Recorrer el mundo ayudando a los demás

Viajeros en la Pérez Scremini

World Life Experience, grupo de voluntarios que viajan por el mundo, llegó a Montevideo y trabajó en la fundación.

La Fundación Pérez Scremini recibió a un grupo de voluntarios internacionales. Foto: Delfina Milder
VIDEO: Conocé a los voluntarios 

La última semana no fue una más para la Fundación Pérez Scremini. Además de estar preparando su carrera 5K y atender a sus pacientes, recibió un grupo de voluntarios internacionales, que se sumó a la plantilla fija de alrededor de 200 personas que trabajan allí cada día.

Hugo Piñón es de Galicia (España), "un gallego de verdad, no como ustedes le dicen a todos los españoles", señala entre risas mientras cuenta la experiencia de viajar por el mundo ayudando a ONGs.

Hace más de un año se encontraba en Polonia trabajando para Google cuando su padre le envió un anuncio que aparecía en el diario: buscaban jóvenes que estuvieran dispuestos a viajar por el mundo durante un año, gratis y ayudando a otros. El proyecto se llamaba "World Life Experience".

Desde enero, Hugo y diez jóvenes más —actualmente el número descendió a nueve ya que dos abandonaron el grupo por razones personales— partieron de distintos puntos del planeta para encontrarse en Lisboa con Antonio, el creador de World Life Experience.

La Fundación Pérez Scremini recibió a un grupo de voluntarios internacionales. Foto: Delfina Milder
La Fundación Pérez Scremini recibió a un grupo de voluntarios internacionales. Foto: Delfina Milder

Desde allí comenzaron un viaje que los llevaría a cerca de 20 ciudades: Granada (España), Barcelona (España), Amsterdam (Holanda), Zagreb (Croacia), Liubliana (Eslovenia), Praga (República Checa), Budapest (Hungría), Bucarest (Rumania), Sarajevo (Bosnia), Skopje (Macedonia), Bangkok (Tailandia), Hanoi (Vietnam), Kuala Lumpur (Malasia), Tlaxiaco/Oaxaca (México), San José (Costa Rica), Bogotá (Colombia), Lima/ Cusco (Perú), Santiago (Chile), Mendoza/Buenos Aires (Argentina), Montevideo(Uruguay), Curitiba y San Pablo (Brasil).

Hugo contó a El País que le sorprendió haber sido seleccionado: "No creí nunca que me fueran a elegir".

Sobre la experiencia, aseguró que "viajar te da una apertura de mente que no te da ninguna otra cosa". Además, sostuvo que el diferencial para él es poder involucrarse con las distintas comunidades de los lugares en los que ha estado: "Lo mejor de todo esto son los proyectos a los que ayudamos. Cuando viajo no me gusta ser un turista más. Me gusta meterme en la cultura, conocer a la gente", subrayó.

Angie, de Venezuela, fue otra de las voluntarias. Foto: Delfina Milder
Angie, de Venezuela, fue otra de las voluntarias. Foto: Delfina Milder

Compromiso.

Tras su llegada a la Pérez Scremini los viajeros colaboraron en el armado de la carrera y se ofrecieron como voluntarios para el trabajo con los niños que allí se atienden derrochando alegría.

Hugo llevó su cámara y le mostró videos de tortugas a Facundo, que estaba recibiendo una sesión de quimioterapia por más de seis horas. Lugo cruzó la calle y averiguó en una peluquería para donar su pelo.

Durante el mediodía del miércoles, Hugo y Angie, una de sus compañeras de viaje que es de origen venezolano, se acercaron a una de las peluquerías de Tres Cruces para realizar la donación.

Hugo explicó por qué tomó la decisión de cortar su melena de más de 60 centímetros:

"No sabemos mucho de qué vamos a trabajar hasta una semana antes o dos de llegar a un lugar, pero al principio del proyecto dije que si trabajábamos en una fundación para personas con cáncer lo haría. Es una enfermedad que toca a muchas familias, también lo hizo con la mía, pero hace unos años mi mejor amiga estaba estudiando aquí en Uruguay y cuando volvió a España se le diagnosticó cáncer y no sobrevivió. Estar acá y tener una melena larguísima y al estar trabajando con niños con cáncer me pareció que tendría otro sentido", contó Hugo.

Por su parte, Angie explicó que estar compartiendo con los niños le tocó el alma, al mismo tiempo que una de sus amigas fue diagnosticada mientras ella viaja con World Life Experience y que por esa razón tomó la decisión de donar su cabello.

Luego del corte, ambos sorprendieron a las niñas que estaban en el hogar de la fundación: Belén, acababa de ser dada de alta y no paraba de sonreír ante la nueva apariencia de los voluntarios extranjeros; Cinthia, esperó ansiosa tras la ventana la llegada de Hugo y Angie, y fue la primera en abrazarlos y pedir una foto con ellos, que sin dua quedará en su recuerdo.

Hugo Piñón (España) se dejó cortar el cabello por Lookearte. Foto: Delfina Milder
Hugo Piñón (España) se dejó cortar el cabello por Lookearte. Foto: Delfina Milder

La fundación.

La Fundación Pérez Scremini trabaja por la cura del cáncer infantil en Uruguay y tiene a su cargo el Servicio Hemato Oncológico Pediátrico del Hospital Pereira Rossell.

Las instalaciones ubicadas el Bulevar Artigas, ofrecen un abordaje integral, que no tiene costo para las familias y que incluye consultas médicas, estudios, tratamientos, medicamentos, internación, traslados, alimentación, alojamiento para las familias del interior y apoyo psico-social.

Además, forman parte de la organización más de 200 voluntarios que se suman a trabajar por la causa a través de distintos programas de apoyo y acompañamiento.

En Montevideo acompañan a los niños y a sus familias a través de distintos programas en el Hospital de Día, en la Internación y en el Hogar Hospitalario. Mientras que en el interior acompañan a los pequeños y sus familias, siguiendo cada caso, y garantizan aspectos sociales del tratamiento.

Además, trabajan localmente para involucrar a las comunidades en la cura del cáncer infantil a través de distintas actividades de difusión y recaudación de fondos.

Carrera.

Este domingo 14 de octubre desde las 10:00 horas, se realizará una carrera de 5 kilómetros a beneficio de la fundación en las Canteras del Parque Rodó. La inscripción tiene un costo de $ 400 y se abona en cualquier local de la red Abitab en todo el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º