Tecnología

Robots hacen pan, cuidan de la salud y atienden a clientes

El nuevo mundo tecnológico con reconocimiento facial que personaliza las compras.

Asombrosas novedades se presentaron en el CES de Las Vegas. Foto: EFE
Asombrosas novedades se presentaron en el CES de Las Vegas. Foto: EFE

Imagínese que entra a una tienda donde un robot lo saluda por su nombre, le dice que su pedido en línea está listo y le sugiere otros productos que tal vez le interesen. El reconocimiento facial lo hace posible, a medida que la tecnología gana fuerza en un abanico cada vez mayor de productos de consumo, automóviles y servicios minoristas y hoteleros, además de su uso de larga data pero controvertido entre los cuerpos de seguridad.

Si bien el reconocimiento facial existe en los teléfonos inteligentes, algunos usos más nuevos incluyen los sistemas de vigilancia y acceso para hogares y oficinas y las aplicaciones de venta minorista.

El jefe de estrategia de SoftBank Robotics, Steve Carlin, quien les mostró a los asistentes al CES —la mayor feria de electrónica de consumo del mundo— cómo el robot Pepper de la compañía podía ofrecer a los clientes minoristas una atención personalizada, dijo que la tecnología también podría usarse en hoteles, donde un sistema automatizado podría brindar una experiencia personalizada a un cliente habitual. "Deberían poder decir: Bienvenido de nuevo, no es necesario que haga fila, ya lo hemos registrado y le hemos enviado la llave a su teléfono", dijo Carlin.

Abe Chen, de la startup de automóviles Byton, con sede en China, dijo que su vehículo, que se lanzará a fines de este año, podría hacer recomendaciones útiles basadas en el reconocimiento facial. "Sabe quién está en el automóvil, cuánto tiempo ha estado en la carretera y qué le gusta comer, por lo que podría hacer una recomendación de restaurante", dijo Chen.

Un robot recibe y ofrece aperitivos a los visitantes en la feria. Foto: EFE
Un robot recibe y ofrece aperitivos a los visitantes en la feria. Foto: EFE

Richard Carriere, de la firma de tecnología Cyberlink, informó que el nuevo reconocimiento facial de la firma es "muy preciso" y se ofrece para aplicaciones minoristas, del hogar y para el cumplimiento de la ley. Explicó que los dueños de tiendas o negocios pueden personalizar los anuncios en carteles digitales usando esta tecnología, por lo que una adolescente podría no ver el mismo mensaje que un anciano. "Si alguien entra en una tienda, según el sexo, la expresión facial o el grupo de edad, podemos personalizar lo que aparece en los carteles".

Otras empresas nuevas incorporan el reconocimiento facial en los timbres de las casas o en sus sistemas de seguridad, permitiendo a los miembros de la familia y amigos ingresar mientras alertan a los propietarios sobre personas que podrían ser sospechosas.

"Este es un elemento más de autonomía en su hogar inteligente", dijo Bill Hensley, de la firma de seguridad Nortek, quien mostró cómo su nuevo sistema Elan puede permitir que las personas ingresen y que luego el entorno doméstico se adapte a ellas.

Baguette.

Pero, CES ofreció otras novedades. Por ejemplo, surgió este interrogante: ¿Alguna vez los robots reemplazarán a los panaderos? El BreadBot, tan grande como un automovil, es completamente autónomo, ya que mezcla los ingredientes, amasa y cocina hasta 235 panes —una docena de panes por hora— incluyendo la famosa baguette francesa, según su fabricante, Wilkinson Baking Company. Está dirigido a supermercados interesados en ofrecer pan fresco hecho en el lugar, según el jefe de esa empresa estadounidense, Randall Wilkinson. "Los consumidores quieren el pan más fresco posible".

Cuidan.

La tecnología vinculada con la salud se erigió como una de las tendencias principales de la feria. Productos que permiten el seguimiento remoto de un tratamiento, wearables o tecnología ponible que los usuarios integran a su vestimenta, robots que actúan como un cuidador y aplicaciones que asesoran en el diagnóstico de enfermedades centraron la atención.

Una de las novedades fue el Bot Care de Samsung, un pequeño robot para el hogar con una pantalla con ojos y que se desplaza impulsado por ruedas, cuya misión es asegurar que todos en el hogar se encuentren bien, según explicó el jefe de inteligencia artificial, Gary Lee. El usuario puede llamar al robot y pedirle que le tome sus constantes vitales y el ritmo cardíaco, algo para lo que solo es necesario poner un dedo sobre un sensor integrado en Bot Care. Asimismo, puede monitorear ciclos de sueño, recordar al usuario las horas y cantidades que le tocan de medicación, dar consejos sobre ejercicio físico, llamar a los servicios de emergencia en caso de necesidad y ofrecer terapia musical para reducir los niveles de estrés.

Spire, una empresa pequeña de San Francisco, creó sensores que se adhieren a la ropa interior. Lauren Weisenstein, jefa médica de productos, destacó que los sensores, de forma rectangular y de unos cuatro centímetros de ancho por dos centímetros de alto, miden variables como la respiración, el ritmo cardíaco, los niveles de actividad, el estrés y ansiedad, y la cantidad y calidad del sueño, información que se muestra en una aplicación.

Se presentó un nuevo modelo eléctrico de la moto Harley Davidson. Foto: EFE
Se presentó un nuevo modelo eléctrico de la moto Harley Davidson. Foto: EFE

Inteligencia artificial ya habla en 100 idiomas

La traducción en tiempo real directo al oído ahora es posible gracias a los últimos avances en inteligencia artificial, que permiten un diálogo fluido sin la barrera del idioma. En la Feria CES promovieron un pequeño dispositivo que cabe en la mano o auriculares inalámbricos que apenas se notan, que permiten conversar en diferentes idiomas. Un ejemplo son los auriculares Pilot de Waverly Labs que traducen a 15 idiomas. Si ambos interlocutores cuentan con el dispositivo, es posible hablar directamente. A su vez, la firma holandesa Travis ha vendido 120.000 traductores de bolsillo que manejan 100 idiomas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)