Primeras impresiones del balneario

Punta del Este espera a los argentinos

Abrió polo gastronómico y cultural en Calle 27, hay precios altos, algunas rebajas y faltan llegar turistas.

Turistas en Punta del Este. Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

Tres días antes de que finalice el 2018, solo una de cada diez chapas es argentina y los automovilistas pueden circular por los alrededores del puerto de Punta del Este y La Barra de Maldonado sin estresarse. No hay necesidad de andar a paso de peatón porque el tránsito no está colmado, ni colapsó aún. El arribo masivo desde la vecina orilla se espera a partir del 1° de enero.

Los turistas más deportistas e hinchas del transporte sustentable tienen la opción de alquilar bicicletas en Trek La Barra a 20 dólares por día, o a 15 si la usan media jornada. Hay bicis para adultos, niños, de paseo y de montaña.

Todo cambia.

La esquina Las Sirenas y Eduardo Víctor Haedo es un punto clásico de La Barra. Allí funcionó el restaurante Novecento hasta la temporada pasada y este verano abrió Mei Dei. Los dueños de Siamo al Forno eligieron cambiar de nombre este verano: su local gastronómico pasó a llamarse Biga. El menú de pizzas y pasta se puede degustar con una increíble vista al mar.

Reinauguró Capi Bar sobre la calle Los Silencios, y es ideal para que los jóvenes se tomen una cerveza artesanal en confortables decks al aire libre mientras observan el atardecer o disfrutan de una noche estrellada.

La calle Las Sirenas también alberga el emprendimiento familiar Arruca. Los Acuña llevan cuatro generaciones vacacionando en La Barra y un año atrás decidieron crear un espacio multimarca cerca de la casa de veraneo que los vio crecer.

Importantes descuentos en tiendas de La Barra. Foto: Andrés López Reilly
Importantes descuentos en tiendas de La Barra. Foto: Andrés López Reilly

El proyecto está dirigido a mujeres audaces, divertidas, encantadoras y ávidas de vivir experiencias. Esta tienda de moda apuesta a diseñadores creativos: Ocre, Las Brañas, Toca Abrigarse, Woodie, Beach Lovers, Fulana Mía, Donatti con Amor, gafas de Indie, accesorios Ser Mineral, Zapatos Arlett, y Bendito Pie, la única marca Argentina del local.

En Arruca se pueden hallar zapatos y carteras de la marca Hirsch por 200 y 300 dólares, camperas a 700, vestidos entre 280 y 500. También venden esculturas de Jorge Salinas y Laguna.

Unos metros más abajo y por la misma senda, una variedad de objetos antiguos exhibidos sobre la vereda capta la atención de los turistas. El local se llama La Posta y se venden chapas de autos añejas con matrícula de Paysandú, La Paz, Progreso, y Soriano a 20 dólares. También hay una mesa de pino brasileña a 600 dólares y cucharones vintage de lata a 10.

La vidriera de OIA exhibe las prendas de dama por colores. Esta temporada sobresalen el rosa y el blanco. El local ubicado a metros del puente de La Barra vende ropa de marcas uruguayas (Pura Lana y Puro Punto), aunque la mayoría es de diseñadores europeos.

El espacio multimarca Arruca. Foto: Andrés López Reilly
El espacio multimarca Arruca. Foto: Andrés López Reilly

Hay capelinas por 40 dólares, bolsos italianos de papel reciclado a 200 o más, y camisolas de seda y cashmire en el entorno de los 100 dólares.

No todos los precios son desorbitantes. La Barra es también un lugar donde se pueden ver ofertas en materia textil, tanto que en ciertos casos parecen de cierre de temporada. Por ejemplo, en La Compañía del Oriente hay descuentos del 50%.

Más novedades.

En el casco histórico del balneario hay locales gastronómicos cerrados. La Huaca, restó de comida peruana, tiene un cartel que dice "se alquila".

Por ahora hay lugar para estacionar en Gorlero. Solo una de cada diez chapas es argentina. A juzgar por los vehículos, la mayoría de los turistas son uruguayos y brasileños.

Canoa Quebrada dejó su tradicional esquina (Gorlero y la 28), y este verano la ocupa la tienda de ropa Peach. Se mudaron a una cuadra y media de allí, y ofrecen una promo 3X2 entre sus artículos: pareos, tazas, gorros, imanes, colgantes, y otros accesorios con sus alusiones típicas a José Mujica, el fútbol y la marihuana.

En Punta Shopping se instaló un amplio local de la marca Renner, y Pato Gil Villalobos inauguró su espacio Happy Arte a metros del cine. Se pueden tomar talleres, comprar cuadros, y hay jornadas para "pintar tu universo y llevar tu obra a casa". (Producción: Andrés López Reilly).

14 lugares para comer y dos nuevas salas de cine
Nexxt, nuevo polo gastronómico y de entretenimiento en Punta. Foto: Andrés López Reilly

El nuevo local gastronómico Nexxt (foto), ubicado en un amplio edificio de la calle 27 casi Gorlero, tiene 14 opciones bien diferenciada para comer o beber, todas "con un toque gourmet o de cierta elaboración", dice a El País Gustavo Geck, encargado del lugar.

Anticipa para el 2 o el 3 de enero la apertura de dos amplias salas de cine en su planta superior, con 160 localidades cada una. "Las dos tendrán un sector de ocho butacas preferenciales, electrónicas y tipo pullman. Además, una de ellas cuenta con un escenario", agrega el propietario Enrique Quinteros. Las películas que se exhibirán serán los estrenos que pueden verse en otras salas.

El lugar estuvo cerrado durante casi 20 años y hoy se encuentra transformado en un paseo gastronómico con una cómoda plaza de comidas al centro y otros sectores auxiliares, donde es posible desde tomar un helado hasta cenar en familia. Abre sus puertas a las 10 AM y cierra a las 3 AM. "Desde el 2 de enero vamos a tener DJs, música en vivo y lanzamiento de marcas", dice Quinteros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados