CIENCIA

Un uruguayo que mira al cielo desde hace 6 décadas

Milton Hourcade es el único sobreviviente del Ciovi, que estudió el fenómeno Ovni desde 1958.

Foto: Observatorio astronómico ALMA
Foto: Observatorio astronómico ALMA

En 1958 un grupo de veinteañeros uruguayos formó una institución pionera en América del Sur en el estudio del fenómeno Ovni. El Centro de Investigación de Objetos Voladores Inidentificados (Ciovi) se mantuvo activo durante prácticamente medio siglo. Pero el último sobreviviente del grupo fundacional, Milton Hourcade, continúa atento a lo que ocurre en el mundo con el fenómeno.

Hourcade (79) vive en Estados Unidos desde hace prácticamente 30 años y desde 2015 mantiene su residencia en Iowa, ciudad de unos 70.000 habitantes —que puede llegar a 110.000 cuando van los estudiantes de la universidad—, aunque está considerando volver a Virginia, donde ha vivido la mayor parte del tiempo. Todos los años viene a Uruguay, entre otras cosas a dar conferencias en el Planetario Municipal, que este año se encuentra en reformas.

Por ese motivo, esta vez sus charlas tendrán lugar en otros auditorios: el jueves 21 de marzo, a la hora 20:00, estará en el local de la confitería La Sin Rival (Soriano 929, frente a la Sala Verdi).

"En la primera parte hablaré sobre Cosas que se pueden ver en el cielo. Y en la segunda parte desarrollaré el tema Pautas de la investigación, donde trazaré una imagen esencial de lo que fue la investigación clásica, tal cual la desarrolló el Ciovi en Uruguay, y de lo que es la investigación actual, donde la inserción de Internet y programas de software adecuados lo han cambiado todo", comentó Hourcade a El País.

Autor de varias publicaciones, el investigador formó después el Grupo de Estudio de Fenómenos Aéreos Inusuales (Gefai), con el que se reúne hasta la actualidad.

Extraterrestres.

Después de todos estos años de investigación, Hourcade asegura que no existen pruebas para afirmar que naves o seres extraterrestres hayan llegado a la Tierra.

"No hay ninguna experiencia científica a favor de eso. La experiencia de investigación en Uruguay hecha por el Ciovi demuestra que nosotros pudimos resolver el 100% de las denuncias, lo que no significa que de pronto hayamos abarcado todas las denuncias posibles, por las limitaciones que teníamos por ser una entidad civil sin fines de lucro, que se movía en función de lo que aportábamos cada uno de nosotros", indicó. De todos modos, dijo que "eso no quiere decir que yo no reconozca que puede haber un exiguo residuo, que va del 0,5 al 1%, de algo que sea inexplicable de momento".

Milton Hourcade, periodista uruguayo especializado en ciencia y tecnologia. Foto: Darwin Borrelli
Milton Hourcade, periodista uruguayo especializado en ciencia y tecnologia. Foto: Darwin Borrelli

"Es probable que en Marte se encuentre alguna forma de vida, posiblemente microscópica, pero de ahí a vida inteligente, es un paso muy largo. Y que además haya tomado contacto con nosotros, no. Es una afirmación temeraria, exagerada, fantasía pura", sentenció.

Los viejos tiempos.

El Ciovi fue muy numeroso al inicio, pero al poquito tiempo se decantó y quedó integrado por poco más de diez personas. Aunque muchos los tacharon de "locos" en 1958, sus integrantes abordaron el tema de forma seria y metódica. Tanto es así que el sistema de investigación que inventó el centro fue adaptado, años después, por la Fuerza Aérea Uruguaya, en la cual funciona desde 1979 la Comisión Receptora Investigadora de Denuncias Ovni (Cridovni).

Platillos voladores.

El mito de los "platillos voladores" había comenzado en Estados Unidos algo más de diez años antes, el 24 de junio de 1947, cuando el piloto civil Kenneth Arnold avistó desde su avioneta nueve objetos reverberantes que, velozmente, "picaban" y subían entre los picos de Mount Rainier, en el estado de Washington.

Un mes después del avistamiento de Arnold, el llamado "incidente Roswell" sacudió al mundo. En las cercanías de Roswell, en Corona, estado de Nuevo México, el 3 de julio de 1947 un objeto desconocido explota produciendo extraños escombros en una finca rural. El área es inspeccionada por militares de la Base Roswell y mas tarde bloqueada, el Coronel William Blanchard participa a la prensa del hallazgo de un "platillo volador". Pocas horas después, cuando la había trascendido internacionalmente, un desmentido oficial es emitido desde la comandancia de Fort Worth exhibiendo otros restos e identificándolos como los de un globo meteorológico. Sin embargo, algunos testigos dijeron luego que entre los restos, había varios cuerpos de seres extraterrestres.

Ovni. Foto: Pixabay
Ovni. Foto: Pixabay

Se han escrito muchos libros y rodado películas sobre los presuntos sucesos, tanto novelas de ficción como informes serios y elaborados. Y en Roswell todo gira en torno a los ovnis y los extraterrestres, como en Orlando ocurre con Mickey Mouse.

Los partidarios de la hipótesis extraterrestre consideran el caso Roswell como uno de los acontecimientos más importantes, ya que a partir de este suceso comenzó la historia de la ufología moderna.

Los "platos voladores" habían movilizado la curiosidad de Hourcade ya desde niño, cuando leyó una serie de artículos publicados en la recordada revista uruguaya "Mundial", que referían a los casos Arnold y Mantell, éste último similar al anterior y también ocurrido en EE.UU.

"En 1950 hubo un aumento de denuncias de observaciones en el Río de la Plata. Por entonces el Dr. Enrique Miranda, un argentino, realizó una serie de programas en CX 16 Radio Carve, que luego aparecieron compilados en un libro de su autoría. Fue ahí que mi interés se amplió", apuntó Hourcade.

Sin embargo, el detonante que le haría dar un paso adelante fue la lectura de una serie de notas publicadas en la revista O Cruceiro Internacional, escritas por el ingeniero Joao Martins, donde el futuro fundador del Ciovi descubrió el mundo de la investigación sobre el fenómeno Ovni.

Varios libros sobre el fenómeno de los Ovnis.

Cuando Hourcade propuso hace más de seis décadas a un grupo de amigos investigar el fenómeno, algunos se lo tomaron en broma. Pero otros aceptaron el desafío. En 2008, tras la disolución del Ciovi, creó el Grupo de Estudio de Fenómenos Aéreos Inusuales (Uapsg-Gefai).

Probablemente su libro más conocido sea Ovnis: La Agenda Secreta, aunque ha sido también el autor de Ovnis: Desafío a la Ciencia (1978), Elementos de Ovnilogía - Guía para la Investigación (1989) e In Search for Real UFOs (2011).

En 2018, lanzó Aliens, Ships and Hoaxes, con entrevistas a expertos internacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)