Salud

Los tatuajes y el sistema inmune no siempre se llevan bien

Molestias habituales asociadas a este procedimiento, como alergias o irritación, pueden volverse crónicas o derivar en problemas mayores.

tatuaje
Foto: Pixabay

Hacerse un tatuaje, una tendencia siempre popular en la población, puede tener algunas complicaciones inesperadas si el sistema inmune no está a la altura, según advierte un estudio publicado en el British Medical Journal.

El tipo de tinta o colorante usado en los tatuajes puede causar una reacción en la piel y otras complicaciones, que van desde una leve irritación hasta una infección sistémica, según cuán comprometido está el sistema inmune del individuo.

"Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos o que suelen presentar reacciones adversas, deben ser conscientes de los riesgos potenciales asociados con este tipo de arte corporal decorativo", advierte el equipo de investigadores liderado por William Thomas Wilson, del Hospital NHS Greater Glasgow and Clyde, en el Reino Unido.

El estudio comenzó a raíz del caso de una mujer con dolor crónico en la cadera, rodilla y el muslo izquierdo, algunos meses después de haberse hecho un tatuaje. Ella había tomando drogas inmunosupresoras durante varios años, tras recibir un doble trasplante de pulmón en 2009.

La paciente experimentó una irritación leve de la piel, que no es inusual tras un tatuaje, explican los autores. Pero nueve días más tarde, comenzó a sentir un fuerte dolor en su rodilla izquierda y muslo. Tras realizarle varios exámenes confirmaron que tenía una inflamación muscular crónica.

"Si bien no hay evidencia para demostrar el efecto causal, el momento de inicio y la ubicación de los síntomas se correlacionaron bien con la aplicación del tatuaje", dice Wilson. Otros casos similares que recibieron después corroboraron esta percepción.

Es sabido que el tipo de tinta o colorante usado en los tatuajes puede causar una reacción.

Un informe de 2017 de la Comisión Europea advierte que algunas tintas contienen componentes tóxicos y metales pesados como níquel, cromo o cobalto. Científicos alemanes y franceses mostraron que estas sustancias pueden viajar por el cuerpo hasta los ganglios linfáticos, provocando inflamaciones cutáneas y otros problemas a largo plazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º