INN CONTENT PARA HOSPITAL BRITÁNICO

Policlínica del Viajero: el nuevo servicio que se incorpora al Hospital Británico

La especialidad apunta a brindar asesoramiento y asistencia a quienes por placer o por trabajo deben planificar un viaje. El servicio incluye asistencia tanto pre como post viaje. 

Policlínica del Viajero
La especialidad médica  integra diversas áreas de conocimiento, como la epidemiología, la pediatría, la infectología y la medicina tropical. 

En el marco de su política de mejora continua, el Hospital Británico puso a disposición de sus asociados un nuevo servicio, la Policlínica del Viajero, enfocado en brindar asesoramiento y asistencia a quienes por placer o por trabajo deben planificar un viaje.

La institución adopta así una especialidad médica –la medicina del viajero- que integra diversas áreas de conocimiento, como la epidemiología, la pediatría, la infectología y la medicina tropical, entre otras, y es importante tanto en lo previo como al regreso del viaje.

El crecimiento sostenido de los viajes y la actividad turística, así como el acceso a más y mejor información sobre los distintos destinos, hacen del asesoramiento al viajero un insumo fundamental a la hora de planificar un viaje.

La asistencia al viajero incluye una evaluación del riesgo, individualizada y de calidad, asociada al viaje y dependiendo de las condiciones sanitarias de quien viaja, en función del itinerario previsto, las actividades asociadas y potenciales exposiciones, conforme las recomendaciones internacionales y los perfiles epidemiológicos actualizados de cada uno de los lugares de destino.

La evaluación pre viaje está orientada entonces a minimizar los riesgos de enfermedades, proveer las inmunizaciones necesarias y a brindar recomendaciones sobre conductas de prevención a exposiciones ambientales (uso de repelente, protección de barrera, cuidados en turismo extremo o de altura, prevención de enfermedades de transmisión sexual, entre otras).

La asistencia post viaje, en tanto, permite contextualizar los riesgos en una persona que ha estado fuera del país. Un correcto registro en la historia clínica, enfocado en los aspectos particulares del viaje, así como la cronología y tipo de síntomas, un examen físico acorde y la posibilidad de exámenes de laboratorio, hacen de esta instancia más que una consulta médica rutinaria.

“El objetivo es asesorar al paciente, individualmente o al grupo familiar, de los riesgos sanitarios al viajar, en función de las características propias de la persona y del tipo de viaje”, apuntó el doctor Luis Calegari, médico parasitólogo, especialista en Medicina Tropical y uno de los referentes de la Policlínica del Viajero del Hospital Británico.

“Es importante conocer al paciente, sus antecedentes clínicos y así poder trabajar en la prevención, así como las características de cada lugar de destino, las situaciones específicas que se pueden plantear en materia de medio ambiente, alimentación y agua, por ejemplo”, apuntó el doctor Fernando Bazzino Rubio, pediatra especializado en Infectología Pediátrica y otro de los referentes del nuevo servicio.

La eventual necesidad de vacunación, prever la medicación que se consume regularmente, considerar la historia clínica y ponderar el tipo de viaje –negocios, trabajo, turismo aventura, playa, etc- así como la exposición a las condiciones específicas de un destino, hacen imprescindible la consulta, coincidieron ambos profesionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados