante la ampliación que hubo respecto al acceso al tratamiento, algo que ayuda a reducir la transmisión del virus en la población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados