CENTRO NACIONAL DE QUEMADOS

Radiografía de los más de 3.000 quemados graves

138 personas se atienden por año en un centro del Hospital de Clínicas.

Quiénes: Los hombres menores de 50 años son los que más se suelen ver en las camillas del Cenaque. Foto: Shutterstock
Quiénes: Los hombres menores de 50 años son los que más se suelen ver en las camillas del Cenaque. Foto: Shutterstock

Jóvenes, en su mayoría menores de 50 años, hombres y quemados al menos un 10% de su cuerpo. Este es el perfil que más suele verse en las camillas del Centro Nacional de Quemados (Cenaque) del Hospital de Clínicas, el lugar donde los pacientes con lesiones más graves acuden para salvar su vida, según una investigación divulgada este año en la Revista Médica del Uruguay.

El estudio, que recabó datos de 3.050 personas que ingresaron a esta clínica entre 1995 y 2017, contabiliza a quienes sufrieron quemaduras cutáneas o heridas inhalatorias. Son en promedio 138 pacientes por año los que ingresan a este sitio de atención.

Seis de cada 10 ingresos fueron de menores de 50 años. De hecho la población más afectada es la que tiene entre 21 y 30 años. Esta cifra se ha dado también por muchos presos que en las cárceles incendiaron colchones y eso les terminó causando lesiones corporales.

Los motivos por los que más terminaron en el Cenaque -un centro de atención para mayores de 18 años financiado por el Fondo Nacional de Recursos- fue por el contacto con fuego directo, seguido por quemaduras por líquidos calientes en , que en mayor medida se presentan en los mayores de 60 años, y electricidad.

Personas quemadas by on Scribd

Los investigadores concluyeron que el “agente generador de la quemadura” es distinto según la riqueza de la población. En los países ricos, por ejemplo, son más los casos de personas que sufren quemaduras por líquidos calientes, mientras que en los países con menor poder adquisitivo predominan las quemaduras por fuego directo.

La mayoría de los accidentes se producen en las casas de las víctimas, seguido por accidentes laborales e intentos de autoeliminación. Las estufas de leña y gas durante el invierno son las que más afectan a las víctimas.

La estadía en promedio en este lugar es de 16 días. Los que menos tiempo se quedaron estuvieron al menos una semana internados y los que padecieron heridas más graves permanecieron 32. Y un 43% de quienes estuvieron en las camillas del Cenaque necesitaron un promedio de seis días de asistencia mecánica para respirar.

Óscar Jacobo, profesor grado 5 de la Cátedra de Cirugía Plástica Reparadora y Estética de la Facultad de Medicina de la Udelar y director del Cenaque, dijo a El País que en Uruguay el motivo de mayor quemadura es por líquidos calientes. “Pero estas son quemaduras leves que se atienden en la emergencia o en una mutualista”, comentó.

Efectos y mortalidad. 

Según el análisis realizado por los autores del estudio, las quemaduras de jóvenes generan un impacto económico para el país. “Las quemaduras representan años de vida perdidos y una carga económica muy importante debido a secuelas e invalidez en personas en edad económicamente activa”, concluye la investigación.

Luego, cuando la víctima empieza a resolver su quemadura, empieza el desafío médico y también psicológico. “Después al quemado se le generan injertos ya que puede sufrir desfiguraciones en la cara, en el párpado o en la boca. Al tratarse en un único centro con gente especializada, se logra un mejor tratamiento y la curación de la quemadura con la menor secuela estética posible”, señaló Jacobo.

La mortalidad fue de 19,7%. Jacobo aseguró que los datos del centro uruguayo están acordes a las cifras de mortalidad de diferentes centros especializados de primer nivel de Europa y Estados Unidos.

El estudio destacó un descenso continuo de la mortalidad a lo largo de los años. La hipótesis que manejan los investigadores es que la especialización en la asistencia del paciente “gran quemado” ha beneficiado en disminuir las muertes de quienes sufren problemas por quemaduras.

Datos de los quemados:

Fuego
Estufas de leña
Estufa a leña. Foto: PxHere

A lo largo de estos años, el mal uso de estufas de leña y de gas ha generado incendios en numerosas viviendas en todo el país que provocaron heridas de gravedad a muchas personas, informó el Cenaque.

Líquidos
De lo menos grave
mate

La principal causa de quemadura (leve) es por líquidos muy calientes. Los que ingresan al Centro Nacional de Quemados (y están graves) representan la porción minoritaria de cada uno de los ingresos.

Internados
Promedio 16 días
El tiempo promedio de internación luego de una intoxicación es de 24 horas. Foto: Archivo El País

En promedio, los internados en el Cenaque permanecieron unos 16 días. Como ingresan “graves” cada uno de ellos tiene una estadía de al menos siete días. La máxima fueron de 32 días, dice el estudio.

Respiración
Ayuda mecánica
mascara para respirar. Foto: PxHere

El 43% de los pacientes que se atendieron en el Cenaque en 22 años necesitaron asistencia ventilatoria mecánica durante seis días en promedio. El tiempo menor fue tres días y el mayor 16.

Nuevas obras en un centro de referencia

A fines de diciembre del año pasado fueron inauguradas nuevas obras en el Centro Nacional de Quemados. Se instalaron nuevas salas de internación de cuidados intermedios, equipadas con 11 camas.

El Estado invirtió 6 millones de pesos en equipamiento más otros 2 millones en el CTI. Ubicado en el piso 13 del Hospital de Clínicas, el Cenaque funciona desde 1994 y recibe pacientes de todo el país. El equipo asistencial está constituido por médicos intensivistas, cirujanos plásticos, anestesistas, piquiatras, apoyados por asistentes sociales y fisioterapeutas. Además hay licenciados en enfermería.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)