Gobierno solicitó datos para avanzar en causas penales; no le han contestado

Uruguay pide ayuda a Facebook

El caso Snowden despertó rumores sobre si Facebook le transmitía información a los gobiernos. A raíz de este episodio, la red social -que maneja datos de al menos 1.490 millones de usuarios en el mundo- empezó a formalizar un proceso que permite recibir solicitudes de las autoridades nacionales, siempre y cuando haya una orden judicial que lo permita.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay hizo una solicitud en 2013 y dos en 2014.

Los últimos informes hablan de que Uruguay ha hecho al menos tres pedidos entre 2013 y 2014, aunque fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que fueron más. Facebook no contestó con la información solicitada a Uruguay. La red social de Mark Zuckerberg explica que pueden haber peticiones demasiado amplias y eso hace que nieguen una contestación.

En el mundo, Estados Unidos es el país que más pide datos de usuarios, seguido por la India.

Por otra parte, la red social informó que también realiza restricciones de contenidos publicados por los usuarios, en función de las leyes vigentes en los países. Por ejemplo, en Alemania restringen un contenido que pueda negar el Holocausto, un acto considerado ilegal en ese país.

Entre julio de 2013 y diciembre de 2014, el gobierno uruguayo le pidió a Facebook tres solicitudes de información sobre usuarios locales para investigaciones penales. Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron a El País que le hicieron “varios” pedidos a la red social para avanzar en distintas causas, pero nunca obtuvieron respuesta.

Según el “Informe sobre solicitudes gubernamentales” de este servicio, entre julio y diciembre de 2013, el gobierno uruguayo hizo un pedido, y entre julio y diciembre de 2014 realizó dos.

Desde la cartera no explicaron qué tipo de información solicitaron. Facebook -que cuenta con al menos 1.7 millones de usuarios uruguayos- explica que, en muchas investigaciones, el objetivo de las solicitudes de los gobiernos es “obtener información básica de los suscriptores” para causas que suelen ser “robos o secuestros”. En otros casos, el objetivo es obtener los registros de la dirección IP (un número que identifica desde donde una persona se conectó).

La respuesta que Facebook le dio a esa secretaría de Estado es que no podían dar información porque la Constitución estadounidense se los impedía. En este sentido, buscaron “otros canales” para continuar con sus indagaciones policiales.

La red social de Mark Zuckerberg, junto a otras empresas de tecnología, impulsaron una mayor transparencia en las solicitudes de información que realizaban los gobiernos luego de 2013, tras las filtraciones de Edward Snowden. Este experto informático trabajaba para la agencia espía NSA de Estados Unidos, y reveló que desde ese organismo filtraban comunicaciones y recopilaban información.

En este sentido, Facebook indicó luego de ese episodio que empezaría a dar a conocer estos informes de manera “periódica”, aunque no aclaró cada cuánto. El último fue brindado a fines del año pasado.

Proceso.

A raíz del caso Snowden, las empresas tecnológicas (Facebook, Twitter, Google) formalizaron el proceso y empezaron a dar información a los gobiernos siempre que haya una orden judicial del país. Pero por más que la reciban con una orden judicial, no responden a cualquiera.
“Rechazamos solicitudes en las que encontramos defectos legales o que son muy amplias y poco detalladas”, explica Facebook.

En su política de privacidad, la red social le recuerda a los usuarios todo lo que pueden hacer con la información que publican en su servicio. “Podemos conservarla y compartirla, cuando creemos de buena fe que esto es necesario para detectar, evitar y responder al fraude y a otras actividades ilegales”, señala.

Agregan que lo hacen “para protegernos a nosotros mismos, a ti y a otras personas (...) o para evitar que se produzcan lesiones físicas inminentes o mortales”.

En otros países de la región las solicitudes registradas son mucho mayores. En Argentina el gobierno realizó 482 solicitudes solo entre julio y diciembre de 2014. De ese total, solo en el 48,5% de los pedidos Facebook respondió. En Brasil, hubo 1.212 solicitudes y se contestó con datos en el 34,3% de los casos.

El país del mundo con una mayor cantidad de solicitudes es Estados Unidos, que realizó 14.274 solicitudes en el último semestre del año pasado y le fueron brindados datos en el 79,1% de las veces. La India es el segundo país del mundo con 5.473 pedidos y una respuesta del 44,6% en información.

Otros pedidos.

Además de información sobre cuentas, las autoridades, así como organizaciones no gubernamentales, también pueden solicitarle a Facebook eliminar contenido que haya sido publicado en la red y que constituya una actividad ilegal en un país. Por ejemplo, en Alemania está prohibido, por ley, negar el Holocausto. “Si recibimos un reporte, restringiremos el contenido para los usuarios de Alemania”, cuenta la red social.

Esta restricción de contenido es para los usuarios del país en cuestión, y no tiene efectos sobre otros países.

En cuanto a otras empresas de tecnología (como Google, Twitter y Apple), El País pudo comprobar que el gobierno uruguayo no les realizó pedidos de información.


CADA VEZ SE HACEN MÁS PEDIDOS DE INFORMACIÓN


Desde el primer informe, Facebook ha visto “un aumento en las solicitudes de datos de los gobiernos”, dijo Chris Sonderby, asesor general de la red social. A modo de ejemplo, en los primeros seis meses de 2014, los gobiernos de todo el mundo hicieron 34.946 solicitudes de datos -un aumento de alrededor del 24% desde el último semestre de 2013-, informó el asesor general de la red social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados