LA COCINA DE A PUNTO

Schreiber y el sabor caribeño

Una cocina inflluenciada por la sazón venezolana, pero con tonos agridulces y profundos. 

Pasta
Pasta

La cocina de Irene Schreiber “es una cocina de extremos”, según dice ella misma. Esta chef venezolana vive desde hace siete años en Uruguay y es la creadora de una cocina internacional con sabores muy intensos: “Siempre me voy a extremos sin querer queriendo, es lo que me gusta. No me di cuenta de eso hasta que llegué acá y mucha gente lo notaba, o es muy agridulce, o es muy picante lo que hago”.

Cuando vivía en el país caribeño, Schreiber trabajó en distintos proyectos en su país y luego viajó a Buenos Aires, aunque terminó radicándose en Montevideo.

“En Uruguay me di a conocer a través de La Montevideo Mealsurfing, un emprendimiento de cenas itinerantes y temáticas, que buscan fusionar la cultura con la gastronomía y la experiencia social de compartir la mesa con desconocidos”, cuenta.

Desde que llegó a Uruguay hasta el día de hoy dice que ha sido testigo de una “evolución de la cultura gastronómica” local. “He visto un cambio muy grande, me acuerdo que cuando llegué había un sushi muy básico, una comida árabe casi inexistente, una comida china que también me parece que era bastante inexistente, no había mucha comida internacional. Pero actualmente veo que hay una apertura gastronómica internacional impresionante que viene de la mano de la inmigración, con la entrada de los extranjeros al país, con esa apertura de recibir nueva cultura. Y para mí la gastronomía es cultura, hoy en día desde los productos hasta la apertura de la gente hay un cambio”.

Schreiber celebra que gracias a esa apertura “hoy en día en Uruguay se están consiguiendo la mayoría de los ingredientes más importantes” para que pueda hacer las típicas comidas venezolanas, “por ejemplo, la harina de maíz precocida, que es la que se utiliza para hacer las arepas, para hacer las hallacas, cosas sin las que no podemos vivir”, dice entre risas, pero muy en serio.

Cuenta también que lo que más extraña de su país son los quesos y explica que “son muy difíciles de reproducir por el clima”.

De las preparaciones uruguayas, dice que sus favoritas son las tartas: “Me encantan porque en Venezuela no hay, sé que son comunes pero me fascinan”.

Visitá la página de A Punto para ver todas las recetas de Daniel Guasco.

Arepas, hallacas y sabores de venezuela

Hace siete años que Irene está en Montevideo y se adaptó muy bien, pero no toma mate: “He tratado, me encanta que me inviten porque sé lo que significa en Uruguay”.

Si le preguntan qué comida tradicional venezolana recomienda, responde que la carne mechada. Señala que “es un plato que todo el que la ha probado se enamora profundamente”.

Entre otros platos venezolanos también llama a probar “la cachapa, que es una panqueca de choclo dulce con queso”, o las arepas. Luego, cuenta, están las hallacas, que son “muy complejas y están buenas, pero pueden resultar un poco extrañas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)