CIENCIA

Ralentización de flujo oceánico en la Antártida duplicó duración de glaciaciones

Una ralentización de la circulación del agua de los océanos alrededor de la Antártida alteró de forma drástica la intensidad de las épocas glaciales y duplicó su duración en todo el mundo tras la transición de mediados del Pleistoceno, según un estudio publicado por la revista Science.

Antártida. Foto: Antártida & Expedition
Antártida. Foto: Antártida & Expedition

En los últimos millones de años, el ciclo natural del clima de la Tierra estuvo dominado por el flujo y reflujo de las mareas durante las glaciaciones y los periodos entre ellas, recuerda el análisis de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.

Hasta ahora, se pensaba que esos ciclos tenían que ver con la órbita del planeta alrededor del sol.

La variación en la radiación solar que llega a la Tierra dependiendo del lugar donde se encuentra el astro en su órbita alrededor del sol tiene influencia en el clima terrícola, incluida la intensidad y la duración de los ciclos glaciares.

Sin embargo, durante la transición de mediados del Pleistoceno, ocurrida entre hace 1,25 millones y 700.000 años, el ritmo de los ciclos glaciales cambió drásticamente.

Esos ciclos se volvieron más fríos y extensos, prolongándose de 41.000 años a 100.000.

La transición de mediados del Pleistoceno, que no tiene ninguna causa orbital obvia, sigue todavía sin explicación y es complicado hallarla, ya que hay pocos "paleoregistros" disponibles sobre ella.

El autor de la investigación, Adam Hasenfratz, y sus colegas presentaron un nuevo registro de la temperatura y de la salinidad del Océano del Sur de hace 1,5 millones de años.

Los expertos analizaron los cambios en ese océano durante la transición del Pleistoceno estudiando los isótopos de oxígeno encerrados en las conchas microscópicas de foraminifera, unos animales unicelulares plactónicos.

Tras comprobar una reducción del suministro de agua profunda y una renovación de la existente en la superficie, la investigación sugiere la aparición de un ciclo de 100.000 años que coincidió con una estratificación creciente del océano y una ventilación reducida de su fondo, donde el agua cargada con dióxido de carbono es transportada a la superficie y emitida a la atmósfera.

En consecuencia, el dióxido de carbono atmosférico se redujo permitiendo que los periodos glaciales persistieran, pese a los impulsores del ritmo orbital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)