Repaso

Los robots más raros del 2017

Aparatos comestibles y los llamados robots 'suaves' fueron algunas de las creaciones más curiosas.

RobotBee, un robot con forma de insecto es capaz de sumergirse en el agua y volar. Tan solo pesa 175 miligramos y tiene un gran potencial para la polinización de cultivos, misiones de búsqueda y rescate.
ANYmal es un robot cuadrúpedo diseñado para un funcionamiento autónomo en entornos desafiantes. Es capaz de pedir un ascensor y subirse en él. Foto: ETH Zurich
Robot Kuka es la nueva atracción del bar Karlovy Lazne Music Club, en Praga (República Checa). El brazo robótico ejecuta la rutina de un DJ y también puede realizar algunos movimientos de baile. Foto: Euronews
Prototipo de robot que está hecho con materiales blandos completamente comestibles, que podrían ser mezclados con componentes farmacéuticos para transportarlos dentro del cuerpo humano. Con este proyecto se podrían remplazar ciertas herramientas médicas, como las que sirven para explorar las partes del cuerpo humano e incluso animal. Foto: Escuela Politécnica Federal de Lausanne
Este robot tiene su esqueleto hecho en forma de origami y es capaz de levantar hasta mil veces su propio peso. Foto: MIT / Shuguang Li
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)