GRUPO RENAXCER

Renacer después del duelo: un memorial sobre la resiliencia

Padres que perdieron a sus hijos les harán un homenaje y brindan ayuda; inauguran el domingo un memorial en el Prado

memorial grupo renacer
El monumento, cuyo costo fue asumido por los padres y ascendió a $ 40.000

Grupo Renacer reúne hoy a 300 padres que enfrentaron la más dramática e indeseada de las experiencias: la muerte de un hijo. Se reparten en encuentros que ellos llaman de “ayuda mutua” en Montevideo, Canelones, San José, San Carlos, Maldonado, Minas, Nueva Helvecia, Pando y Rocha. No tienen un psicólogo o médico que los acompañe en las reuniones; tampoco una ayuda religiosa; son solo personas que no tienen que “explicarle a nadie” lo que sienten porque todos pasaron “por la misma situación de sufrimiento y dolor”, dijo Ruben Grespan, integrante del Grupo Renacer en Montevideo desde su fundación en marzo de 2003.

Grespan, quien perdió su hijo hace 21 años, cumplirá el próximo domingo un “anhelo” que comparte con los otros miembros: inaugurar un memorial en recuerdo de sus seres queridos. Pero el objetivo no es solo ese, sino que quiere ser un recordatorio de que Grupo Renacer espera ser el continente para otros padres con el mismo sufrimiento.

“Queremos que este lugar sea una referencia para toda la sociedad, porque nadie está libre de perder un hijo”, añadió.

El monumento, cuyo costo fue asumido por los padres y ascendió a $ 40.000, tiene mariposas por sus cuatro caras porque, “al igual que nuestros hijos, salieron de su capullo y vuelan libres”.

Este será colocado en María Vaz Ferreira y senda peatonal Juan Cunha, en el barrio Prado, a las 11 horas.

El evento se completará con un lanzamiento de globos que llevarán mensajes escritos por todos los asistentes con mensajes de aliento. Luego se celebrará un almuerzo compartido.

Los Grupo Renacer del interior del país ya tienen sus memoriales instalados en sus localidades; Montevideo es el último en concretar el proyecto.

Entenderse entre todos

“Antes los padres que perdían a los hijos solo podían morder el dolor o ir a la iglesia o al psiquiatra para que les dieran pastilla para dormir. Renacer es una alternativa al vacío”, señaló Grespan. Él mismo afirma que ha conseguido una paz espiritual que le ayuda a seguir viviendo y, principalmente, a recibir a otros.

En Montevideo se reúnen 50 padres, aunque el número varía cada mes. Muchos llegan para asistir a dos o tres encuentros porque no están todavía preparados para hablar sobre la pérdida de sus hijos y la nueva realidad que les provoca una crisis existencial muy severa. A algunos se los visita y se los invita a continuar.

Hay casos de padres que han perdido a sus hijos por enfermedades, accidentes, suicidios u homicidios. También pueden asistir otros familiares.
“Un día hacés un clic que te hace despertar. Ese clic está basado en el amor. El amor es invisible como el viento. No podemos ver a nuestros hijos, pero ellos siguen en nuestra mente y en nuestro corazón. Ya no vamos a recuperar a nuestros hijos pero sí vamos a hacer cosas por los demás”, explicó Grespan a El País.

Y aseguró: “El dolor lo tengo como copiloto pero el que maneja mi vida soy yo”.

El primer grupo Renacer fue fundado por el matrimonio Alicia Schneider y Gustavo Berti, de Río Cuarto, Argentina, el 5 de diciembre de 1988, luego de la muerte de su hijo en un accidente de tránsito a los 18 años.

Su idea fue buscar una forma de resignificar la vida de su hijo y de ayudar a otras parejas que habían pasado o pasarían por lo mismo.

En 1994, cuatro padres uruguayos vieron una entrevista con los padres fundadores y decidieron viajar hacia Argentina para contactarse con ellos; más tarde fundaron el primer grupo en el país.

Al día de hoy, ya existen grupos en casi toda Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Panamá, México y España, entre otros países.

Grupo Renacer de Montevideo se reúne en la sede de CAUTE-ANTEL ubicada en Agraciada 2417 esquina Marmarajá. La cita son los segundos y cuartos jueves de cada mes a las 20 horas. Los teléfonos de contacto son los siguientes: 2900 73 42 y 2481 09 91.

“Estamos para tender mano solidaria a otros que pasan por la misma situación. Ahí empieza la verdadera sanación del dolor”, dijo Grespan, quien recuerda que el mensaje de Renacer dice: ¿acaso se necesita de la presencia física para seguir amando a nuestros hijos?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)