VERANO 2020

Titãs en Uruguay: ante la censura “hay que crear sin miedo”

Titãs se hizo notar en la escena pop-rock brasileña de la década de 1980 y trascendió fronteras; Sergio Britto habla de los desafíos creativos actuales de una banda que se mantiene vigente

Titãs. Foto: Silmara Ciufa
El último disco de Titãs es la ópera rock Doze Flores Amarelas: Foto: Ciufa

Sergio Britto, Branco Mello y Tony Bellotto hicieron una promesa en 2017: volver a Uruguay todos los años. Ese compromiso, relatado a El País por Britto, voz, teclado y bajo de Titãs, se debió a una gran sorpresa: ver que a pesar de que habían pasado 20 años, el público uruguayo seguía vibrando con sus éxitos. “Fue como estar en Brasil: un público muy intenso, muy caluroso, muy generoso”, dijo.

Con un largo repertorio de clásicos y algunos singles de su reciente ópera rock Doze Flores Amarelas, Titãs regresa por tercer año consecutivo al país. Antes de su show en Enjoy Punta del Este de este 28 de diciembre, Britto habló con El País.

—El show Titanomaquia en Montevideo fue en la década de 1990. Luego han regresado en 2017 y 2018. ¿Qué recuerdos tiene de esas instancias?
—Me acuerdo que la primera vez fue una sorpresa muy grande. No sabíamos que teníamos público en Uruguay. El show de Titanomaquia fue muy grande, muy intenso. El público conocía todo lo que hacíamos. Fue algo inolvidable. Después pasaron 20 años y cuando volvimos nos sorprendimos por tener un público que acompañaba nuestra carrera. Ahí decidimos volver una vez por año o cada dos años. Estuvimos en Montevideo y Punta del Este. Fue como estar en Brasil: un público muy intenso, muy caluroso, muy generoso.

—Titãs está realizando shows acústicos en Brasil. ¿Van a ofrecer esa experiencia en Enjoy Punta del Este?
—Por el lugar que es el Enjoy, es mejor que hagamos un show eléctrico y con los grandes hits de nuestra carrera. Nos gustaría volver a Uruguay y estar en un teatro con el trío acústico. Es un show muy interesante al que le va muy bien en Brasil y hemos hecho una gira muy grande. Ojalá que lo podamos tocar en 2020 en Montevideo.

—Están haciendo una reedición del Acústico MTV de 1997. ¿Qué significó para ustedes en términos de carrera y público ese espectáculo?
—En ese entonces éramos una banda conocida pero no extremadamente popular. Pero ese año pasamos a ser el artista más exitoso en Brasil de todos los géneros. Eso nos sorprendió. Nunca habíamos experimentado algo parecido. Éramos conocidos como una banda muy crítica y con temas más pesados y nadie esperaba que hiciéramos un disco acústico ni que resultara ser exitoso. Fue un desafío artístico.

—Con 15 discos y muchos éxitos en más de 30 años de carrera, ¿cómo deciden el repertorio de un show?
—No es fácil. Siempre alguien va a querer oír una canción u otra que no hemos incluido en el setlist. Para nosotros es importante establecer una complicidad con la audiencia. Hay algunas cosas que no pueden faltar como Policía o los temas de la década de 1980 o las baladas de piano como Epitáfio o Para Dizer Adeus; esas no las podemos dejar afuera. Es posible que hagamos una de la ópera rock porque queremos que la gente de Uruguay la conozca.

Policía, un tema de 1986, continúa siendo un himno de protesta en la región. ¿Qué significa para ustedes que siga vigente en ese contexto?
—A pesar de haber hecho esas canciones muy jóvenes, tienen una visión no muy circunstancial. Son críticas muy pertinentes y eso sucede con Policía. La idea de que la institución tiene fallas y hay abusos y excesos no pasa de moda. Y, al mismo tiempo, todos sabemos que la policía es necesaria y esa canción es muy precisa en decir eso. No estamos diciendo que no necesitamos policías, sino que es necesaria para hacer lo que tiene que hacer. Es una crítica muy precisa que atravesó el tiempo y a nosotros nos da mucho orgullo.

—Desde el gobierno de Jair Bolsonaro se ha recurrido a la censura cultural. Un funcionario, por ejemplo, llegó a decir que “el rock aumenta el satanismo”. ¿Qué análisis hace de esa situación?
—La respuesta está en lo que hacemos. Hay que continuar creando y sin miedo. Aquí en Brasil, a pesar de toda esa visión muy conservadora que está instaurada en el poder, todavía vivimos en una democracia. Están los periodistas, los artistas y los políticos que marcan la oposición para no dejar que haya una vuelta a la censura de tiempos oscuros. Creo que estamos lejos de eso pero hay que estar atentos y fuertes y luchar y hablar lo que uno cree que es necesario decir. Y nuestra música es importante en ese sentido porque siempre hemos dicho algo.

Doze Flores Amarelas hablaba de la violencia contra la mujer. ¿Cómo fue tratar un tema tan sensible y actual?
—No fue fácil. Nos llevó tres años. Tuvimos mucho cuidado por ser hombres hablando de una temática tan sensible que les corresponde a mujeres. Tuvimos mucha conciencia de colocarnos de la manera correcta para no ir en la dirección equivocada. Ha sido un proyecto ambicioso y que nos ha dado mucho placer y ha sido muy innovador en muchos sentidos. Ninguna banda brasilera había hecho una ópera rock hasta ahora y con una temática que lamentablemente es muy recurrente en países latinos donde hay una visión muy equivocada sobre la mujer.

—Usted está realizando un proyecto solista que es Clásicos del Rock. ¿Qué le ofrece ese encuentro más íntimo con los fans?
—Toco en lugares chicos y con músicos diferentes y no solamente canciones de Titãs, sino del rock brasileño o internacional. Tengo un contacto con el público como tenía en el principio de mi carrera. Es como ir a una fiesta. Es una diversión pura; sin compromisos. También tengo un proyecto solista con mezcla de pop con bossa nova.

—¿Cuál es el secreto para mantener una banda viva después de tanto tiempo?
—El secreto está en permitirse hacer exactamente este tipo de cosas. La banda no puede ser una cárcel. Tienes que tener libertad para hacer artísticamente lo que quieras. Además, Toni y Branco y yo tenemos mucho que hacer como banda de rock. Nos interesa trabajar juntos y siempre estamos buscando cosas nuevas. La ópera rock ha sido una revalorización artística muy intensa. Nos hace ver que vale la pena mantener la banda. Son cosas que no haríamos solos.

Titãs en Punta del Este

28 de Diciembre – 22 horas
Enjoy Punta del Este
Entradas en venta por Red UTS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados