Salud

¿Qué tan seguro es comer algo que cayó al suelo?

Existe la creencia popular de que si se recoge el alimento en menos de cinco segundos, este no se habrá contaminado.

Casi instantáneamente los microorganismos en el suelo se adhieren a los alimentos. Foto: Diego Suárez Bosleman
Casi instantáneamente los microorganismos en el suelo se adhieren a los alimentos. Foto: Diego Suárez Bosleman

Tu última papa frita cae el piso, pero eres tan rápido que la recoges en solo segundos. ¿Te enfermará comerla? Popularmente se dice que luego de cinco segundos los microorganismos ya habrán colonizado el alimento, por lo cual ya no será sano consumirlo. Para llegar a la respuesta, analicemos lo que dice la ciencia al respecto.

Una mezcla de factores.

En primer lugar, hay que entender que estamos rodeados de microorganismos. El Instituto Nacional de Salud (INS) señala que solo en los baños puede haber más de 70.000 tipos de estos diminutos seres. Respecto a su velocidad, son capaces de adherirse a superficies casi instantáneamente.

El profesor Paul Dawson, de la Universidad de Clemson (EE.UU.), contaminó distintas clases de pisos (baldosas, madera y alfombras de nailon) con muestras de salmonela y dejó caer ahí un sándwich. En cinco segundos, las partes que entraron en contacto con el suelo tenían entre 150 y 8.000 bacterias de salmonela, indica “The New York Times”.

Lo sorprendente es que la transferencia de organismos varió en cada tipo de piso. De las baldosas y de la madera se desplazaron entre un 48% y 70% de bacterias, mientras que en el caso de la alfombra el porcentaje fue de solo un 1%.

Un experimento similar fue llevado a cabo luego por especialistas de la Universidad de Rutgers (EE.UU.). En esa ocasión se empleó la bacteria ‘Enterobacter aerogenes’, prima de la salmonela. Se usaron también otros alimentos (sandía, pan solo, pan con mantequilla y caramelo gomoso) y se agregó una nueva superficie (acero inoxidable).

Se observó que la sandía tuvo la mayor cantidad de contaminación. Lo contrario se dio en los caramelos gomosos. De acuerdo a Donald Schaffner, líder de la investigación, esto se debe a que los microorganismos –al no tener patas– se mueven con la humedad. Por lo tanto, mientras más húmedo es el alimento, mayor será la transferencia. Por otro lado, se confirmó de nuevo que la alfombra limita más que cualquier otro material el paso de estas bacterias.

Fuente de enfermedad.

No cabe duda de que al tocar cualquier superficie, automáticamente microorganismos saltaran al alimento. No obstante, esto no implica que uno vaya a enfermarse.

“No siempre van a haber microorganismos patógenos en un ambiente específico. Los microorganismos que enferman o producen algún tipo de patología no llegan siquiera al 3% o 4% del total de microorganismos que existen”, le dijo a El Comercio Marcial Silva, docente principal de la Facultad de Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina (Unalm).

Esto quiere decir que la mayoría de los microorganismos que nos rodean son inocuos o beneficiosos. Asimismo, en ciertos casos, los patógenos necesitan una amplia población para poder afectar la salud.

Para Silva, los patógenos son como una suerte de lotería. Entonces, “para qué arriesgarse comiendo algo del piso”, sostiene. Pero si incluso así uno decide consumirlo, Silva recomienda lavarlo; de esta manera se reducirá el riesgo.

Para tener en cuenta.

1. Una partícula de polvo tiene alrededor de 1.000 microorganismos, indica el especialista Marcial Silva.

2. Donde hay mayor probabilidad de entrar en contacto con patógenos es en aquellos lugares en los que esté presente algún tipo de contaminación por materia fecal.

3. Los microorganismos no se distribuyen uniformemente. Es decir, pueden estar en mayor concentración en ciertas partes o simplemente no aparecer en otras.

4. Los microorganismos dentro del cuerpo representan al menos dos kilos del peso total de la persona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º