EXPERTOS HABLAN DEL TEMA

Prevenir los siniestros de tránsito, en la Noche de la Nostalgia y todo el año

Un grupo de expertos recomienda medidas para reducir la siniestralidad en el tránsito durante todo el año.

Colocan multas difíciles de apelar y no siempre dan información sobre lugares para contrastar la prueba de espirometría. Foto: Marcelo Bonjour
Foto: Marcelo Bonjour

La Noche de la Nostalgia es una de las fechas que más público convoca en Uruguay: hay fiestas en boliches, restaurantes, clubes o casas. Habrá música en todas partes y no faltarán las bebidas alcohólicas, por lo que las autoridades piden a los conductores que no beban.

En agosto se desarrolla una campaña de concientización para prevenir siniestros de tránsito, realizada por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) y la Junta Nacional de Drogas (JND), con apoyo de la Red Nacional de Víctimas y Familiares de Siniestros de Tránsito, la Academia de Conducir Luz Verde, el Programa Seguridad Vial, MVDfilms y Nuevo Siglo TV.

Además, puntualmente se hará un operativo de control y fiscalización de tránsito a partir de la tarde del 24 hasta la mañana del 25 de agosto.El concepto que se transmite es que para conducir, la única tasa segura de alcohol en sangre es cero. En distintos boliches del país se hace una intervención basada en el testimonio de un joven que tuvo un siniestro de tránsito tras consumir alcohol. Según Unasev, lo que se busca es sensibilizar sobre el tema para que se comprenda la responsabilidad que cada uno tiene al volante.

Propuestas:

En mayo, la Academia Nacional de Medicina realizó un coloquio sobre la problemática y los expertos que participaron mencionaron algunos cambios que, a su juicio, son necesarios en el marco de la legislación vigente.

Por ejemplo, en relación a niños y jóvenes, dijeron que habría que implantar un sistema gradual de acceso al permiso de conducir. Respecto a los mayores, recomendaron buscar un equilibrio entre autonomía y seguridad en la movilidad: hacer pruebas de aptitudes a los mayores de 80 años y dar instrumentos de autoevaluación sobre la conveniencia de seguir manejando.

Sobre los peatones, los especialistas señalaron que sería bueno trabajar en campañas de sensibilización, sobre todo dirigidas a los mayores de 80 años que circulan en ciudades. Resaltaron la necesidad de situar al peatón en su ámbito de responsabilidad en relación a la normativa de circulación en la vía pública.

También hicieron sugerencias pensando en los ciclistas: llamaron a revisar los niveles de exigencia en relación al cumplimento del código de circulación y plantearon que habría que aumentar las exigencias de seguridad, especialmente en relación al uso del casco y luces.

En relación a los conductores de birrodados, destacaron la necesidad de que sea obligatorio que haya cursos periódicos de formación. Aseguraron que habría que aumentar las exigencias y sanciones de incumplimiento a los titulares de las empresas de repartos. La venta de motos, además, debería ser bajo obligatoriedad de la incorporación de casco homologado.

Para los conductores de autos y otros vehículos, señalaron que la necesidad de establecer un sistema de formación continua que les ayude a mejorar aptitudes y actitudes al volante. Además, aconsejaron instaurar la libreta “por puntos” y un sistema de estímulos por buen cumplimiento.

Sobre el uso del celular durante el manejo y la distracción que esto representa, indicaron que habría que promover el bloqueo del teléfono en esos momentos.

Los expositores del coloquio fueron el director de la Policía de Tránsito, Paulo Costa; el coordinador honorario de la Unidad de Análisis de Siniestralidad y Lesividad de la IMM, Gerardo Barrios; el presidente del Automóvil Club del Uruguay, Jorge Tomasi; y el presidente de la Unasev, Fernando Longo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)