SALUD

Tomar la pastilla para la presión antes de dormir reduce a la mitad las muertes por infartos

Investigación pone en la mesa la discusión sobre la cronoterapéutica, una disciplina que regula la administración de medicamentos de acuerdo con el reloj interno

medicamentos
El sistema hormonal que regula la presión arterial alcanza un pico en la actividad durante el sueño

Un estudio, publicado la semana pasada en el European Heart Journal, por investigadores de la Universidad de Vigo (España), demuestra que el tomar medicinas para controlar la presión arterial en las noches, en vez de las mañanas, no solamente controla mejor la presión, sino que –y esta es la virtud del estudio– demuestra por primera vez que disminuye drásticamente la frecuencia de infartos cardíacos y derrames cerebrales. El trabajo pone en la mesa la discusión sobre la cronoterapéutica, una relativamente nueva disciplina que regula la administración de medicamentos de acuerdo con el reloj interno.

¿Qué es el ciclo circadiano?

El Premio Nobel de Fisiología o Medicina 2018 fue otorgado a los científicos estadounidenses Michael Young, Michael Rosbash y Jeffrey C. Hall por sus contribuciones a entender los mecanismos moleculares de los ritmos circadianos en los seres vivos. Se llama ciclo circadiano a los cambios adaptativos que se producen en las funciones del organismo en relación con las 24 horas que dura la rotación de la Tierra alrededor del Sol.

La contribución de esos científicos fue demostrar que todos los seres vivos, incluyendo las plantas, tienen un mecanismo molecular muy sofisticado que les permite anticipar y adaptar diversas funciones de su organismo a los cambios horarios. Por ejemplo, la presión arterial de una persona es más alta en horas de la mañana y más baja en la noche. Del mismo modo, el estado de alerta mental es mucho más agudo en las mañanas que en las tardes, y lo inverso ocurre con la coordinación motora y la velocidad de reacción frente al estímulo.

Los ganadores del Nobel describieron un sistema genético muy sofisticado, que controla el reloj biológico, no solo de las neuronas, sino de todas las células del organismo. Dicho descubrimiento implica que las variaciones del ritmo circadiano pueden afectar múltiples funciones del organismo, entre ellas, la acción de los medicamentos.

Medicina de noche.

Investigadores españoles decidieron responder a la tan frecuente pregunta de los pacientes que toman medicamentos para controlar su presión arterial: ¿qué es mejor, tomar el remedio en la mañana o en la noche?

Para eso, dividieron al azar a más de 19.000 adultos con presión arterial alta en dos grupos. A la mitad se le pidió que tomara sus medicamentos antes de acostarse, mientras que al resto se le dijo que los consumiera en la mañana.

Los pacientes fueron seguidos hasta por ocho años, con la presión arterial medida en un período de 48 horas –día y noche– al comienzo del estudio y por lo menos una vez al año durante el tiempo de la investigación. En total, se registraron 1.752 eventos cardiovasculares, tales como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, muertes por enfermedad cardiovascular y episodios de insuficiencia cardíaca durante el estudio.

Los resultados indicaron que si bien la presión arterial durante el día fue similar en ambos grupos, la presión arterial durante la noche, fue ligeramente menor en las personas que tomaron su medicina antes de dormir.

Es probable –de acuerdo con lo que se conoce por los estudios del ciclo circadiano– que ese hallazgo es consecuencia de que el sistema hormonal que regula la presión arterial alcanza un pico en la actividad durante el sueño, por lo que las medicinas que interactúan con este sistema, tienen un mayor efecto cuando se toman justo antes de acostarse.

Pero el estudio demostró también algo impactante: los pacientes que tomaron sus medicamentos antes de acostarse tuvieron un riesgo 56% menor de muerte por enfermedad cardiovascular, 49% menor riesgo de derrame cerebral y 44% menor riesgo de infartos cardíacos, en comparación con las personas que tomaron su medicación en la mañana. Además, las personas que tomaron sus medicinas en la noche, tuvieron mejor función de los riñones.

De acuerdo a los institutos nacionales de salud de Estados Unidos, la medicina personalizada se define como “la práctica emergente de la medicina que utiliza el perfil para guiar las decisiones que se toman en relación con la prevención, diagnóstico y tratamiento de una genético de un individuo enfermedad. El conocimiento del perfil genético de un paciente puede ayudar a los médicos a seleccionar el tratamiento más adecuado y administrarlo usando la dosis o régimen más apropiado”. En palabras sencillas, la medicina personalizada es como hacerle ropa o zapatos a medida exacta a cada persona.

Más estudios para las distintas marcas.

Los expertos del Laboratorio de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo creen, con base en el estudio, que el reloj biológico de cada persona altera nuestra respuesta al medicamento. “Las pautas actuales sobre el manejo de la hipertensión no aconsejan ningún tiempo de tratamiento preferido. La ingestión matutina ha sido la recomendación más común por parte de los médicos sobre la base del objetivo engañoso de reducir los niveles de presión arterial por la mañana”, explicó Ramon Hermida, el líder de la investigación.

Los investigadores también fueron claros en que se necesita realizar más estudios para confirmar que estas conclusiones aplican para todos los pacientes de las distintas marcas de medicamentos para combatir la hipertensión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)