INGLATERRA

Progeria: joven de 18 años con el cuerpo de una anciana de 144 falleció por trastorno genético

‘Mamá, te amo. Tenés que dejarme ir’”, fueron las últimas palabras de la joven, según contó la madre.

Ashanti Smith y su madre. Foto: Facebook / Phoebe Louise Smith
Ashanti Smith y su madre. Foto: Facebook / Phoebe Louise Smith

Ashanti Smith, una adolescente de 18 años con el cuerpo de una anciana de 144, murió este sábado tras una larga enfermedad llamada progeria. La chica, que vivía en Inglaterra, padecía un trastorno genético progresivo que ocasiona el envejecimiento prematuro de los niños.

La triste noticia la dio a conocer su madre, Phoebe Louise Smith, de West Sussex, quien sostuvo que se despidió a su hija de una forma agradable y alegre, como le hubiese gustado. “Ella luchó, pero dijo: ‘Mamá, te amo. Tenés que dejarme ir’”, contó la mujer a Daily Mail que fueron las últimas palabras de la joven. Pese a su edad física, aún mantenía un espíritu alegre y social que la caracterizaba entre sus amigos.

Ashanti padecía una rara enfermedad llamada progeria -también conocida como síndrome de Hutchinson-Gilford- con el que cumplía ocho años por cada uno de vida. Su condición empezó en los dos años primeros años de vida, con un crecimiento lento y caída del cabello. Según reveló Phoebe, decidió rendirle un homenaje alegre y temático, ya que su hija se negó a permitir que la enfermedad afectara su espíritu “ruidoso y hermoso” que la caracterizaba.

“La vida de Ashanti fue una alegría. Aunque la progeria afectó su movilidad, no alteró nada más. Era una típica chica de 18 años y yo amaba todo de ella. Ella era brillante; decía lo que pensaba. Todos amaban y adoraban a esa niña. Tocó muchos corazones con su fuerza de voluntad”, aseveró la mujer.

El día que falleció, contó la familia, Ashanti se sentía bien de salud. “Estaba caminando, comiendo KFC, paseando por el parque, absolutamente bien. Luego todo vino de repente y duró aproximadamente media hora. La condición le dio artritis y le provocó una enfermedad cardíaca e insuficiencia cardíaca. Falleció de insuficiencia cardíaca y causas naturales‘’, contó Phoebe.

"La enfermedad no afectó su corazón o su fuerza de voluntad o la forma en que se sentía consigo misma, se sentía hermosa todos los días", dijo su madreFacebook Phoebe Louise Smith

La progeria o síndrome de Hutchinson-Gilford

La progeria es un trastorno progresivo que consiste en un retraso en el crecimiento, con una estatura y con un peso por debajo del promedio. Se manifiesta a través del rostro angosto, mandíbula inferior pequeña, labios delgados y nariz aguileña. Otra de las características en la que se manifiesta es la cabeza desproporcionadamente grande para el rostro y el tamaño del cuerpo; caída del cabello, incluso de pestañas y cejas. Piel delgada, manchada y arrugada, venas visibles y voz aguda.

Los signos y síntomas también comprenden problemas de salud como enfermedad progresiva grave del corazón y de los vasos sanguíneos (cardiovascular). Endurecimiento y estiramiento de la piel en el tronco y en las extremidades (similar a la esclerodermia); formación de dientes tardía y anormal y cierto grado de pérdida de la audición, pérdida de grasa debajo de la piel y pérdida de masa muscular; anomalías esqueléticas y huesos frágiles, articulaciones rígidas y dislocación de caderas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error