TENDENCIAS

Productos de impacto social, medioambiental y económico encontraron su vidriera

El sitio Mercado PAX incluye más de 450 productos sustentables y con fines sociales

Mercado PAX
Nano Recondo y Sara del Campo son los responsables de Mercado PAX

Un sobre con semillas y un cartel escrito a mano que dice “Gracias por ser parte del cambio” acompaña cada entrega de una compra hecha en Mercado PAX. Es la forma como Nano Recondo y su esposa Sara del Campo reconocen el apoyo a un emprendimiento creado con la mira puesta en la huella que cada uno de nosotros deja en el mundo a través del mercado.

“Nosotros somos argentinos y hace siete años que vinimos a vivir a Montevideo. En ese cambio, el problema que identificamos era que estábamos fragmentados, que éramos una persona en el trabajo y otra en nuestra vida personal. Entonces buscamos desarrollar un proyecto que nos permitiera una mayor integración como familia y en el día a día”, contó Recondo.

La preocupación también pasaba por la falta de conciencia que existe sobre cómo está producido lo que consumimos, con qué materia prima se elabora, cómo se lo desecha y cómo impacta en la tierra. Eso los llevó a transformar sus hábitos de consumo, pero se encontraron con que no había una alternativa que reuniera a todos esos productos que, necesarios para el día a día, procuraran un impacto social y medioambiental positivo.

Empezaron a indagar en las llamadas Empresas B, que son aquellas que utilizan el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales. Realizaron un curso sobre el tema y participaron de un encuentro mundial de Empresas B en Chile. Eso desembocó en la creación, en abril del año pasado, de Mercado PAX.

Allí se encuentran, por ejemplo, championes que están hechos con suela de caucho reciclado y sobrantes de textiles fabricados por reclusos, tapabocas ecológicos hechos por las mujeres de contextos adversos reunidas en Ceprodih o joyería hecha a partir del reciclaje de bolsas de plástico y nylon.

“Pax significa paz en latín y nuestro propósito es vivir en paz con uno mismo, con el otro y con el ecosistema. Pero también significa pasajero y, para nosotros, somos pasajeros que estamos de paso en esta vida. Por eso queremos difundir conciencia de la huella que dejamos en el mundo a través del mercado”, explicó Recondo. Mercado PAX es una tienda online que contempla distintas categorías: cuidado personal, hogar, niños, ropa y accesorios y alimentos.

Triple impacto.

Para ser parte de Mercado PAX los productos deben impactar de tres maneras: social, medioambiental y económica. Deben resolver un problema social o del medio ambiente cumpliendo con determinadas exigencias de calidad y diseño. Eso es lo que se evalúa para permitirles ser parte del emprendimiento.

“Por ejemplo, trabajamos con unos championes que están hechos con suela de caucho reciclado y sobrantes de textiles. Para su fabricación la marca emplea a presidiarios. Mientras están en la cárcel, están empleados y tienen una fuente de ingreso, y una vez que cumplen con su pena, tienen una antigüedad laboral y además conservan este trabajo. O sea, no se trata de regenerar solo con los materiales que se usan, sino también regenerar a las personas involucradas”, destacó Recondo.

Para encontrar esas marcas y productos que cumplen con su filosofía, Mercado PAX comenzó con una investigación de mercado y reuniones con distintos proveedores. “Permanentemente estamos investigando, buscando nuevas marcas”, dijo Recondo. Contó, además, que también sucede que los usuarios se contactan con ellos para sugerirles productos o solicitarles que los haya de determinadas características. Y más recientemente lo que les ocurre es que las propias marcas se acercan porque quieren ser parte del emprendimiento.

En todos los casos aplican los filtros vinculados al propósito y, lo que es fundamental, testean el producto para comprobar que cumple con los requisitos tanto en calidad como en diseño. Es así que hoy cuentan con cerca de 40 marcas y más de 450 productos, en Uruguay, y 25 marcas y alrededor de 300 productos en Argentina, donde están desde diciembre pasado.Por ejemplo, hay juegos y juguetes de madera que recrean los utilizados por los pueblos indígenas americanos, cosméticos y productos de limpieza veganos en envases reutilizables o pelotas de fútbol que, al comprar una, se dona otra a un niño de los que son atendidos por más de 30 ONGs.

Buena respuesta.

“El punto más importante para nuestra empresa es el propósito, seguido del equipo que tenemos. Después viene la experiencia y el relacionamiento con nuestros proveedores y con clientes. Tratamos siempre de mantener una relación lo más personalizada posible”, señaló su responsable a la hora de explicar el gran crecimiento en el volumen de ventas.

Lo que más se mueve son las ventas online que, en este contexto de emergencia sanitaria derivada del coronavirus, han aumentado exponencialmente. Eso los ha obligado a reorganizar el equipo y los procedimientos de venta.

“También hemos realizado ventas corporativas a grandes empresas, colegios o instituciones para regalos a empleados o a clientes o para transformar el consumo interno de la institución de manera que sea sustentable”, apuntó Recondo.

Además, dictan clases y talleres en colegios y universidades. Actualmente hay cuatro grupos de estudiantes de diferentes universidades que están haciendo sus proyectos finales de carrera sobre Mercado PAX.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados