Animales alimentan crías con ellos y se intoxican por químicos

Plásticos tóxicos y letales

Los desechos plásticos se han convertido en una de las mayores amenazas para la biodiversidad marina. Según datos científicos, cada año llegan al océano entre cuatro y doce millones de toneladas de plástico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"La isla de desechos del Pacífico es la más grande".

Por eso, Qamar Schuyler, de la Universidad de Queensland (Australia), lideró un estudio para saber cómo afectaba el plástico a las tortugas marinas. "Realicé la investigación debido al problema que representa el aumento de la contaminación con plásticos en la vida silvestre en todo el mundo. Las tortugas son, además, una especie vulnerable, con tres de sus especies entre las seis más afectadas", explicó Schuyler.

La investigación, que fue publicada en el último número de la revista Global Change Biology, concluyó que 52% de las tortugas marinas han ingerido plástico.

Según se vio, las costas este de Australia, Estados Unidos, el sudeste asiático, Sudáfrica y Hawai son las más peligrosas para estas especies, debido a la alta cantidad de basura y a la diversidad de especies de tortugas que viven en ellas.

Tóxico y letal.

"Definitivamente, las tortugas están en peligro por los plásticos, y esto se suma a los factores de estrés que sufre su población, como la pesca y las capturas", explicó Schuyler.

"Pueden morir directamente por la ingestión de plásticos por la obstrucción de los intestinos o por medio de la perforación de la pared intestinal. También pueden experimentar impactos subletales, tales como la disminución de su dieta", indicó el especialista. Básicamente, la tortuga se siente "llena" por el plástico y, debido a ello, no come tanta comida con carga nutricional como debería.

Pero eso no es todo. El animal también sufre efectos potencialmente tóxicos de las sustancias químicas que liberan los plásticos. "Estos productos químicos se pueden incorporar a los plásticos en el momento de la fabricación o pueden ser absorbidos sobre las partículas de plástico cuando están a la deriva en el océano. De cualquier manera, una vez que la tortuga los ingiere, estas sustancias pueden ser liberadas en su cuerpo", agrega Schuyler.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos crearon mapas con los puntos donde habitan las comunidades de tortugas y donde se reúne la mayor concentración de basura marina. Además, realizaron autopsias de las tortugas para ver las consecuencias de ser expuestas al plástico.

Según ese análisis, no hay diferencia entre el consumo de plástico de una tortuga que vive en la costa y otra que es capturada por pescadores mar adentro. Ambas han sufrido de igual forma con la contaminación.

Sí se pudo saber que la tortuga de la especie olivácea (Lepidochelys olivacea) es la más afectada por esta contaminación. Se trata de una especie que generalmente se alimenta de medusas y otros animales que flotan; generalmente comen en el océano abierto, donde la basura se acumula.

Más evidencia.

Este estudio se relaciona con otro que fue publicado dos semanas atrás y concluyó que más del 60% de las aves marinas comen desechos plásticos. Sus estimaciones indicaron que el porcentaje alcanzará al 99% para el año 2050.

Laurence Maurice, del Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia, señaló que cada año se matan en el mar 1,5 millones de animales. "En el Pacífico Norte, 30% de los peces han ingerido plástico en su ciclo de vida", puntualizó el autor de este estudio científico.

Tal es el volumen de basura que hay en el océano, que los estudios recientes no vacilan en calificar este nivel de basura como "el séptimo continente".

"La isla de desechos del Pacífico es la más grande. Las otras son un poco menores", pero ahí están, dijo Maurice.

Un artículo publicado en 2012 ya advertía que estos residuos de microplástico —sobre todo los menores de cinco milímetros— conformaban una "sopa mortal" para el ecosistema marino. Esta investigación fue llevada a cabo por expertos de la Universidad de California y publicada en el periódico Biology Letters de la sociedad de investigación británica Royal Society.

Las expediciones científicas han encontrado estos microplásticos hasta a 1.500 metros de profundidad en el mar.

El motivo por el cual estas masas flotantes de residuos no llegan a las costas es porque las corrientes marinas las han arrastrado hacia el centro en remolinos gigantes, donde el agua es "como un lago".

Según explicó Maurice, las especies marinas confunden los residuos plásticos con alimento y mueren al ingerirlos.

"Estas aves están dando pequeños trocitos de plástico a sus bebés. Un joven albatros (similar a la gaviota) fue encontrado muerto con el estómago lleno de plástico porque los padres estaban confundiendo la comida con las tapas de botellas", comentó la experta.

Para preservar la biodiversidad marina, los especialistas llaman a disminuir la cantidad de desechos que se arrojan al mar en las costas y a través de los ríos. (Fuente: El Mercurio/GDA y AFP)

LAS CLAVES

1.Causas

Las tortugas pueden morir directamente por la ingestión de plásticos debido a una obstrucción que se produce en sus intestinos o por medio de la perforación de la pared intestinal. También pueden abandonar su dieta.

2.Tóxico

El animal también sufre por las sustancias químicas que liberan los plásticos. Estos productos se pueden incorporar en el momento de la fabricación al ser absorbidos por las partículas de plástico cuando están a la deriva.

3.Mapeo.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos crearon mapas con los puntos donde habitan las comunidades de tortugas y donde se reúne la mayor concentración de basura marina. Además, realizaron autopsias para ver las consecuencias.

SABER MÁS

PLANTAS SE ALEJAN DEL CALOR

Cambios. Unos 500 metros más arriba

Observaron que las plantas se desplazaron hacia arriba un promedio de 500 metros: desde los 4.600 metros hacia los casi 5.100. El mundo natural se modifica en reacción a los cambios, remarcaron.

Plantas. Se mueven hacia puntos más altos

El cambio climático está influyendo en la distribución de las plantas tropicales de montaña, desplazándolas hacia mayor altura, concluyó una investigación desarrollada por la universidad danesa de Aarhus.

Ecuador. Comparación con datos históricos

Según la revista Proceedings of the National Academy of Science, estudiaron la distribución de la flora del volcán Chimborazo (en Ecuador) y compararon datos históricos de 1802 con los actuales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados