Gastronomía

Para salir en grupo a comer bien adentro con estilo

Una tendencia gastronómica que se consolida en la ciudad.

Foto: Mercado Ferrando
Foto: Mercado Ferrando

Hoy, el emprendimiento edilicio y gastronómico Mercado Ferrando cumple un año de existencia en el barrio Cordón (Chaná 2120,). Para festejarlo, el lugar ampliará su horario y oferta habitual. Desde las 9:00 y hasta la medianoche habrá música y puestos de venta y actividades nuevas: desde DJs a stands de distintas marcas que irán a vender sus productos, como artesanías, discos y hasta un puesto para llevar artículos o aparatos rotos para su reparación. Para aumentar la capacidad locativa, el mercado incorporará el espacio del estacionamiento a la celebración.

La inauguración del año pasado de este espacio que junta a muchas propuestas gastronómicas bajo un mismo techo llamó la atención porque anunciaba la llegada de una idea que, como dice Pierina Lanzaro, socia y codirectora de Mercado Ferrando, no es un “invento”. “Nos inspiramos en los que vimos en otros países, con Maxime fuimos definiendo el proyecto, y queríamos desarrollar un lugar en la ciudad que respetara el trabajo independiente, el trabajo colectivo y las variedades gastronómicas”.

Salir a comer en un lugar que aglutina muchas tradiciones o estilos de comida distintos es, también, una idea que los diversos shoppingcenters ofrecen desde hace muchos años.

Pero el Ferrando se vale de la misma idea para hacer algo que es casi diametralmente opuesto: allí donde los shoppings ofrecen las más de las veces marcas masivas y comidas tradicionales y avaladas por tradiciones y costumbres, el Mercado Ferrando apunta al mismo público que en los últimos años ha sostenido el explosivo desarrollo de la oferta gastronómica en Montevideo: un cliente con ganas de diferenciarse de lo más masivo y convencional, y uno dispuesto a probar sabores más o menos novedosos.

Si bien el lugar cuenta con hamburguesas -y además se va a inaugurar una parrilla-la tónica tiene más de alternativo, orgánico y pequeña escala. “La ausencia de marcas es muy importante para nosotros, que queríamos darle la oportunidad a gente que tuviera un enfoque serio e interesante con respecto a la gastronomía y que si hubiese abierto por su cuenta, se exponía a riesgos que en un enclave colectivo disminuyen”, explica Lanzaro, y agrega que aún en las propuestas más clásicas como hamburguesas y pizzas, “siempre hay un giro, porque apuntamos a la ampliación de los paladares de la gente”.

Espacio luminoso para degustar algunas de las múltiples ofertas de comida. Foto: Mercado Ferrando
Espacio luminoso para degustar algunas de las múltiples ofertas de comida. Foto: Mercado Ferrando

Opciones.

El foodie Mauricio Pizard -influencer de gastronomía con más de 10.000 seguidores en Instagram- es habitué de Ferrando (aclara que es amigo de Lanzaro) y para él lo mejor del lugar es que hay variedad, y que es práctico.
“Si salís a comer con un grupo de amigos, por ejemplo, cada uno puede comer lo que quiera. Es como una plaza de comidas en la que cada uno puede comer algo distinto, además de que tiene otros lugares que a mí me gustan, como la librería especializada en gastronomía y una tienda de especias que te ahorra tener que rastrear diferentes condimentos en distintos puntos de la ciudad”.

Para él, los precios del lugar están bien. “No es una referencia porque en Uruguay salir a comer es caro en general. En Argentina, sin ir más lejos, es más barato salir a comer que acá. El hecho de que sea un lugar sin mozos, hace que puedan tener precios razonables”, y de paso recomienda los lugares Ola Poke -cocina hawaiiana, con muchas verduras, pescado y frutos del mar- y Putaparió, que ofrece sabores tradicionalmente peruanos y mexicanos.

Con un año de existencia, el lugar ya inspiró otras propuestas como Mercado Uno, que abrió en junio en Avenida Rivera esquina Soca. Ese lugar se podría considerar como una competencia del Ferrando, pero al respecto, Lanzaro dice: “En este momento no tenemos una competencia directa. Se ha dado el fenómeno, bastante típico de Montevideo, que han surgido espacios similares. Nuestra competencia es también los bares cercanos. Pero de todas maneras, la competencia es algo saludable, siempre y cuando tengamos la capacidad de respuesta y atención al público. Nos preocupa lo que pase puertas adentro. Lo que pase puertas afuera es tema de otros”.

Complementos. 

Antes de la existencia de Mercado Ferrando, lo que más se asemejaba a la idea del lugar era el Mercado Agrícola de Montevideo (MAM, José L. Terra 2220), en un edificio que se recuperó tal como se llevó a cabo con el local de la fábrica de muebles Pablo Ferrando. La directora del MAM Elisa Areán dijo a El País que tanto el lugar que dirige como el Ferrando se complementan.

“En algún punto nos tocamos, porque en el MAM se juntan muchas cosas, entre ellas la de una plaza de comidas con un perfil”, sostiene Areán respecto al MAM, que está a medio camino entre las plazas de comidas de los shoppings (cómida rápida) y lo más gourmet (cervezas y helados artesanales, por ejemplo).

Para Areán, la existencia de lugares como el Ferrando, Mercado Uno y otros proyectos similares que se vienen -la emprendedora Fiorella Mazuco anunció en su sitio web que abrirá un nuevo espacio (“600 metros cuadrados con 16 locales con venta de productos, artesanales, naturales, orgánicos y ecológicos”)- aumentan la oferta y la diversidad de sabores y aromas en Montevideo.

Opciones complementarias

mam
Foto: archivo El País

Con la visita de unas 8.000 personas por mes, el MAM es uno de los paseos relativamente nuevos de la ciudad. Con 15 propuestas gastronómicas distintas, el MAM sigue siendo, como dice su directora Elisa Areán, “un mercado en su esencia”. “En porcentaje, sería un 70, 20 y 10: 70% de venta de artículos frescos (carne, verduras, frutas); 20% de gastronomía y 10% de distintos servicios como redes de pago y farmacia, entre otros”.

mercado uno
Mercado Uno

Antes de la inauguración en junio, el director de Mercado Uno Alejandro Gammella le decía al suplemento El Empresario de El País: “Apuntamos a un público general. Nuestra característica será la de un mercado de estilo norteamericano, en el cual lo que se busca es que la gente pueda interactuar”. Entre las ofertas del lugar se destacan la cerveza artesanal, los tragos “de autor” y el sushi, más allá de comidas más convencionales como pizza y hamburguesas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)