Túnel del tiempo

Trazado y primer edificio en altura

Las siete cuadras que forman la Calle 20 de Punta del Este, parecen haber nacido con buena estrella y llamadas a jugar un papel destacado en el balneario.

En el primer plano de mensura del entonces Pueblo Ituzaingó, que data de junio de 1898, y que fue encargado por la Junta Económica Administrativa de Maldonado, la 20 es una calle más que, al igual que casi todo el trazado de la península, cuenta con 12 terrenos por manzana de 816 m2 cuadrados, distribuidos en un frente de 18,50 y un fondo de 49,50 m. La división de la península se realizó 7 años antes de que el lugar fuera bautizado oficialmente como Punta del Este, hecho que aconteció el 7 de julio de 1907, a través de una ley sancionada durante el gobierno de Claudio Williman.

La 20 nace como todas las primeras calles que se adentran en Punta del Este en el inicio de la península. En aquellos años había que atravesar una cañada que unía las aguas de la Mansa y de la Brava. Desembocaba — al igual que hoy— en el puerto. A metros de allí se encontraba la denominada playa Honda que, por décadas, fue el único lugar en que los veraneantes se bañaban. A una cuadra del mar (no existía la rambla, solo rocas y arena) y a 100 metros de la calle 22, que muchos años después fue bautizada con el nombre de Gorlero, en recuerdo del primer intendente de Maldonado, Juan Bautista Gorlero (1909-1913), la 20 entró al siglo homónimo por la puerta grande. En la temporada que le siguió al bautismo oficial de Punta del Este, se inauguró el lujoso Hotel Biarritz en la esquina con la Calle 25. A imagen y semejanza de los grandes hoteles de Europa, el emblemático edificio, uno de los pocos que ha sobrevivido a la cambiante geografía urbana del balneario, luce hoy remozado en sus exteriores. Hace 107 años, cuando abrió sus puertas, nadie imaginó que el Biarritz marcaría el rumbo de la 20.

En efecto, con el correr del tiempo se fueron construyendo en los terrenos vecinos y en las catorce manzanas que miran hacia ella, chalets importantes. Aún hoy es posible ver en alguna de esas casas el sello distintivo del arquitecto Jorge Herrán. Fue también sobre la Calle 20 donde se levantó el primer edificio de apartamentos en altura de Punta del Este, obviamente generando polémica. Sucedió a fines de los años 30. El edificio sigue allí, de ladrillos a la vista y con un jardín que lo bordea. Se llama El Pinar, cuenta con tres pisos y fue diseñado por el arquitecto Walter Pintos Risso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)