CIENCIA

Cómo ver y qué efectos tendrá el eclipse de Sol que el martes cambiará el cielo uruguayo

El Observatorio Astronómico Los Molinos, el Observatorio Astronómico de Montevideo y el Planetario de Montevideo convocan a los aficionados a ver el eclipse en la Plaza de la Armada (Mar Antártico y General Paz) el 2 de julio, a las 16:30 y hasta la puesta del Sol.

Eclipse solar en Uruguay. Foto: Fernando Ponzetto
En Uruguay, el eclipse comenzará a las 16:38 y llegará al máximo a las 17:41. Foto: Fernando Ponzetto

El martes 2 de julio, al sur y suroeste de Uruguay, el cielo cambiará: se verá el disco solar cubierto al 95%. En Rivera, por ejemplo, el porcentaje será el 84%. “Esa pequeña diferencia hace mucho”, explicó el astrónomo Gonzalo Tancredi a El País. No llegará a hacerse de noche como en La Serena, en Chile, donde unas 500.000 personas, incluido Tancredi, asistirán a uno de los espectáculos más sorprendentes del espacio.

“Un eclipse total produce reacciones en el ambiente, en la gente, en los animales y cambios atmosféricos. A diferencia del pasaje de una nube, es una zona amplia que deja de recibir radiación solar y en donde la temperatura desciende”, agregó el experto.

Por ejemplo, los animales pueden sentirse desorientados y cambiar su comportamiento a modo nocturno. Y el descenso de la temperatura es equivalente a la diferencia de temperatura entre el día y la noche en la época del año para ese lugar. Otra consecuencia es que, como resultado del cambio de temperatura, el aire caliente deja de elevarse desde el suelo y provoca un cambio en la velocidad y la dirección del viento.

En materia gravitacional, durante el eclipse la Luna está en la fase de Luna nueva, por lo que cualquier efecto gravitacional será igual al que ocurre durante esa fase. El cambio hace que una persona pesa algunos gramos menos y estará unos milímetros más cerca del Sol.

En la zona de La Serena, centro de la franja en donde se verá la totalidad del fenómeno, la parcialidad comenzará a las 16:23 con un Sol a 25° de altura. El Sol estará totalmente cubierto a las 17:38 y lo estará por dos minutos y medio. El espectáculo terminará a las 18:46.

En Colonia, San José y Montevideo, en cambio, el fenómeno comenzará a las 16:38 con un Sol a 11° de altura, se verá al 95% cubierto sobre las 17:41 pero, al estar cerca del horizonte, se ocultará antes de que termine el eclipse. Tancredi reconoció que la observación puede ser difícil. Los días de invierno aportan nubes y bruma.

Lección.

La fecha y la ubicación de este eclipse se conocen desde fines del siglo XIX. En 1887, Theodor von Oppolzer publicó su gran Canon der Finsternisse donde enumeró todos los eclipses ocurridos desde 1207 AC y los previstos hasta el año 2161. A lo largo de la historia, los astrónomos han estudiado los eclipses y calculado ciclos. Aristóteles observó que la sombra de la Tierra tiene una forma circular cuando se proyecta sobre la Luna. Por esto sostuvo que era redonda. Hiparco de Nicea usó estos fenómenos para estimar la distancia entre la Luna y el Sol con respecto a la Tierra y dio una estimación muy buena: calculó que la Luna estaba a 379.000 kilómetros de distancia; los cálculos actuales determinaron 384.000 kilómetros.

Eclipse total de Sol. Foto: Archivo El País
Eclipse total de Sol. Foto: Archivo El País

Los astrónomos de Mesopotamia calcularon el ciclo de Satos de 223 lunas tras el cual la Luna y la Tierra aproximadamente están en la misma posición en sus órbitas. Estos cálculos permitieron predecir el día de un eclipse pero no eran útiles para predecir dónde caería la sombra de la Luna.

A mediados del siglo XIX, la invención del espectroscopio generó nuevos descubrimientos. Pierre Janssen utilizó uno durante un eclipse en India y concluyó que las protuberancias solares estaban compuestas, en su mayoría, de gas de hidrógeno caliente. El aparato fue útil, además, para descubrir el helio, el segundo elemento más común en el universo; y para estimar la temperatura de la superficie solar.

Los eclipses también han servido para desterrar ideas equivocadas. En el siglo XIX muchos pensaban que existía otro planeta dentro de la órbita de Mercurio. Pero estaban equivocados. Durante la oscuridad de un eclipse se pudo determinar que lo que se veía eran estrellas. En 1919, Arthur Eddington confirmó que la luz de las estrellas se curva alrededor del Sol al medir la posición de ciertas estrellas en relación con un eclipse. Así se probó la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

Los eclipses solares también han permitido estudiar la Tierra. En 1965, Edmund Halley descubrió que los cálculos modernos no coincidían con los eclipses anunciados en tiempos pasados y descubrió que esto se debía a que la velocidad de rotación del planeta había disminuido.

En esta oportunidad, la totalidad del eclipse coincide con un área geográfica donde “el cielo es espectacular”, a juicio de Tancredi. Las condiciones meteorológicas de la zona ofrecen 300 días despejados al año y es donde están instalados algunos de los observatorios astronómicos más avanzados del mundo, como La Silla o Cerro Tololo. La oportunidad es única. Sino habrá que esperar 200 años para que ocurra de nuevo.

Dónde y cómo ver el fenómeno en Montevideo

El Observatorio Astronómico Los Molinos, el Observatorio Astronómico de Montevideo y el Planetario de Montevideo convocan a los aficionados a ver el eclipse en la Plaza de la Armada (Mar Antártico y General Paz) el 2 de julio, a las 16:30 y hasta la puesta del Sol. Allí se dispondrán de telescopios de forma gratuita para observar este fenómeno con total seguridad. La actividad se suspende por mal tiempo. Además, se recomienda utilizar protección para los ojos para observar el eclipse; en particular, lentes especiales anti-rayos UV de uso único. También se puede apreciar indirectamente a través de dos cajas de cartón con una perforación.

Hacerlo sin protección puede ocasionar daños graves a largo plazo o incluso permanentes en la visión. Al haber menor luz ambiental, la pupila no se contrae y penetra más cantidad de luz, y se producen lesiones fotoquímicas.

Eclipses en la historia
El eclipse de sol se dio por primera vez en 99 años. Foto: AFP

Ugarit, uno de los primeros eclipses solares registrados. El eclipse de Ugarit -ciudad portuaria al norte de Siria- oscureció el cielo durante 2 minutos y 7 segundos el 3 de mayo de 1375 AC, según un análisis de una tableta de arcilla descubierta en 1948.

China. En 1302 AC, los historiadores chinos documentaron un eclipse total que bloqueó el sol durante 6 minutos y 25 segundos. Debido a que el sol era un símbolo del emperador, el fenómeno fue visto como una advertencia para el líder.

Crucifixión de Jesús. Los evangelios dicen que el cielo se oscureció durante horas después de la muerte de Jesús. Algunos historiadores posteriores vincularon la crucifixión a un eclipse solar total que duró 1 minuto y 59 segundos que ocurrió en el año 29 DC; otros dicen fue un evento de 4 minutos y 6 segundos en el año 33 DC.

Nacimiento de Mahoma. El Corán menciona un eclipse que precedió al nacimiento de Mahoma. Los historiadores luego lo vincularon a un eclipse total que duró 3 minutos y 17 segundos en 569 DC. No obstante, los primeros musulmanes no creían que el eclipse fuera una señal de Dios.

Eclipse del rey Enrique I. Cuando este rey de Inglaterra murió en el año 1133 DC., el evento coincidió con un eclipse solar total que duró 4 minutos y 38 segundos. En Historia Novella, de William de Malmesbury, se relata que una “oscuridad espantosa agitó los corazones de los hombres”.

Jamaica. Cristóbal Colón dijo a los jamaiquinos que los dioses no estaban contentos con ellos por no haberle prestado asistencia y que mostrarían su desaprobación tiñendo a la Luna. El explorador había consultado un almanaque que había traído de Europa. El eclipse ocurrió el 19 de febrero de 1504.

Eclipse de Einstein. Durante el eclipse de 1919, en el que el sol desapareció durante 6 minutos y 51 segundos, Arthur Eddington y científicos midieron la curvatura de la luz de las estrellas cuando pasaban cerca del sol. Los hallazgos confirmaron la teoría de la relatividad general de Albert Einstein, que describe la gravedad como una deformación del espacio-tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados