TENDENCIAS

La primera Estación Inteligente de Montevideo es bien recibida por la gente

Agua caliente para el mate, service para bicicletas y fotos con la vista de la rambla montevideana entre lo más requerido de la estación piloto que funciona en Kibón desde mediados de septiembre.

EMI
La pantalla inteligente brinda información de todo tipo. Foto: Marcos Guiponi.

Proveerse de agua caliente para el mate, reparar la rueda de la bicicleta, recargar el celular o la tarjeta STM, obtener información de servicios o simplemente sacarse una foto con la mejor vista de la rambla montevideana es desde mediados de septiembre posible en un mismo lugar gracias a la inauguración de la primera Estación Montevideo Inteligente (EMI).

La idea partió del Departamento de Desarrollo Sostenible e Inteligente de la Intendencia de Montevideo (IMM), que llamó a licitación en febrero de 2019 y los diseñadores Rosina Secondi, Paco Hernández y Daniel Appel fueron los elegidos para llevar adelante un proyecto que reuniera todos los servicios que la comuna pretendía brindar a la población en un espacio público.

“El objetivo era generar como un oasis en la mitad de la ciudad que te ayuda para varias cosas”, explicó Hernández. Si bien ciudades inteligentes hay en muchas partes del mundo, no encontraron ninguna en la que una EMI concentrara todo lo que desde el pasado 16 de septiembre está disponible en la zona de Kibón.

“Hubo testeos de varias locaciones posibles. Primero se trabajó pensando en la explanada de la IMM, después se habló de la Ciudad Vieja”, apuntó Hernández sobre el punto elegido para la experiencia piloto, ya que la idea a futuro es crear una red de EMI, pensando en contar con una por municipio. Eso determinará adecuar el diseño y los servicios a las necesidades de cada locación.

EMI
Vista nocturna de la EMI que funciona en la zona de Kibón. Foto: Marcos Villalba.

El árbol.

“Básicamente es un pavimento y una cubierta”, describió Secondi refiriéndose a la estructura en forma de árbol que comanda la EMI.

“No es un árbol que se nutre de lo que hay ahí, sino que la EMI es el árbol que nutre el entorno, tanto a nivel paisajístico como de servicios para los ciudadanos”, detallaron los diseñadores.

El árbol presenta un doble pilar. Uno es por donde baja toda el agua de lluvia que se recolecta en una lona que hay en la parte superior y que se almacena en un tanque subterráneo, quedando disponible para el riego del parque. El otro pilar tiene los enchufes para los dispositivos, tanto los celulares como los monopatines, skates o bicicletas eléctricos (estación de carga rápida).

Bien cerca está la pantalla inteligente con información que se alimenta tanto de las necesidades diarias como de las demandas de los usuarios, lo cual también contribuye para saber qué es lo que más interesa a los ciudadanos en esta EMI.

En tal sentido ha sido muy exitosa la cámara para tomarse fotos, para la cual la persona solo debe seguir las instrucciones y obtiene algo similar a una selfie.

“Puede acceder enseguida a la imagen ya sea con un código QR que se carga al teléfono o poniendo una dirección de mail para recibirla allí instantáneamente”, explicó Secondi.

Otro servicio que consideran que va a tener mucha importancia en los días calurosos que se aproximan es el de los aspersores de neblina refrescante que, con el agua de lluvia recolectada, además de generar una atmósfera estética interesante, servirán para refrescar a los transeúntes.

“Nuestro rol de diseñadores también fue importante en la elección de materiales, no solo por cómo se ve la EMI sino también por la durabilidad y la resistencia al clima, sobre todo en ese espacio que va a tener mucho desgaste. La idea era trabajar con materiales superduraderos, nobles”, señalaron.

Esa idea también estuvo presente en la elección de la vegetación para el parque, que se buscó que fuera nativa y que soportara las inclemencias del tiempo.

La EMI está siendo continuamente testeada, ya sea por un responsable del tema de la IMM como por los propios diseñadores. Ambas partes están constantemente en contacto.

“La estación está teniendo muy buena respuesta y uso. Creemos que es una EMI bien adaptada a nuestra cultura, a lo que la gente necesitaba para su recorrido por la rambla”, concluyeron Secondi y Hernández, muy orgullosos de lo que se viene logrando.

EMI
El árbol almacena el agua de la lluvia, luego usada para riego. Foto: Marcos Guiponi.

Dos estudios son los autores del proyecto

Rosina Secondi y Daniel Appel son los diseñadores uruguayos detrás de Estudio Claro. Ambos cuentan con experiencia en el diseño industrial con especialidad en mobiliario y en consultoría de diseño. El estudio desarrolla proyectos en Latinoamérica y Europa, y sus productos son realizados a medida tanto para proyectos especiales como para procesos industriales.
Por el lado de hmoz arquitectos trabajó en la EMI el arquitecto Paco Hernández, recibido en 2012 y con varios trabajos reconocidos (Parador Ocean Beach, Concurso de Vivienda de Arquitectura Rifa, Concurso del Cerro Pan de Azúcar) y destacada actividad académica en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República. De su trabajo se resaltan recientemente varios proyectos seleccionados para la Bienal de Arquitectura de Pamplona (España).

EMI
En pleno proceso de construcción, durante los meses de invierno. Foto: Paco Hernández.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error