Salud

Riesgo cardíaco baja 38% tras 5 años sin fumar

A los dos días mejora el olfato, el gusto y la calidad de la piel.

El tabaco se vende en China a uno de los precios más bajos del mundo. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Un estudio presentado hace pocos días en la reunión de la Asociación Americana del Corazón en Chicago (EE.UU.) confirma que tienen que pasar 16 años sin llevarse un cigarrillo a la boca para que el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular se equipare al de quienes nunca han fumado.

El dato se obtuvo tras realizarle un seguimiento a 8.700 personas durante un promedio de 27 años, todos participantes del llamado Estudio de Fragmingham, una extensa investigación que comenzó en 1948 en Estados Unidos —y que sigue en curso— con el objetivo de estudiar la salud del corazón.

La doctora Meredith Duncan, investigadora de la Universidad de Vanderbilt (EE.UU), estuvo a cargo de este análisis, en el cual también se descubrió que más del 70% de las enfermedades cardiovasculares las sufren personas que fumaron un paquete al día durante 20 años.

Pero no es necesario esperar más de una década para experimentar los beneficios de abandonar el tabaco. "Los hallazgos muestran que en los primeros cinco años de abstinencia, el riesgo de sufrir ataques cardíacos, infartos, ictus y otros problemas cardiovasculares se reduce en 38%, en comparación con las personas que continúan fumando", sostuvo la especialista consultada.

Beneficios inmediatos.

El efecto del tabaquismo a nivel cardiovascular actúa de tres formas, explica el doctor Pablo Pedreros, cardiólogo de Clínica Santa María en Chile. "Una es que la nicotina produce un aumento de la agregación plaquetaria (y, por tanto, la formación de trombos y el riesgo de infartos); otro es a través de la vasocontricción coronaria, y una tercera es acelerando la formación de placas en las arterias coronarias".

Este último riesgo cardiovascular es el que, al dejar de fumar, tarda una década y media en igualarse al de un no fumador. En los otros dos efectos, los beneficios son casi inmediatos. "La vasocontricción y el aumento en la formación de trombos disminuye al día siguiente", dice el doctor Pedreros.

Casi igual de inmediatos son otros cambios en el cuerpo, agrega el doctor Rolando González, jefe de Cardiología de la Clínica Universidad de los Andes: "mejora la calidad de la piel y el pelo y en poco tiempo tienden a disminuir las arrugas, sobre todo alrededor de los ojos".

Otros estudios muestran que a los dos días, las terminaciones nerviosas se ajustan a la ausencia de nicotina y comienzan a normalizarse los sentidos del olfato y el gusto. A partir de la segunda semana mejora la circulación sanguínea y aumenta poco a poco la función pulmonar, aseguran.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)